001. Amy

10.1K 476 35

EDITADO

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

EDITADO

Me preguntaba cómo sería mi vida si hubiera nacido diferente, lo más curioso de eso es que no quería saber la respuesta, mi vida se había convertido en un libro lleno de hechos monótonos y repetitivos. Prefería vivir mi vida al limite como lo hago ahora antes de vivir en una falsa ilusión en la que se representa el simple mundo mundano.
Fui capaz de contar las partículas del iré en la habitación en la que me encontraba en este momento, específicamente el hogar de la que alguna vez fue mi mentora, Jocelyn Fray. Una agradable mujer intentando disfrazar su realidad con el mundo real. Jocelyn se paseaba por la sala, sus manos sudorosas y nerviosas hacían un camino desde su cabello tirando suavemente de este hasta llegar a su nuca, dejándolas descansar ahí.

—Deberías decirle la verdad—Mi voz resuena en la habitación, mi mirada no se despegan de mis uñas como si no hubiese nada más interesante que ellas. —Es incluso absurdo que continúes diciéndole que soy su prima, lo más probable es que no me reconozca, dejando de lado el hecho de que claramente no estoy relacionada a ella— Terminó elevando mi mirada hacia ella.

—Dark—Jocelyn cubre la habitación con una pequeña risa nerviosa a la espera de su hija. —Ella te recuerda, eso tenlo por seguro.—

Mi ceño se frunce al oír desde la planta baja la clara voz de Clary. Rápidamente me pongo de pie llamando la atención de la mujer en la sala conmigo.

—Está aquí— Es lo único que me limito a decir acomodando mi cabello.

Por otro lado Jocelyn no tiene tiempo para lograr procesar mi advertencia ya que una pelirroja, alta y sonriente Clary se abrió paso a la sala en la que nos encontrábamos. Su madre no tardó en darle una gran sonrisa cálida abriendo sus brazos hacia ella, envolviéndola protectivamente en estos.

—Feliz cumpleaños.

—Es la tercera vez que me lo dices en el día, mamá— La pelirroja suelta una risa devolviendo el abrazo de su madre, en cuanto sus ojos se abre y observa por sobre el hombro de su madre, su sonrisa se ensancha al verme a tan sólo escasos pasos de ella.

—Amy... No puede ser— Clary no tarda en soltar un chillido separándose de su madre y saltando casi de manera instantánea en mis brazos.

Amy, el nombre por el cual la pelirroja me reconocía desde que tan solo éramos niñas, mi verdadero nombre no se había mantenido más que en secreto a su alrededor, una cosa tan insignificante como mi nombre podría despertar recuerdos que nadie estaba preparado a saber, por lo menos no por ahora.

—Feliz cumpleaños— Su abrazo no tarda en ser correspondido de mi parte.

Un carraspeo se hace escuchar, me separo lentamente de la pelirroja girando sobre mis talones, dejando a la vista a mi hermano el cual no se había hecho notar hasta ese momento.

—Clary, el es mi hermano, Joe— Mi hermano se pone de pie dándole un corto y casi inexistente abrazo tras saludarla cortamente.

Mientras madre e hija se hunden en una charla, Joe me indica con sus dedos queme siente a su lado y obedeciendo a sus peticiones así lo hice. Sin embargo en cuanto lo hago no tardo en notar la creciente tensión que lo rodeaba, se había puesto así con la llegada de Clary, la sangre de la pelirroja está llamando la atención de mi hermano.

DARK || Alec Lightwood (1)¡Lee esta historia GRATIS!