CAPÍTULO 13

6.8K 610 82

DRAC©
Capítulo 13

AMBER SULLIVAN

Mi respiración era irregular, mi corazón latía a la velocidad de un vértigo, mi cuerpo estaba empapado en sudor. Me detuve apoyando mis manos sobre mis rodillas para recuperar el aire. Observé como el resto de la clase corría a mi alrededor.

-¿Por qué mierda tomé gimnasia como extracurricular?-bufé para mi misma, con la lengua afuera.

Cuando la hora acabó, caminé hasta las duchas, me cambié de ropa mientras recuperaba la postura. Escuché a Maddison acercarse junto a sus amigas.

-Es una perra...-dejó de hablar al verme y un astibo de sonrisa apareció en su rostro-Amber Sullivan-exclamó mordiéndose una de sus uñas postizas con una mirada extraña-Te advierto algo, solo porque me caes bien-sus amigas soltaron unas carcajadas hipócritas.

Coloqué mis zapatos ignorando su presencia pero ella continuaba hablando.

-Aléjate de Drac-me amenazó.

Mis cejas se juntaron. Esto debía ser una jodida broma.

-No se de que hablas-pasé por su lado para irme pero su mano me detuvo.

-No eres para el-me observó a través de sus largas pestañas postizas-El es mucho para ti, no podrías soportar todo lo que hay detrás de su nombre-se dió media vuelta mientras observaba el lugar como si jamás lo hubiese visto-El necesita a una chica fuerte, no a una pobre chica casi huérfana.

No logró terminar cuando golpeé su nariz con fuerza. Maddison me observó indignada y se abalanzó sobre mi, pero fui mas rápida y la logré esquivarla. Sus manos halaron de mi cabello hacia a ella. La mordí en el brazo y ella me soltó, iba a continuar cuando alguien me sostuvo de la cintura impidiéndome seguir arrancando sus falsas extensiones.

-¡Amber!-observé a Thomas detrás de mi hombro.

-¡Maldita zorra!-gritó Maddison observando sus extensiones en el suelo-No sabes con quién te has metido-negó con su cabeza.

-Fue un placer, princesa-sonreí con burla.

Su naríz estaba roja y un líquido rojo, sangre, salía de sus fosas nasales, su ceja estaba partida al igual que su boca y sus extensiones se habían esparcido por el suelo. Thomas me cargó hasta que nos alejamos lo suficiente de Maddison y sus perras. Sinceramente no la había golpeado porque estuviera amenazandome con alejarme de Drac. La golpeé porque había insinuado que era casí huérfana. Un dolor se instaló en mi pecho y de un momento a otro quería llorar.

-¿Qué diablos pasó allá adentro?-indagó Thomas, dejándome en el suelo.

-Me sacó se quicio y la golpeé-dije cabizbaja, mientras aislaba a las lágrimas.

Thomas me observó preocupado, sin embargo, no dijo absolutamente nada al respecto. Sus brazos envolvieron mi cuerpo y besó mi cabello. Cuando nos separamos, ya me sentía mejor.

-Gracias-una sonrisa se formó en mis labios.

-De nada, pequeña-besó mi mejilla con ternura-estoy para tí, siempre.

Después de eso me llevó a mi casa, subí las malditas escaleras con desgano. Tan pronto abrí la puerta, me encontré a Hachi sentando en el sofá viendo una película. Me preguntaba si el entendía lo que estaba viendo.

Dejé mis cosas sobre el mesón y tomé un vaso de agua. Estaba cansada tanto físicamente como emocionalmente. Observé a mamá salir de la ducha en sólo una toalla alrededor de su cuerpo.

DRAC© [1] #PNovel¡Lee esta historia GRATIS!