007; Gone Pt1

5.3K 395 27


Paso mi mano de manera frustrada por mi rostro, llevabamos probablemente cerca de diez minutos escuchandos las continuas quejas de Clary con respecto a la situacion de Simon y nostros aun aqui sin hacer nada

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Paso mi mano de manera frustrada por mi rostro, llevabamos probablemente cerca de diez minutos escuchandos las continuas quejas de Clary con respecto a la situacion de Simon y nostros aun aqui sin hacer nada.

— ¡Ya se! —Hable llamando la atención de la pelirroja— Dejamos a Simón con los vampiros y que viva eternamente —Al terminar de hablar veo su rostro y murmuro un bajo "Perdón"

—Es buena idea—Alec me acompaña con una leve sonrisa en su rostro

—Mientras nosotros consideramos estupidas opciones, mi amigo está sufriendo—Recuerda Clary y suelto un bufido volviendo a sentarme.

—Ellos rompieron el acuerdo, si se lo decimos a la clave quizás nos sermoneen y luego nos agradeceran—Dice Jace y todos asentimos estando de acuerdo con el

—Igual no encuentro la forma de salir de aquí sin una explicación.—dice enderezandose— Necesitamos armas y no sé cómo vamos a conseguirlas sin que nos vean.

—Yo se donde conseguirlas.

...

—¿Que hacemos en un cementerio? —Pregunto caminando entre las lápidas seguida de Alec y su hermana

—Buscando a la señora Merry Milligan, nació un 10 de enero de 1802 y murió el 10 de enero de 1878—Contesta Izzy pasando por mi lado con su teléfono en mano.

—Alec, vamos—Jace le hace una seña al pelinegro quien lo sigue

–¿Que buscamos exactamente en esa señora?—Pregunta mi hermano apoyándose en uno de los árboles

—Muchas armas—Jace eleva su mirada y vuelve a buscar.

—Escondidas en la mujer —Agrega Izzy

—¿Por que hay armas de Shadowhunters aquí?—Clary eleva su mirada y luego recorre el lugar con la misma

—Por que las religiones antiguas reconocían a los demonios—Joe le contesta a Clary y lo miro elevando una de mis cejas

—¿Y tú como sabes eso?—Pregunto intrigada

—Es cuestión de leer un libro, Dark—Dice en tono burlón y yo palmeó su hombro

—Olvidaron la amenaza por que los protegemos—Alec es el que habla mirando lápida por lapida—Tipica falta de imaginación mundana.

—¿Nuestro trabajo fue demasiado bueno?—Veo a Izzy detenerse mirando a su hermano con incredulidad— No puedes ceder, ¿No?

—¿Sabes que...?

—Alec, ¿Por que no ves junto al ángel?—Jace interrumpe a los hermanos antes de que comiencen a pelear, el último nombrado lo mira de reojo y se va donde se le indico.

Me alejo de ellos con Joe para dejar que Jace y Clary hablen para luego el primer nombrado ir a hablar con Alec.

—¿Crees que estamos haciendo bien? —Mi hermano me habla mientras busca al igual que yo

—¿El que?—Pregunto sin mirarlo, intentando encontrar dicha lapida.

—Esto, quedarnos aqui—Susurra mirando hacia atrás

—Tengo que hacerlo, sabes que tengo que cuidar tanto de Clary como de ti—Contesto chocando con una gran tumba —Demonios...—Susurro hasta que leo el nombre escuchando también como Izzy se va en busca de información.—¡Jace, Alec! La encontre—Elevo mi mano y ellos se acercan hasta mi con la pelirroja detrás de ellos —Mery Mulligan, querida servidora.

—¿Quien querría eso en su lápida?—La pelirroja pregunta

—Alguien que sirvió a una causa más grande que ella misma—Responde Alec viendo la tumba y sacando el polvo acumulado.

—Por lo menos ahora es asi—Jace saca su estela—Abracadabra.

—¿En verdad dicen eso? —Clary pregunta con emoción en su voz

—No Clary, no lo decimos—Doy golpes en su espalda mientras Jace pasa su estela y con ayuda de Alec la abren dejando a la vista las armas.

—¿Donde está la señora Mulligan?—Clary toma una de las espadas de Serafín la cual se ilumina.

—No toques eso, no sabes cómo usarlo—Alec la mira cruzando sus brazos

—¿En serio, como en el pandemónium cuando mate aquel demonio?—Clary intenta hacerse la interesante frente al pelinegro y yo me acerco a ella sacándole la espada de entre las manos.

—En el pandemónium un poco más te orinas en tus pantalones, Clary. Fue pura suerte que matarás a ese demonio—Le digo dándole el arma a Jace nuevamente y veo a Alec con una mueca en su rostro ocultando una sonrisa

—Basta, yo le enseñaré como usarla—Jace sale defendiendola como siempre —¿Ven algo que les sirva aquí?

Mi hermano por su parte toma una de las espadas.

—No hay un arco aquí, necesito uno—Ladeo mi cabeza al notar que Alec habia hablado al mismo tiempo que yo

—Genial...—Lo oigo murmurar bajo

—Necesito poner runas en las flechas—Suspiro ignorando a Alec

—En el instituto —Alec agrega segundos después de mi —Debo irme—Dice dándose media vuelta

—Voy contigo—Comentó siguiéndolo—Joe, no te separes de ellos— Señaló a mi hermano quien eleva sus manos y asiente

—¿Como volverán entrar al instituto?—Jace nos sigue y hace que nos giremos

—Por la puerta de atrás, no creo que nos molesten si somos solo dos—Responde el chico a mi lado

—Bien, ve. Puedo terminar aqui yo solo—Jace se gira algo molesto y veo como Alec está dispuesto a irse pero yo lo detengo tomándolo del antebrazo tirando de el mientras le hago señas con las manos para que hable con su Parabatai.

Los dejo solos y mientras voy caminando, tengo que esperar a Alec en la entrada del cementerio ya que no se donde queda la puerta trasera o el instituto en si. Hasta que lo veo venir y pasa por mi lado, por inercia lo sigo y escucho hablar.

—¿Que tan buena eres con el arco?—Pregunta mientras caminamos unos cuantos minutos ya llegando

—Lo suficientemente buena como para dispararte en el ojo diez veces y nunca fallar—Le respondo entrando ya que me deja pasar primero y como había dicho, nadie nos había dicho nada.

—Me gustaría verte intentarlo—Contesta y llegamos a la sala de entrenamiento donde ágilmente nos escabullimos donde están las armas y el me pasa un arco de la estantería de arriba y una caja de flechas.

—Gracias—Contesto mientras el se apoya en la mesa comenzando a hacerles las runas a las flechas y yo lo imitó desde el suelo.—¿Por que no te caigo bien?—Pregunto segundos después esperando respuesta

—No es eso—Me responde con un suspiro—Es que esto es raro, Bruja, vampiro, Shadowhunter y guardiana. Eres prácticamente todo lo que puede destruirnos.

—Entonces necesitas confiar más

—Ten en claro algo, no confío en ti.

||HOLA otro capítulo aquí con ustedes y espero que en verdad les esté gustando esta historia como a mi escribirla.•||

DARK || Alec Lightwood (1)Donde viven las historias. Descúbrelo ahora