Prologue

4K 299 32

En la tierra de los dioses y los monstruos,
yo era un ángel viviendo en el jardín del mal.  


Las ramas de varios árboles ya habían lastimado gran parte de su rostro y brazos, estaba agotada. Unos cuantos metros más se dijo así misma. Su vida dependía de correr lo más lejos que pudiera, pero sus planes se opusieron cuando sintió un enorme ardor en la pierna que le mando directo al suelo.

Una flecha se había clavado en su pierna, están cerca —pensó. A los lejos escucho la horrible voz de aquel hombre y a pesar del dolor, ella logro levantarse y ocultarse, el sonido de unos pasos se escuchó tan cerca de donde ella estaba que logro asustarla, cuando sintió que ya era seguro saco del bolsillo su estela para seguido pasarla por su runa iratze con el fin de sanar sus heridas.

Su mirada se puso en cada sitio de aquel bosque buscando alguna señal de peligro, no veía nada, pero lo sentía, sentía aquella presencia llena de maldad, había pensado en volver al instituto, pero desecho la idea, ese sería el primer lugar en el que él la buscaría, estaba perdida, no tenía escapatoria.

Camino por entre los árboles, el dolor era insoportable, pero tenía que seguir adelante, se detuvo frente al rio y suspiro, pensó en todo lo que ha hecho hasta ese momento y de lo único que se arrepentía fue de conocerlo, se arrepentía de haber creído una vez en él y se arrepintió de aceptar la misión de la clave.

— Sabia que me encontrarías. —exclamo en voz alta la castaña, sus ojos estaban puestas en el cielo, las estrellas y la luna estaban en su punto máximo, había sentido la presencia de aquel ser desde hace algunos minutos.

— Sabes por qué estoy aquí, ¿verdad Alessia? —pregunto el hombre, la Shadowhunter tomo un suspiro y lanzo una daga en la dirección en donde él estaba, pero este fue más rápido y la detuvo.

— Vete al infierno, Valentine.

La risa de Valentine se escuchó entre las penumbras del bosque, Alessia tenía su mirada fija en la silueta de Valentine, perderlo por un solo segundo significaría con gran peligro para ella

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.


La risa de Valentine se escuchó entre las penumbras del bosque, Alessia tenía su mirada fija en la silueta de Valentine, perderlo por un solo segundo significaría con gran peligro para ella.

— Sabes que encontrare a la niña, así que ahórrame el trabajo. —la respiración se le detuvo a Alessia cuando esas palabras salieron de la boca de Valentine, había escuchado que había un topo en el Instituto, pero no esperaba que este la haya visto entrar al recinto.

Por años había pensado que el lugar más seguro para guardar secretos era Bulgaria, pero su secreto fue revelado haciendo que toda su familia corriera peligro.

— Es una Petrova, Valentine —respondió— Es una guerrera.

— No lo dudo. —replico— Pero todos los Petrova tienen una debilidad, siempre hay alguien y cuando sepa quiénes son los matare... —se acercó— uno a uno, como a Robbie.

A lo lejos se comenzó a escuchar pasos, la castaña miro a Valentine y antes de que los hombres de este pudiesen acercarse una barrera de fuego los encerró a ambos, el hombre sonrió al ver el fuego rodearlos.

— ¡Esto era entre tú y yo! —grito con furia después de escuchar el nombre de Robbie, su prometido y también de escuchar las ramas romperse a la lejanía.

— Y así era, cariño. —dijo con un notable tono burlón en su voz, comenzó a caminar hacia las llamas y sintió el calor en inundar su cuerpo. — Pero tú lo provocaste.

— No te saldrás con la tuya.

— Oh, claro que sí. —se acercó otra vez a la Shadowhunter— ¿Sabes qué pasa con los traidores?

— Mueren.

— Chica lista. —sonrió— Pero a ti te perdonare la vida solo respóndeme algo, ¿Dónde está la piedra y la niña?

— Nunca te lo diré.

— Incorrecto. —Valentine saco su cuchillo serafín y con una sorprendente agilidad y rapidez hizo un tajo en el cuello de Alessia Petrova, las manos de la chica se posaron rápidamente en su cuello, las cuales se tiñeron de un rojo escarlata.

El cuerpo de la Shadowhunter cayó de rodillas al suelo y junto a ella la barrera de fuego, no le quedaba mucho tiempo de vida, antes de cerrar sus ojos y sumirse en la oscuridad, vio la figura de Valentine acercarse a ella.

— Encontrare a Katherina y la matare.

Paralyzed [2] ➳ Alec LightwoodDonde viven las historias. Descúbrelo ahora