Parto.

5.1K 586 184
                                                  

"Sólo da un intento más.
Una canción de cuna.
Y aumenta el volumen en la radio.
Si sientes que has tenido suficiente recuerda que no estarás sólo...

Solo cierra los ojos cariño que ahí va tu canción de cuna."

Nickelback.
Lullaby.

Capítulo uno.

La camilla iba a una velocidad estrepitosa pero nunca insuficiente para lo rápido que era Steve, Stark sonrió al verlo presionando  la mano se Steve sobre su vientre en un tal vez gesto de desesperación.

—Ya casi Tony, estamos casi ahí, conoceremos a nuestro bebé.

-Steve —Jadeo en dolor con una mueca distorsionando sus facciones.

Stark sentía las primeras contracciones, controlando su respiración como recordaba debía hacer en busca de mantener la calma, en busca de ignorar el extraño cosquilleo de angustia en su pecho.

Entraron a la sala de parto.

Steve se colocó el traje esterilizado, para después posarse al lado de su Omega, acariciando el cabello de Tony mientras esté esperaba que el parto terminará entre gritos de dolor.

—Un poco más Anthony —Tony gimió de dolor ante la voz suplicante de Rogers que estaba un poco pálido.

El llanto de un bebé inundó la sala, Rogers sonrió con ilusión para mirar como los doctores tomaban al pequeño para limpiarlo y observar que todo estuviera correcto.

—Peter... —Stark susurro, sintiéndose terriblemente cansado.

Una de las enfermeras se acerco a Tony con un ligero ceño fruncido.

—¿Señor Stark?

Rogers asustado miro como Tony cerraba los ojos confundido pero tal vez el dolor que llego después fue lo peor.

Los pitidos de sus signos vitales le paralizaron.

—¡Doctor!

Le obligaron a salir de la sala, por más que grito que le dejarán, por más que grito el nombre de Tony, por más que suplico en llanto, "un Alfa llorando siempre fue un gran espectáculo", las palabras de Tony el día de su boda golpearon su mente.

Le dejaron esperando mientras el pánico se apoderaba de él hasta que minutos mas tarde le llamaron, se levantó de golpe de su asiento en la sala de espera.


-Lo sentimos — ¿Cómo se explica esta clase de dolor? —. El bebé está bien, pero no pudimos salvar a su esposo.

No es posible, como si un castillo de cristal tuviese una grieta que obligó a tirar toda la edificación su interior se quebró, como un pequeño toque les peor demonio a un casto paraíso.

Stony. Lullaby. Donde viven las historias. Descúbrelo ahora