Narra Zayn.

No recordaba que despertar sin nadie a mi lado era tan malo, hasta ahora; cuando tuve que desayunar solo, no es nada lindo, por mas que quise no pude dormir mucho, y hoy era sábado, el sol brillaba como nunca, hoy es el día perfecto para estar con Brooke y Brenna, pero no, estas cosas tienen que estar pasando. He pensado en todas la maneras para recordar qué hice esa nocheasí que pensé que podría ir a casa y volver al lugar donde ocurrieron los hechos, Emma dice que estaba en Supersavequizas si repito las posibles cosas que hice después de haber fumado marihuana, tal vez recuerde y de esa manera estar más seguro de que es mentira lo que esa chica dice.

Eran las dos de la tarde, me he pasado el día terminando el trabajo que tenía pendiente, deje el hotel antes de la hora del almuerzo, ahora solo estaba metido en mi pequeña guarida. Otra cosa que no he dejado de pensar es Fernández y Emma, algo me dice que estos dos se traen algo, y yo no me voy a quedar de brazos cruzados  y ver como ellos acaban conmigo, no puedo dejar que ellos en su intento de matarme, lo logren. Digo, si es que Emma esta en ello también a menos que sea otra puta mas de la colección de mi antiguo jefe.

Después de estar ahí el tiempo suficiente, salgo de ese lugar tan escondido, quien sea que haya abandonado esta casa aquí me hizo un gran favor, lo que sí me llevó tiempo fue hacer algunos arreglos aquí y allá. Cuando estuve dentro del coche, conduje hasta mi casa, además de que necesitaba recordar, me hacía falta tener a Brooke en mis brazos, ver a Brenna aunque ella intente evitarme a toda costa. Hice todo lo que pude para no fumar ese último cigarrillo, si me aparezco en la puerta de mi casa con ese olor, es posible, no, es seguro que Brenna me pateara el trasero y me echara como una rata.

Scape | Z.M ©¡Lee esta historia GRATIS!