CAPITULO 29

2.7K 437 36

Comieron en silencio. Después de que Jimin recogiera los platos.

-Dijiste que practicaríamos hoy en la mañana.

-Cierto. Quiero que trabajes en lo de guiarme cuando esté en mi forma de lobo.

Regresó a la sala y empujó el sofá fuera del camino.

-Está bien. ¿Cómo puedo hacer eso?

Jungkook se apoyó contra la pared, mirando. Jimin no lo veía a la cara. Tal vez era demasiado feo, con este ojo negro, y no quería verlo.

-Voy a cambiar. Entonces me dirás qué hacer. Dame algunas órdenes, y vamos a ver si te puedo escuchar y obedecer.

               Recuerda que voy a estar en mi forma de lobo, y tu voz tendrá que ponerte en contacto conmigo en el interior.

              No será fácil. Pero con mi compañero ayudándome, tengo una ventaja sobre mi rival. Él tiene que manejarse a puro instinto, solo.

Jimin cerró su los ojos, la vibración comenzó, y cambió.

Cada vez que Jungkook veía el cambio, se maravillaba. Tal vez una pequeña parte de él deseaba poder cambiar también.

Jimin, el lobo-Jimin, se sentó y esperó.

-Camina por la habitación.

Jungkook no tenía ni idea de lo que estaba haciendo o de cómo dirigir a un hombre lobo.

El lobo se quedó donde estaba. Él no estaba escuchando. Jimin había dicho que sería difícil, pero tenía que llegar a él de alguna manera.

Intentó de nuevo. Esta vez, trató de sonar más fuerte y en control. Profundizó su voz:

-Camina por la habitación.

El lobo se levantó sobre sus cuatro patas y trotó alrededor de la habitación, volviendo a su lugar original. Jungkook le sonrió.

-Siéntate.

El lobo se sentó. ¡Esto era genial! podía escucharlo y entenderlo.

-Métete en la cama.

Trotó a la cama y saltó en ella.

-Ahora acuéstate- El lobo siguió sus órdenes.

Jungkook corrió hacia la cama y se subió. Hundió las manos en la piel del lobo y suspiró.

-Eres tan hermoso de esta forma. Tan suave, pero peligroso.

Acarició la cabeza del lobo y luego consiguió un lenguetazo en su rostro. Jimin le sonrió, su larga lengua colgando de su boca.

Tomó al lobo por los lados de su enorme cabeza y puso sus frentes juntas.

-Soy tuyo Jimin, así seas un hombre o un lobo.

Otro lenguetazo le dio. 

Se acostó con la cabeza apoyada a un lado de Jimin. Sus miradas se encontraron, pero Jungkook aparto sus ojos. 

Se quedaron así durante un rato, y luego un suave guau de Jimin sonó, y Jungkook se levantó.

-Es hora de entrenar, ¿no?-  Quería seguir así durante todo el día, pero tenían trabajo por hacer.

El aire vibró, y Jimin estaba sentado en la cama con él.

Los ojos de Jungkook se llenaron de lágrimas.

-Lo siento por verme así, pero dijiste que sólo duraría una semana. No te preocupes. Voy a ser bonito de nuevo.

Se aferró a la mano de Jimin.

-¿Qué fue lo que dijiste?

-Dije, que iba a estar bien, tan bonito como antes, y tú podrás mirarme de nuevo.

Jungkook removió las cobijas, vio la mirada sorprendida de Jimin. Esté se pasó las manos por la cara.

-¡Dios! Esto no se trata de eso Jungkook.

Tomó una respiración profunda y exhaló.

-Yo te golpeé. Te he hecho daño. Fue un error, y te juro que nunca te tocaré así de nuevo. Jamás. Lo juro.

-Te creo.

-Sólo... la idea de que luches en la jaula, estando de pie frente a otro hombre lobo, alguien tan superior en fuerza, sólo eso me hace morirme de miedo Jungkook.

 la idea de que luches en la jaula, estando de pie frente a otro hombre lobo, alguien tan superior en fuerza, sólo eso me hace morirme de miedo Jungkook

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

******************************

Peleando Por Ti (Jikook)¡Lee esta historia GRATIS!