Lee

391 47 62

Es una orden. Pero, no la cumplas sólo con este libro sino con los que caigan en tus manos.

Casi estoy seguro de que, en este momento, ya te sientes como Daniel-san cuando le ordenaron dar cera a una docena de coches, lijar un piso y pintar una cerca por ambos lados. Decepción, decepción. Lo comprendo. Se trata del consejo más común dado a los noveles. Si preguntas a cualquier autor "de la vieja escuela" qué necesitas para empezar a crear tus novelas, cuentos, microrrelatos o lo que se te ocurra... te dirá lo mismo: Lee.

Dar cera, quitar cera. Círculo grande mano derecha. Círculo grande mano izquierda.

Yo, a diferencia del señor Miyagi, no te prohíbo preguntar. Puedes dejarme tus dudas en los comentarios y no dudes que responderé. Pero, antes de permitirte expresar tus inquietudes, voy a invertir unos instantes con la primera duda que probablemente ya asaltó a más de uno...

¿Para qué te servirá leer?

Si eres listo y poco observador, mejorará tu vocabulario y ortografía. Alguien un poco más avispado podría vislumbrar cómo un profesional desarrolla sus personajes o crea un mundo único hecho de palabras. Definitivamente necesitarás como mínimo esto si planeas crear. No hay nada más aburrido que una historia falta de colorido y eso será el resultado de que comiences a escribir sin tener al menos una referencia. No sabrás qué hacer. ¿No me crees? Fíjate en los dos párrafos a continuación, escoge el que más te guste y pon la razón en los comentarios. Descuida, aquí no hay respuestas equivocadas.

***

A un extremo un poco más alejado del resto de las cuevas madrigueras se encuentran algunos hogares que prefieren estar más distantes al epicentro de la tribu, pero no por ello tienen algún tipo de privilegios o desventajas. A la hora de contribuir o aportar lo que sea necesario la situación es la misma sin importar donde se encuentren ubicados. Los jefes concedieron este alejamiento a cambio del compromiso de no dejar las labores de la tribu ni generar discordia en ella. En medio de estas familias un tanto antipáticas encontramos una con un detalle no menor. Un joven que ignora a su gente. Escapa y se pierde horas mirando el horizonte y las maravillas que esconde ese mágico lugar. No presta atención a los deberes que exige su pueblo. Su nombre es Padzatarka y pertenece a una familia normal tiene padre madre y varios hermanos. Es el mayor y eso es aún más controvertido, sus padres inmersos en la desesperación de ser descubiertos trabajan por él para no condenarlo a la ira de alguno de los jefes.

***

Dalia salió del aula, con la cabeza baja, entre las risas de sus compañeros. "¡Silencio todo el mundo!", gritó el profesor Böre mientras ella cerraba la puerta. Luego, cruzó el patio y fue a la oficina del rector. A decir verdad, el castigo del colegio no le preocupaba tanto como el que podrían darle en su casa. No porque fuera doloroso... bueno, sí lo era. Pero, no consistía en golpes o un sermoneo hiriente. Más bien, se trataba de ocuparse de los peores quehaceres domésticos: limpiar el establo de las vacas, juntar paja para darles de comer, ordeñarlas y cepillarlas o, en el peor de los casos, prácticamente todo lo anterior pero con los cerdos. "Ojalá que me toquen las vacas", se dijo a sí misma con pesar. Su familia no tenía otras posesiones aparte de sus muebles, su ropa y varios animales; no era mucho si se consideraba que llevaban dos años viviendo en Payis. De hecho, alquilaban una granja en las afueras. Pero, todo eso era mejor que como estaban cuando llegaron.

Ambos pertenecen a escritores noveles. Pero, uno hizo sus deberes y el otro no. ¿Has notado la diferencia?

Para concluir , te aconsejo recordar las palabras de un sabio maestro: "No me considero el próximo Bruce Lee sino el primer Jackie Chan." Dicho de otro modo: lee pero no imites. No trates de escribir igualito que X autor o no pasarás de ser un copión, una mala parodia. El objetivo de fijarte en las creaciones de un profesional es que observes su técnica. Debes aprender a usar las mismas herramientas que él o ella. En su momento, sabrás cuáles son.

¿A quién deberías leer? No sé. Tal vez cualquier autor publicado sirva. Pero, siendo sincero, me inclino más por una mezcla balanceada de clásicos y modernos. Algunos de mis preferidos son Víctor Hugo, Bram Stoker, Gabriel García Márquez, George Orwell, Ted Dekker, Chris Ridell, Lev Grossman, y Liliana Heker. Google también puede ayudarte en esta tarea.

Entonces, ¿por qué sigues aquí? ¡Ve a leer!

Así que quieres escribir...¡Lee esta historia GRATIS!