Capitulo: 8 Emergencia y Disculpas

734 97 0

Zoey.

Estoy lista para salir, cuando me llega una llamada del hospital, que si puedo ir a operar a un niño que se cayo y se enterró algo en el estomago, voy porque no puedo dejar a un niño así, cuando llego me entra otra llamada y es Karen.

Inicio de llamada.

- Hola .

- Hola Karen.

- por dónde vienes.

- No voy a ir, me llamaron del hospital por una emergencia.

- ha Ok esta bien.

- De verdad que fue un imprevisto, debí llamar pero no me dio tiempo.

- no no entiendo.

- Gracias, se que me estaban esperando.

- Si, bueno cuando te desocupes, me llamas.

- Claro que si adiós.

- adiós.

Fin de llamada.

Cuelgo y me siento mal, porque no podre ir con ellos, bueno tal vez cuando termine valla y les de una sorpresa, término la operación y todo salió bien cuando salgo para irme viene el doctor Taylor.

- Gracias por venir, se que estas en vacaciones, pero el carro no quería prender y tu vives mas cerca.- Asiento.

- Tranquilo ya lo deje en su cuarto y deje todo anotado.- el en da una sonrisa.- Bueno me tengo que ir.

- Claro, gracias de nuevo.- le doy una sonrisa y me voy, camino a mi carro y me pongo en marcha, que bueno que se donde queda, paso por una tienda de dulces y compro para llevarlos, en modo de disculpa, por no irme con ellas, sigo el camino ya que son dos horas de distancia, llego toco la puerta y sale David y me ve allí parada con una maleta y muchas bolsa.

- Hola.- le digo y le doy una sonrisa.
- Perdón, por lo de esta mañana, es que me llamaron era una emergencia.

- Tranquila, pero que bueno que viniste.- me da una sonrisa.- Pasa, dejame te ayudo con eso.- asiento y deja las cosas en la puerta porque llega la pizza, paga y vamos a la cocina.- Miren a quien encontré en la puerta. - todos voltean y me ven y Niki viene hasta mi.

- Viniste.- se le nota feliz, asiento.

- Si, perdón por llegar tarde.- digo y ella asiente.- Les traje algunas galletas y gomitas, para que me perdonen. - ella asiente y toma la bolsa, la ve y le da la otra a Max.

- Gracias tía y que bueno que viniste - me acercó a Max y le doy un abrazo y un beso, veo a Niki.

- Y tu Niki, me perdonas.- le hago un puchero y Niki viene a mi y la abrazo Y ella asiente.- Gracias pequeña, te prometo que siempre voy a estar para ti, cuando me necesites.- digo y ella asiente.- Bien creo que iban a almorzar antes de que yo llegara.- asienten y nos ponemos a comer luego nos cambiamos y bajamos a la playa, los niños juegan en la arena mientras, nosotros nos sentamos a conversar, yo con Karen y Dani con David hasta que Dani y Karen van a nadar con los niños.

- Perdón.- digo y el me mira frunciendo el seño.- Por lo de la mañana se que debí llamar para que no me esperaran.- el asiente.

- Tranquila, entiendo que tu trabajo es muy importante y tienes que ir cuando te necesiten.- asiento.

- Si, demasiado pero siempre hay que tener tiempo para la familia, a veces quisiera solo ser chef y no doctora.- el me mira frunciendo el seño.- Pero después veo a esos niños, que ayude y se que vale la pena todo el sacrificio.- el asiente.- Y tu que me dices de tu trabajo.

- Pues somos dueños de dos restaurante y dos bares.- asiento.- Yo soy chef y Dani se encarga de los restaurantes.- me dice y asiento.

- Así que chef.- el asiente.
- Deberíamos intercambiar recetas.- el me mira lo piensa un momento.

- Me parece bien.- asiento.

- Sabes, mi madre y abuela eran chef también, así que tengo un cuaderno con sus recetas y secretos.- el asiente.

- Enserio y porque estudiaste medicina.- suspiro y respondo.

- Mi papá era medico, así que por el estudie medicina.- el asiente.
- Cuando murieron yo me sentí sola. Pero Karen y su familia estuvieron para mi, luego llego esa mujer.- el nudo en la garganta no me deja continuar.

- Tranquila, no tienes que contarme.- el me limpia las lágrimas de mis mejillas.

- Luego.- respiro y continuó.- Me llevaron de aquí, trate de llamar por mucho tiempo y ella decía que no atendía, que ellos se deshicieron de mi, porque quien quería a una niña como yo, caí en depresión por muchos meses, ella me hacia limpiar la casa, y si no lo hacia bien me dejaba sin comer, y me encerraba en el ático, luego a medida que fui creciendo, le cocinaba, lavaba y muchas cosas mas, lo único bueno era que me dejaba ir a la escuela, y a pesar de todo fui la mejor de mi clase, cuando cumplí la mayoría de edad salí de ese infierno, pero ya me había destrozado la vida,- hago una pausa y continuó.- ella se entero que estaba embarazada y cuando iba a irme de la casa, ella estaba furiosa, porque ya no recibiría nada de mi dinero, y me empujó por las escaleras y perdí al bebé.- me limpie las lágrimas y continúe.- mi novio en ese entonces, se puso mal con la noticia y me dejo, yo estuve en depresión un año, luego seguí con mis estudios y vine aquí a buscar a la única persona que me quedaba cuando era feliz.- finalizo y David me abraza.

- Siento tanto lo que pasaste, pero tienes que olvidar eso ahora, nos tienes a nosotros.- yo asiento aun abrazados.

-Es bueno sacar todo eso, me siento mejor, Gracias.- le digo y el me da una sonrisa.

- Porque?.- me dice confundido.

- Por escucharme.- el me limpia las mejillas.

- No es nada, cuando quieras, yo voy a estar para ti.- hay dios este hombre es demasiado tierno.

- Tu y Niki también pueden contar conmigo.- el me da una sonrisa mas grande.

- Zoey, puedes jugar conmigo en la playa.- dice Niki llegando a nosotros.

- Claro que si Niki vamos.- me toma de la mano y me jala con ella pero antes miro a David y le doy una sonrisa, me paso la tarde jugando con Niki y Maxi, cuando nos vamos a dormir, Niki le pide a su papá si puede dormir conmigo, luego de un rato asiente y Maxi también duerme con nosotros, yo caigo rendida igual que los niños.

Buscando un ángel.¡Lee esta historia GRATIS!