Capitulo#38

57 10 0

POV MIYO

-donde me he metido-dije intentando buscar una salida

Lo que pasa es que cuando estaba explorando el lugar una mariposa se interpuso en mi camino y comencé a perseguirla, sin darme cuenta de la dirección en donde iba exactamente

-¡lo peor de todo es que se ha perdido esa mariposa!-comencé a caminar en dirección recta para ver si de esa forma encontraba el cementerio

Algunas veces desearía a ser como Yumiko-nee, ella tiene sus sentidos más desarrollados, es lo que cualquier animal envidiaría de ella

-joo, estoy empezando a pensar ridiculeces, ¡Yumiko-nee! ¡¿Dónde estás?!-comencé a llamarla para que ella pudiera escucharme, ya que mis oídos no eran tan perfectamente agudos como las de ella

POV YUMIKO

Me quede observando la tumba, nunca me espere verla en este lugar

-Portgas D Rouge-toqué con sumo cuidado la flor que estaba ahí, se formó una ligera sonrisa en mi rostro-gracias-incline un poco la cabeza y serré los ojos sin quitar mi sonrisa-gracias a usted pude conocer a Ace-sama, le agradezco de todo corazón-a lo lejos pude escuchar un grito, alguien me estaba llamando, definitivamente era Miyo-con su permiso me despido-ice una leve reverencia y me dirigí, hacia tal grito

Camine por un rato hasta que por fin la encontré

-¿Dónde te has metido?, te he estado buscando hace rato

Miyo: lo siento una mariposa me distrajo por el camino

-ya no importa, pero no vuelvas a hacer eso-le acaricie la cabeza-es hora de irnos

Miyo: ¿qué? Tan pronto

-te dije que no nos vamos a quedar por mucho tiempo, solo iba a devolverle una cosa a mi madre...otra cosa es que no me hayas escuchado por estar molestando a Sabo-dije con una ceja alzada

Miyo: ya está bien, déjame en paz con lo de Jabo-dijo apenada y nerviosa

-no es necesario que lo llames así, se perfectamente que lo puede llamar por su nombre correctamente-comencé a dirigirme hacia la salida del cementerio, con Miyo siguiéndome

El camino fue silencioso, era de lo más normal eso ya que las dos amábamos el silencio, ahora el problema era que

Miyo: ¿nos hemos perdido?

Era extraño siempre memorizaba el lugar en donde iba

-no puede ser, pero si aquí estaba la salida-dije moviendo las hojas que tenía forma de cortinas solo que este en vez de mostrarme la luz del otro lado solo podía verse una roca interponiéndome en el camino

Miyo: no será que te equivocaste de lugar-dijo colocándose las manos detrás de la cabeza

-mira esto-le señale el piso en donde estaba el final del camino de rocas-definitivamente este es la salida, porque demonios está esta roca molestando

Miyo: mmm, creo que la tienes que quietar del camino

-eso lo sé perfectamente-miro de reojo atrás suyo y de un solo golpe lanzo un ataque, destruyendo todo a su paso-sé que están escondido, salgan de hay

Miyo al sentir que había amenaza se transformó en tigre y se puso en guardia, de los arbustos empezaron a salir algunos piratas intentando atacarnos

-deberían de tener un poco de respeto, estamos frente a la tumba del rey de los piratas-dije frunciendo el sello

Pirata: muñeca somos piratas, nosotros no nos interesa el lugar en donde nos encontremos, lo que importa es el botín que obtendremos-dijo con una mirada de lujuria

Estupido Amor ¡Lee esta historia GRATIS!