La pelea entre Madara y Yuri comenzó, primero por una lucha cuerpo a cuerpo

Los dos eran rápidos, aunque Yuri era mas ágil que él, pero Madara podía preveer todos sus movimientos, el primer golpe lo recibió Madara en la mejilla, un puñetazo directo

-Pegas fuerte-se pasó la mano por la zona golpeada mientras la miraba con una sonrisa en el rostro

Entonces comenzaron a lanzarse jutsus. Los de Madara iban aumentando de nivel mientras Yuri intentaba pararlos todos con los dones del clan Takeshi

-Sigues igual de fuerte controlando los elementos, ¿pero podrá ese cuerpo débil que controlas?-señaló el hilo de sangre que caía por la nariz de la chica

-¿Estas bien?- preguntó mentalmente

-Si, es solo que usas mucha fuerza...-Akari sonaba cansada

-Intentaré acabar esto pronto, aguanta

-Tranquila, tengo fama de duradera

-Madara cesa ya ese plan tuyo, es una locura-intentó hacerle entrar en razón, desesperada por ayudar a Akari, estaba usando demasiado poder, pero no podía bajar el nivel, su esposo era demasiado fuerte

-No, por este mundo lleno de odio moriste, acabaré con él y haré que vuelvas

-Tú me mataste Madara, fue tu propio odio el que acabó con mi vida

-¡Iba a matar a Hashirama!

-¡¿Por qué tenías que hacerlo?! Es todo porque tú decidiste odiar y ser odiado. Yo estaba a tu lado Madara, me apartaste

-Tú no eres como yo Yuri-Suspiró cansado- Aun cuando he probocado tantas muertes sigues esperando que sea bueno- sin que la chica pudiera reaccionar él llegó hasta donde estaba colocándose cara a cara. Acarició su mejilla con delicadeza- Ni siquiera mi oscuridad tapa tu luz

Yuri se ablandó y sujetó la mano de su marido

-No eres oscuridad Madara-cerró los ojos con pena

-Si lo soy- acercó su cara al oído de la chica- Lo siento

-¡Cuidado!-sonó en su mente, pero era tarde

Entonces convirtió su mano en una cuchillo de chakra y se lo clavó en el estómago

Yuri escupió sangre y apolló su cabeza por encima del hombro de Madara, dejando ver una mirada perdida llena de miedo

-¿Porque...lo..has...hecho?-preguntó débilmente

-Ahora eres un peligro para mi plan. No vas a morir, tranquila, solo he sellado tu chakra de golpe- sacó su mano del estómago de ella dejándo ver que efectivamente ahí no había herida alguna, solo se veía la punta del filo de chakra

Yuri cayó rendida de rodillas a los pies de Madara. Este la cogió en brazos y la dejó tumbada en el suelo. Volvió a acariciar su mejilla

-Tenía que hacerlo- dijo friamente antes de levantarse e ir a por Naruto

-¿Te vas a rendir así de fácil?-le reprochaba la jóven

-No puedo hacer nada, me ha sellado el chakra

-Usa la energía de la naturaleza

-Utilizo el flujo de chakra para canalizarla, necesito que fluya aunque sea un poco

-¡Pues inténtalo! Tenemos que detener a Madara ¿O es que te das por vencida?

-Akari tengo limitaciones físicas y mentales, esta es una barrera que no puedo romper

Esos malditos ojos¡Lee esta historia GRATIS!