Cap 3

1.8K 93 2

*Seis Meses*

Jimin: entonces ¿hoy tienes medico? – la chica suspiro y asintió, estaba cansada de la constante pregunta.

Eran a penas las 10 AM, se encontraban ambos padres en la habitación de Bea esperando que él bebe volviera a moverse, pues las veces anteriores Jimin nunca estaba en casa para sentirlo, por lo que al ser ese un día especial para ambos, Bea obligo al padre de su bebe a quedarse todo el día a su lado y por fin sentir al bebe, el últimamente no llegaba a casa, y Bea por nada del mundo quería que siguiera perdiéndose etapas bellas de su embarazo.

Bea: tengo sueño – el chico miro a la pequeña acomodarse y cerrar los ojos, era hermosa, pero aun así, las demás chicas que veía eran igual de hermosas que ella, nunca lograría sentar cabeza con una mujer, quizás tener hijos –como con Bea- pero no llegar a casarse.

Jimin: duerme, yo iré a preparar algo para comer – viendo como ella asentía salió de la habitación, caminando lentamente a la cocina.

Hace unos minutos había terminado su comida, se mantenía pensando en lo mucho que cambiaría su vida en un par de meses, aun no compraba cosas para él bebe, sus notas en la Universidad habían estado bajando por culpa de la cantidad de chicas con las que quedaba, no quería pasar tiempo en casa por lo que comenzaba a descontrolar su vida, aceptando cada cita que se le presentaba y de paso trabajando horas extras, no queriendo pensar que sería padre, temía que su mayor miedo se hiciera realidad y fracasara.

Bea: son las 11:23, iré a ducharme y entonces partiremos a la Clínica ¿de acuerdo? Tengo hora a las 12:45 – se limitó a asentir y ver como la chica desaparecía.

**

Jimin no paraba de mover su pierna, comenzaba a desesperarla, poso su mano en su muslo y le sonrió, el quedo algo embobado con su sonrisa, observo como ella movía sus labios, probablemente diciéndole algo que él no estaba entendiendo, sus labios eran más interesantes. Dejo de pensar por completo cuando se acercó y le beso, amaba los labios de las mujeres, el beso era tan solo un toque de labios, planeaba comenzar a moverlos cuando Bea se alejó, posando de pronto su mano en su vientre, fue cuando lo sintió, una patadita.

Bea: por tu cara sé que lo sientes, ese es tu hijo – notaba su emoción, la manera en que sus ojos brillaron, la felicidad, poso ambas manos en su vientre sonriendo aún más, sus ojos desapareciendo de pronto, fue una de las mejores reacciones que ella pudo apreciar, una expresión que guardaría por siempre en su corazón, el cómo sus ojos desaparecían y en sus labios se formaba una sonrisa radiante, todo por sentir el movimiento de su pequeño bebe.

Jimin: es nuestro hijo – el corrigió luego de unos minutos, Bea quedo algo impresionada, jamás pensó que él se referiría así. Oyó por los altavoces la voz del doctor y su nombre ser llamado, tomo la mano de Jimin que aún se posaba en su vientre y lo arrastro a la consulta, abriendo lentamente la puerta, topándose con una sonrisa de parte del doctor.

Doc.: Hola Bea, hola bebe – al observar como Jin posaba su mano en el vientre de Bea sintió ardor en su pecho, le molestaba aquella imagen, entonces noto que ahora le tendía su mano, un saludo que aún no devolvía – supongo que tú eres el padre del bebe - aquel doctor era amigo de Jungkook, su mejor amigo, jamas habian cruzado palabras, pues se veian en escasas ocasiones, pero verlo ahora, siendo el doctor de la madre de su bebe le inquietaba.

Jimin: soy Jimin – el Doctor asintió y camino a su silla, dándole una seña a la chica para que tomara asiento.

Doc.: tu vientre ha crecido, al menos ahora sabemos que hay un bebe, bien Bea Newman haremos una ecografía para oír los latidos y saber el sexo, esperaba que vinieras antes a visitarme, pues podíamos saber su sexo al momento que cumpliste 5 meses pero te tardaste, no tiene relevancia así que no te preocupes, antes de eso dime ¿Cómo te has sentido?

Bea: bastante bien, no da mucho trabajo aun – el hombre anoto en su computador y luego la miro.

Doc.: ok, y ¿pataditas? – ella asintió emocionada, Jimin odio aquello, Bea lucia tan cómoda hablando con aquel hombre, aunque en cierta forma era culpa de él que ella no fuese así con él, pues no pasaba tiempo en casa y rara vez preguntaba cómo se sentía o si había algo de nuevo – genial, ahora pasemos a la camilla, Jimin no has visto al bebe, por favor siéntate a su lado.

La futura madre levanto su polera y le sonrió a Jimin cuando este tomo asiento a su lado, estaba nervioso por dos razones; la primera, la manera en que el Doctor la observaba, le daba mala espina; la segunda, vería su bebe en vivo y en directo. Noto como el hombre de bata tomaba un objeto que antes había visto en las películas, colocándole cierto gel azul en el vientre a Bea, para que luego aquel objeto hiciese contacto con la piel de Bea, siendo movido en círculos lentamente, la imagen dio presencia, noto en ese momento la cabeza de su bebe, su cuerpo, un ser pequeño, sintió la mano de Bea en su mano, supo en ese momento que había dejado escapar un par de lágrimas, amaba que ella fuera la madre de su bebe, amaba saber que seria padre.

YOU, MY BELLY AND I - JIMIN Where stories live. Discover now