CAPITULO 30

2.8K 436 78

Jimin se voltio de nuevo. Jungkook jaló su cara para que lo enfrentara.

-Mírame Jimin. Somos compañeros. Nada va a cambiar eso, a menos que pierdas en la jaula. Y voy a poner toda mi fe en ti para que no dejes que eso suceda. Sé que me protegerás.

-¿Como protegí a Yoongi?

Jimin se levanto de la cama y se paseó, con los puños apretados y fuego en sus ojos. Lucía mortal, pero Jungkook sabía que era rabia hacia su interior, no hacia él.

Jungkook solo miró a su compañero hasta que no pudo soportarlo más.

-Dime lo que sucedió. ¿Cómo fue que perdiste?

Jimin se congeló. Exhaló. Se dio la vuelta y se enfrentó a Jungkook.

-Fue un lobo llamado Shownu. Grande, fuerte, y loco como el infierno. Debí haberlo sabido. Lo supe, pero ya era demasiado tarde. Él se quebró, supongo. Había estado tan excitado que botaba espuma, atacó a su dueño, y en algún lugar en medio de todo eso, tomó un cuchillo.

Jungkook envolvió sus brazos alrededor de su propio cuerpo, abrazandose a sí mismo.

-¿Un cuchillo? Eso es ilegal.

-Eso es cierto. Supongo que estaba demasiado ido como para preocuparle. Él comenzó a cambiar, y Yoongi me advirtió. Yo cambié, pero a último momento, él no lo hizo. Lo ataqué, y me apuñaló. Entonces caí.

Jungkook jadeó, y Jimin levantó la vista para encontrarse con su mirada.

-Me perforó el pulmón. Colapsé, y no podía hacer nada. Apenas si podía respirar y no podía moverme.

Jimin cerró los ojos, y Jungkook sabía que estaba reviviendo ese horrible momento.

-¿Ganó?

Jimin se salió de su visión del cuerpo de Yoongi, tan quieto, tan bello, incluso en la muerte.

-Fue todo ilegal. Es por eso que no he perdido mi título. Pero él tomó a Yoongi, en ese momento, en el piso de la jaula, y mientras lo estaba cogiendo, le rompió el cuello. Lo mató.

El corazón de Jimin todavía intentaba pararse cuando lo recordaba.

-Oh Jimin.

La voz de Jungkook contenía en cada trocito tal horror y dolor. Sin embargo, no había lástima.

-Lo siento mucho.

No se acercó, y por eso Jimin estaba agradecido.

-¿Nunca golpeaste a Yoongi?

Jimin negó con la cabeza, con cuidado de no decir que Yoongi nunca le había dado una razón para golpearlo.

-Bueno, eso sólo sirve para demostrar lo inteligente que Yoongi era y lo tonto que soy yo.

-No eres tonto. Eres... ingenuo. No sabes, no entiendes lo que es estar en la jaula. Lo peligroso que es. Las apuestas son altas, y los perdedores...- exhaló -Perdí todo cuando Shownu mató a Yoongi.

-Lo sé. Tú lo amabas- se acercó, tocó su brazo y el calor se extendido -Y sé que no sientes lo mismo por mí. Sé que realmente no quieres volver a pelear, pero tienes que hacerlo. Lo entiendo.

Jimin abrió la boca para hablar, pero Jungkook usó los dedos para detenerlo, colocándolos sobre sus labios.

-Lo entiendo. No espero amor entre nosotros, así que no te preocupes por eso. Somos compañeros. Socios en la jaula. Eso es todo.

«¿Sólo los socios?»

Si eso es así, ¿por qué el corazón de Jimin dolía al escuchar esas palabras?

Jimin lo miró fijamente durante un momento. Era un esclavo sexual entrenado, vendido a un dueño y a quien se le dijo que se apareara con un hombre lobo. El amor no figuraba en eso, no para Jungkook.

-Vístete. Necesitamos ir a entrenar.

Se sentó en la orilla de la cama, agarró sus botas, y se las puso. Fue al intercomunicador y pidió un escolta.

Jungkook tomó su burka y se metió en ella. Se puso el velo sobre su rostro, pero no podía ocultar su ojo negro. Frunció el ceño y se unió a Jimin en la puerta.

-Si. Envíen a un guardia ahora.

Jimin miró a Jungkook, y luego se apoyó contra la puerta.

-Deben estar aquí en unos minutos.

Ojo negro o no, era todavía hermoso.

-¿Jimin?

-¿Sí?

Jungkook abrió la boca pero la cerró. Tragó saliva y lo intentó de nuevo

-¿Pasa algo malo?

En ese momento llegó el guardia, y Jimin no respondió. 

************************

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

************************


Peleando Por Ti (Jikook)¡Lee esta historia GRATIS!