Prólogo.

2.8K 108 3

Mi pie se estampó contra su cara lanzándole fuertemente hacia atrás. Mis manos volaron hacia mi boca con asombro y vergüenza mientras tapaba con la sabana mi cuerpo semi-desnudo.

-Lo lamento -me disculpé rápidamente al ver como Jesse se ponía una mano en la nariz, sobándola por el dolor. Su dirá mirada me caído escalofríos y solo curve mi labio bajando la cabeza.

-Estoy harto -dijo levantándose- es la segunda vez que me pegas en menos de diez minutos ¿es que acaso eres virgen?

Suspire bajando la cabeza avergonzada. Mi mala experiencia hacia que me pusiera nerviosa cada vez que ellos me tocaban y no tenia más remedio que usar mis extremidades como medio de "defensa".

-No puedo creerlo -dijo llevándose una mano a la frente- estuve a punto de acostarme con una chica virgen.

-¿Es eso malo? -pregunte inocente. Él levantó la mirada incrédulo poniéndose sus pantalones.

-¿Si es malo? ¡Malísimo! Eres una chica inexperta, y mejor me iré de aquí antes que me quiebres la nariz o alguna otra parte de mi cuerpo.

Mis ojos se cristalizaron y me dieron unas inmensas ganas de llorar. Pero no lo hice, escondí mi cabeza bajo las sábanas y cerré los ojos tapando mis oídos para no escuchar cuando él dejaba la habitación.

La puerta se cerro fuertemente provocándome un pequeño salto. Después salí de muy pequeño e inofensivo escondite mirando la habitación ligeramente iluminada por la luna.

------------------------------------------------------
Aclaro esta novela no es mía, solo la leí en versión Luke Hemmings y quise compartirla con ustedes en versión Niall Horan.

Créditos a su escritora.

Virgen a los 25 (nh)¡Lee esta historia GRATIS!