ii

3.1K 243 26

The Guilty Blood
Part II

Don't push me away.

Sus piernas comenzaron a doler por los kilómetros que llevaba corriendo, la herida que se había ganado en su hombro izquierdo no ayudaba en nada a su escapada y el hecho de estar desprotegida lo hacía una tortura

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Sus piernas comenzaron a doler por los kilómetros que llevaba corriendo, la herida que se había ganado en su hombro izquierdo no ayudaba en nada a su escapada y el hecho de estar desprotegida lo hacía una tortura. Se detuvo en medio de un claro, donde la luz de la luna iluminaba el recinto, el sonido de agua se escuchaba a lo lejos, pero ella solo se dedicaba a mirar y concentrarse en los pasos.

Varias ramas se podían escuchar a lejos y la flecha impactar en un árbol a su derecha la hizo volver a correr, lo que no esperaba era que un enorme lobo gris se cruzará en su camino y la hiciera caer por una pequeña quebrada. Su cabeza golpeó fuertemente contra el suelo, pero eso no le evitó que viera aquellos ojos dorados.

-Te encontrare Katherina.

Los ojos de la Shadowhunter se abrieron de golpe y luego los volvió a cerrar a causa de la luz, su piel estaba bañada en sudor y el esfuerzo que había hecho por moverse le había causado un gran dolor en su espalda.

Su mirada recorrió cada parte del apartamento del brujo hasta que su mirada se posó en la silueta de este, el cual salía de una de las habitaciones con una taza en su mano.

- Buenos días bella durmiente. -dijo Magnus acercándose, el aspecto de la castaña no era el mejor pero el brujo omitió algún comentario con respecto a este.

- ¿Qué es esto? -pregunto la Shadowhunter al recibir la taza entre sus manos. Magnus sonrió.

- Te ayudara a recuperar energías. -contesto y ella asintió, los recuerdos comenzaron a invadir su cabeza otra vez. Katherine básicamente no sabía si aquellos eran recuerdos o visiones, lo que estaba segura era que no recordaba haber escucho aquella voz en ningún lugar y eso la preocupaba.

El sabor del líquido que bebía se le hacía asqueroso, pero Magnus había acertado en que este le ayudaría a recuperar energías, de todas maneras, el hechizo que Magnus realizó en ella era demasiado fuerte que incluso el mismo se sorprendió de que siga viva.

- ¿Cómo te sientes?

- No lo sé. -respondió la chica con la mirada perdida en un punto fijo del lugar, su cabeza tenía miles de preguntas que solo el brujo podría contestar- Alessia era igual que Tessa Gray o más bien Carstairs, ¿verdad?

- ¿Que sabes de Alessia? -pregunto con extrañeza el brujo ante la mención de no sólo su amiga si no de Alessia. La Petrova se rompió hasta dar con el bolso que había llevado consigo la noche anterior, de este saco un viejo libro marrón algo desgastado y se lo paso al brujo.

- Sé que no es un Petrova de sangre. -hablo, Magnus se había quedado mirando a la chica como si de un fantasma se tratara- Su padre era un demonio, de su madre jamás se supo nada, pero daban por hecho que era una mundana. Brenda la encontró en una de las misiones y se la llevo, sabía que ella era distinta a nosotros. -Magnus leía el libro que la chica le había entregado, confirmando todo lo que ella decía- Siempre creí que Toby era su gemelo, pero no fue así, Alessia era un año menor que este, pero jamás dijeron algo.

Paralyzed [2] ➳ Alec LightwoodDonde viven las historias. Descúbrelo ahora