Prólogo ó "Como huir de los problemas"

1.4K 185 97

Mierda. Mierda. Mierda.

Yuratchka "Yuri" Plisetsky, estaba seguro había palidecido más de lo que ya era. Debía estar tan blanco como la leche, quizás con una expresión algo enfermiza; no soportaba el dolor de cabeza a causa de haber bebido demasiado la noche anterior, y las sabanas de seda, que aunque se sentían agradable el cómo rozaban su piel desnuda, logró que se diera cuenta de la gravedad de la situación.

Esa habitación no era suya. Con expresión cansada y una mano acariciándose la frente, en donde se concentraba la jaqueca, intentó repasar lo que había pasado y como había terminado desnudo en la habitación de un completo extraño. "La boda de mi hermano y el cerdo fue ayer, hui de la fiesta y salí a beber... sólo, por supuesto... después... después no recuerdo... Cielo santo, ¿cuánto bebí?".

El sonido de alguien removiéndose junto a él lo sacó de sus pensamientos. Por supuesto que se había percatado que después de todo había terminado en la habitación de un hombre: los colores entre negro y rojo de las pareces y un inconfundible aroma a encierro, algo de ropa masculina amontonada en un fino escritorio al fondo de la habitación, montones de posters de bandas de rock y mujeres sensuales de la revista playboy y una guitarra envuelta en delicado cuero que reposaba pacíficamente en la esquina. Lentamente, Yuri dejó de mirar la habitación impresionado de sus propias acciones, y clavó el par de ojos verdes en el cuerpo a su lado.

Al instante separó los labios. Desnudo y dándole la espalda, un hombre dormía plácidamente abrazado a la almohada enfundada en seda... las sabanas apenas le cubrían las caderas y un trasero bien formado. Por un momento sintió su corazón saltar: ¡el tipo tenía un maldito cuerpo de infarto!.

Los músculos se marcaban en una espalda perfectamente formada y a leguas perteneciente a alguien que haría ejercicio físico –Yuri podría apostar que de verlo de frente, seguro se le marcarían lo abdominales y pectorales–, tenía la piel de un color caramelo... se veía suave y bronceada, un espeso cabello negro que lamentablemente le cubría el rostro y él no se sentía lo suficientemente valiente como para removerlo y mirar si el rostro de ese desconocido haría tanta justicia divina como su cuerpo. Sus ojos viajaron de los lacios cabellos hasta un tatuaje celta en un brazo.

"Puta madre... un chico malo..." Sonrió con expresión amarga. Yuri definitivamente, ni borracho sabía escoger bien a los hombres –Ni emocional ni sexualmente–, sin embargo un agradable calor viajó hasta su vientre... "espera... ¿Qué es eso?....", finalmente se inclinó un poco y sus mejillas se tornaron rojas: algo que no había notado antes, y es que marcas rojizas de arañazos adornaban la espalda bronceada del hombre pelinegro.

Diablos... había tenido sexo salvaje la noche anterior, había sido el pasivo que por cierto, nunca antes lo había sido –Lo sentía en su trasero que hasta ahora notaba adolorido– y era incapaz de acordarse. Aunque... Yuri lo admitía, pensar en que se había acostado con ese hombre junto a él, lo calentaba.

Pero, él no estaba preparado para afrontar una aventura de una noche. Era gay, y eso no significaba que fuera estúpido o crédulo, no se iba a quedar allí para que aquel sensual hombre de espalda marcada y sexy trasero, lo echara de la minúscula habitación en cuanto abriera los ojos.

Poniéndose de pie con sumo cuidado de no despertar al desconocido de pelo negro, Yuri se apresuró a tomar sus cosas ignorando el hecho de que apenas podía mantenerse en pie con sus piernas temblorosas y que casi no podía inclinarse del dolor en su parte trasera.

Estaba toda su ropa esparcida en el suelo...o casi, porque lo único que le fue imposible encontrar fueron los bóxers de leopardo, que su hermano le había regalado en broma para navidad pero que Yuri jamás había aceptado que le encantaron. 

Rendido y en un suspiro silencioso, se subió los pantalones sin ropa interior, se hizo una trenza en su largo cabello rubio, y mientras caminaba a la puerta se colocó la camisa. Toda su ropa apestaba a alcohol, pero podría aguantar hasta que llegara a casa.

Sin poder evitarlo pasó a mirar sobre su hombro para comprobar que el chico en la cama no se había movido... Quizás estaba muy bien bebido, tanto como él, porque por la pinta de la habitación y los posters de mujeres semi desnudas le daban a entender que al hombre sensual que se había tirado, definitivamente no le atraían los hombres. Sintió una pequeña punzada de decepción que rápidamente se obligó a olvidar, Yuri Plisetsky estaba cansado de los amores imposibles, y no iba a sumar el cuento de enamorarse de un hombre heterosexual a su pequeña lista de decepciones.

–Adiós, desconocido...–Susurró antes de finalmente salir de la habitación, del departamento y de la vida de aquel hombre de cabellos negros que ni siquiera había podido conocerle el cómo se veía su rostro.


¡Les envío un lindo saludo a las fans de Pliroy!

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

¡Les envío un lindo saludo a las fans de Pliroy!. Aquí les traigo mi primer fanfic yaoi, que tengo el enorme placer de que sea de mi OTP. Aunque no me centraré solo en ellos, y espero tener la oportunidad de abordar otras parejas... entre ellas el Victuuri.

Quiero aclarar que:

1. El fanart utilizado en la portada NO es mío, pertenece a Drei SJ (aegisdea . tumblr . com), chequeen su Tumblr, tiene unos de los mejores fanarts Pliroy y es tan fan de ellos como todos los que leen este fic (si es que alguien lo hace xD).

 2. en esta historia, Yurio y Victor son medio hermanos, comparten madre, pero no padre, es por eso que Yuri menciona en el prólogo la "boda" de su hermano mayor con el japonés Yuri Katsuki. 

3. Esta será una historia que espero no sea tan larga, el tiempo de actualización depende de lo que me demore en escribir un capítulo.

4. Los capítulos pueden estar sujetos a revisión y búsqueda de errores, por lo que si ven alguno no duden en escribirme.

5. ¿Habrá R18? Sí, y mucho seguramente.

6. El título hace referencia a una canción que será nombrada más adelante.

Espero que esta historia guste un poquito y así pueda continuarla. Un saludo para el hermoso fandom de Pliroy.

Alice M Craven.

Shape Of You (Pliroy)¡Lee esta historia GRATIS!