Capítulo 5: Un misterioso victoriano

3.7K 115 116

Después de la recuperación de Lysandro, él quiso compensar de alguna forma el haber olvidado a Sucrette, así que la ha invitado a su hogar para hablar, ya que hay muchas cosas de las cuales él querría conversar con Su.

Nunca había ido a casa de Lysandro, y el por alguna razón no ha podido ir a buscarme como él quería, para irnos juntos, pero bueno, al menos estaré con él esta tarde y eso me alegra. Así que me puse en marcha a su hogar.

  -Mmm creo que es aquí.- cuando me disponía a tocar la puerta para que me abriera, Lysandro se ha adelantado y me ha abierto.-

  -Hola, mmm escuché tu voz así que me apresuré a abrir, estaba algo preocupado de que no encontraras la dirección… así que estuve esperando cerca de la puerta- ha dicho con un tono algo preocupado pero siempre de manera dulce, le he sonreído y lo he abrazado fuertemente, es cierto que aún se me hace algo difícil volver a besarlo después que me olvidara… en ese momento nos hemos mirado fijamente a los ojos por un momento y me ha besado tiernamente en los labios.-

  -Sabes, hoy te ves muy guapa… me siento muy bien, ya que aceptaste venir-

  -Como no venir… jamás hubiera dejado pasar un momento a tu lado, me encanta estar contigo- me ha abrazado nuevamente y me ha besado, esta vez de una manera más fuerte. Luego me ha hecho pasar y me ha ofrecido un aperitivo.- ¿Dónde está Leigh?- he preguntado, me extrañaba que Lysandro estuviera solo.-

  -Leigh está en su tienda con Rosa, le he avisado que vendrías y no tuvo ningún problema, Rosa le sugirió que tuviéramos esta tarde sólo para nosotros… se veía un poco emocionado, aún no comprendo porqué actúa así a veces- Ay Lysandrito, creo que nunca lo comprenderás ajaj eres demasiado despistado, sin embargo ese es uno de tus encantos.-

  -Jaja no te preocupes Lysandro, Rosa sabrá porqué actúa así cuando se trata de nosotros- me he puesto más cerca de él mientras estábamos sentados en el sofá, Lysandro es tan grande que me siento muy segura entre sus brazos.

Hemos pasado unas horas charlando cuando por alguna extraña razón, me empecé a preguntar cómo sería su habitación, Lysandro es tan misterioso que podría esperar cualquier cosa…- Dime Lysandro… ¿cómo es tu habitación?- lo he mirado curiosa, al nombrar su habitación se ha vuelto completamente tenso y se ha sonrojado, ¿Qué le sucede?.-

  -A-ahm mi habitación… no tiene nada de especial… su decoración es casi como toda la casa… ya sabes- sé que a Lysandro no le gusta que me entrometa… pero siento que me oculta algo, me he separado un poco de sus brazos y lo he mirado seriamente.- Lysandro, te noto algo incómodo… es que acaso ¿hay algo que te inquiete de tu habitación?- Lysandro se ha aclarado la garganta y me ha mirado algo preocupado.-

  -Bueno… ya sabes que tengo gustos bastante peculiares…- ha dicho y por un momento calló.- Sí, lo noto al ver tu ropa, pero tú sabes que me gustas así… no tienes nada de qué avergonzarte- Lysandro me ha mirado seriamente.-

  -No es vergüenza exactamente lo que siento… simplemente algo de miedo, no sabes como me gustaría que esta hermosa señorita conociera mi cuarto- ha dicho acariciando mi rostro.- Pero siento miedo, que no te guste o te asuste y te alejes de mi…- su semblante cambió, ahora miraba a la nada un poco triste, he besado su mejilla y con mi mano tomé su rostro para que me mirara.-

  -Lysandro… después de pensar que podría haberte perdido para siempre… nada me podría asustar más… nunca me alejaría de tí- he sonreído.-

  -Su… prometeme que no te irás de mi lado- ha tomado mi mano… qué es lo que oculta…-

  -Lo prometo, Lysandro- me ha besado tan apasionadamente que sentí que mi respiración se iba a acabar. Se ha puesto de pie y me ha conducido a su habitación tomando mi mano, hemos entrado y no he visto nada fuera de lo común… Me he sentado en su cama mientras Lysandro sacaba un pañuelo verde de seda y se acercaba a mí.-

Historias de los ChicosxSucrette | CDM | LemmonRead this story for FREE!