MASTURBARSE NO ES PECADO Un enfoque cristiano filosófico

25.1K 65 11

01/01/2009

Liliana Romero

MASTURBARSE NO ES PECADO

Acepta la libertad que Jesucristo te ha regalado

AUTOAYUDA CRISTIANA

Libro escrito por Liliana Romero

Diseño: Liliana Romero

Diseño de cubierta y pintura: Liliana Romero

Todos los derechos reservados. Esta publicación no puede ser reproducida, ni en todo ni en parte, ni registrada en o trasmitida por un sistema de recuperación de información, en ninguna forma ni por ningún medio, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electróptico, por fotocopia o cualquier otro, sin el permiso previo, por escrito, de su autor.

INTRODUCCIÓN

En esta era, donde el hombre ha conocido sus capacidades tanto físicas, psíquicas y espirituales, la imagen de Dios infundada ha quedado obsoleta, pero esto es el verdadero pecado, haber tergiversado durante años la verdadera intención del legislador amoroso y ejercido a través de una simulación, una imagen de Dios castigador e inquisidor. Pero las santas escritura dicen: “Dios es amor”.

Este Dios amoroso, hoy pretende ejercer una revolución de conciencias, aprovechando que el hombre ha llegado a un nivel psíquico de comprensión tal, que es capaz de entenderle.

Este Dios a través de las enseñanzas de su “yo” hecho hombre, Jesús y el derramamiento del Espíritu Santo, ha comenzado a labrar una forma de Sansón dispuesto a derribar murallas mal formadas. Murallas edificadas solo con la finalidad de mantener un pueblo santo subsumido en la culpa, como la mejor forma de manipulación.

Así dejó claro el mismo Jesucristo cuando evangelizaba a sus apóstoles y conseguimos tal declaración en el Libro de Juan 14:26

Mas el Consolador, El Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho” Luego en Juan (16:7-8), dice: “Pero yo os digo la verdad: Os conviene que yo me vaya, porque si no me voy, El Consolador no vendrá a vosotros; pero si me voy, os lo enviaré. Y cuando él venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio

Es por las palabras de Jesús que acertamos al decir que aquel que recibe el Espíritu de verdad tendrá el privilegio de la sabiduría de Dios, del tamaño que Dios estime para cada ser según su justicia. Comprendiendo por justicia el dar a cada uno lo que le corresponde según su virtud.[1]

Debemos aplaudir que la existencia de las santas escrituras es muy importante y que de hecho las formas escritas son sinónimo de justicia y seguridad, pero siendo que parte de estas escrituras fueron amoldadas sin autorización de su autor, tal autor hoy unge a sus hijos como escribas para una interpretación de su ley, de forma restrictiva y no ampliada como se ha venido realizando. He de aclarar de antemano que mi intención no es imponer un nuevo orden de pensamiento, más bien quitar la cizaña que no deja leer la verdadera intención de Dios.

[1] Ulpiano: “Justicia es la constante y perpetua voluntad de darle a cada quien lo que le corresponde”. La Real Academia Española agrega una acepción exclusiva para Dios: “Atributo de Dios por el cual ordena todas las cosas en número, peso o medida. Ordinariamente se entiende por la divina disposición con que castiga o premia, según merece cada uno”. “Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad” (Filipenses 4:8).

MASTURBARSE NO ES PECADO Un enfoque cristiano filosófico¡Lee esta historia GRATIS!