¡Jason!: un mundo extrañó

631 44 21

No sabía donde estaba ni podía recordar nada, su cabeza dolía y sentía demasiado calor-- ¿donde estoy?-- se penso mientras con lentitud habría los ojos. Un lugar completamente diferente al mundo que conoce lo rodeaba, gritos auyadores y niebla negra densa que le cubría hasta el cuello, se sentía como una joven oveja perdida en el bosque a punto de ser devorada por un lobo.
Dio un paso y todo bajo sus pies pareció vibrar, de pronto el aire quemaba en sus pulmones y salían cenizas puras de sus fosas nasales. Aspiro con fuerza una segunda vez y dio otro paso volviendo a sentir el suelo temblar bajo el, pronto comenzó a correr sin saber a donde. Su corazón daba vuelcos inexplicables y sus pies lo guiaban atraves del la densa oscuridad, pronto sintió como si por su nariz fuera expulsado fuego ardiente.

--*Mareos! Estoy mareado, joder*-- detuvo un poco el ritmo y tuvo la necesidad de mirar hacia su izquierda, una gran puerta tallada con huesos sé abría ante sus ojos, y le invitaba a pasar.

-El infierno aclama a quien lo reclama-

Escucho decir por ahí, ocultos en la niebla miles de voces comenzaban a hablar a medidas que cruzaba las puertas. Sentía ansiedad, desesperación y la sensación de que algo esperaba por el al otro lado de ese vaye arenoso que se presentaba ante sus ojos.
La niebla se dispersó y la oscuridad se volvió rojo óxido iluminandolo todo.
Lo que parecía una colonia de almas en pena se alzaba frente a sus ojos y con cierto temblequeo en las piernas se animo a pasearse por el lugar guiado por una sensación simplemente indescriptible, caminando a ciegas fue atravesando aquel lugar. Su pulso comenzó a tomar un ritmo distinto, cada vez se sentía más y más nervioso hasta que simplemente sus pies se detuvieron, el oxígeno escapó por sus labios cortandole la respiración. Quiso retroceder pero resbaló en la arena y esta crujio, unos ojos color zafiro se posaron en el fríos como el hielo y sintió como si le sonrieran.
M: Jason- mascullo paralizado y una voz completamente ajena le respondió.
-Bienvenido a un mundo diferente-

[Con Ghost]

-1, 2 ~no esta en el armario. 3, 4~ veo debajo la cama. 5, 6~ tras la puerta otra vez. 7, 8 veo unos pies. 9, 10 ya te atrape-

Ghostface casi se infarta pues por un segundo creyó que realmente iba ser atrapado pero nada ocurrió, desde su escondite podía ver perfectamente a un muñeco viviente. Esta tan sorprendido de lo que veía que no era capaz de actuar de la forma adecuada, lo más normal sería salir de ahí y enfrentar a aquella criatura pero su corazoncito no podía con ese tipo de actividad paranormal: enamorarse de un psicopata marginado era normal, querer a un tipo medio-zombie era normal, ser el mejor amigo de un texano loco era normal... todo lo que le había pasado hasta ahora era normal a excepción de esto....
G: **¿que sigue? ¿Un perro homicida?**- pensó-**porque si es así que aparezca ya**- realmente no estaba de humor para estas cosas o al menos eso indicaba su bipolaridad.

Si tan sólo Jason estuviera aquí nada de esto estaría pasando, Mickey no se hubiera ido, yo no estaría sólo y esa maldita cosa sobrenatural no estaría viéndome fijamente....
....
Un segundo.... ¡ESTA VIENDOME!

Rápidamente corrió hacia la pequeña ventanilla con la que contaba aquel escondite y se dispuso a salir por ella, con su mejor suerte logró escapar de aquel Diablillo andante que no dejaba de gritar.
-Te voy a atrapar, te voy a atrapar- seguido de risas infantiles que para nada le agradaban.
Quería tener a su grupo como en un principio y sentirse el homicida más fuerte de nuevo, pero la realidad indicaba una tremenda soledad, depresión constante y temor a cualquier mierda barata. Si, este es el nuevo Ghostface, un cobarde llorón que ya ni siquiera siente atracción por el cuchillo.
G:**Mamá, si me estás viendo desde el infierno... ¡AIUDAME MALDITA VIEJA!** - Su grito mental se apasiguo en cuanto tropezó con algo y voló por el aire hasta que su juvenil cara se aplastó contra el suelo -¡A LA MIERDA! - exclamó dolorido levantándose con dificultad, su nariz se había roto y sangraba bastante.
-vaya modales para un niño- una risita sonó provocando que su cerebro automáticamente reaccionará en pánico y sorpresa- ¿que pasa niño? Nunca has visto un muñeco-
G: ¿que carajos eres? -extrañamente para el su voz le tembló y se auto reprochó por eso.
-Un asesino ¿que no ve?-
Aún seguía en su incredulidad, en su sorpresa.
G: ¿¡Que Mierda eres?! NO JODAS -su cerebro volvió a reaccionar- Esto no es normal, no es normal- y tan rápido como pudo se levantó y se echó a correr.
-no suelo darle tanta lata, pero este niño se ve interesante jeje- su sonrisa inocente y macabra sé expandió al paso que seguía al muchacho.

[Con MICHAEL]

No era lo que esperaba, quien se supone que era ahora. Se oía tan diferente, se veía diferente... ¿que significaba? Sus rasgos faciales: los que tanto se esforzó en corregir sólo para gustarle un poco más, estaban como la primera vez que le vio sin máscara. Su cuerpo estaba extremadamente dañado a pesar de que parecía no sentir dolor y su voz... era algo infantil e incluso rasposa (rara combinación)
Se acercó lentamente bajo la mirada azul, grandes ojeras se hacían notar. Una vez frente a él vio como este se puso de pie e intento abrazarlo pero unas gruesas cadenas detuvieron sus brazos. ¿como no noto esas cadenas? Vio ligeramente por encima el cuerpo desnudo de su... amado y se extrañó.
M: ¿que es esto?- indago acariciando con sutileza una herida abierta en el pecho del campista.
J: Un mundo diferente- repitió y bajo sus brazos, las cadenas lo ajustavan tanto de las muñecas que se notaba un tono lila trepar lentamente por la piel de la zona.
M:¿por que estas asi?- volvió a indagar.
J: ¿como llegaste aqui?- evadio.
M: No estoy seguro, creo que un auto me atropeyo- dudo.
J:Me refiero a Aquí, este lugar. Tu no deberías estar aquí, tu revives- el menor se extrañó un poco- de seguro volverás en cualquier momento, pero no entiendo-pensó, era confuso.
M: Jason- llamó y lo tomó por el rostro- ¿Que es este lugar? ¿por que estas así, aquí?- indago incistente.
J: Estamos en el infierno, lugar para los condenados. Kruguer me trajo aquí a pagar lo que me resta en el infierno. Esto que vez... es el verdadero yo- explicó.

Michael no dijo nada, no sabía que decir al respecto realmente y tampoco sabía porque estaba ahí pero si era verdad que en cualquier momento volvería no quería alejarse del oji-azul. Se sentía idiota por todo lo que había pensado anteriormente respecto a la situación puesto ahora que lo veía realmente sentía que no quería separarse, sin pensar abrazo al más alto con fuerza. No le importó que sus ropas comenzarán a mancharse con sangre, tampoco le importó quitar su máscara y besar los muertos, y sucios labios de Jason.
Cada vez sentía más calor y como si se elevará lentamente, a duras penas el asesino del lago colocó sus manos a los costados del castaño correspondiendo el contacto y en un suspiro de ambos los ojos de Michael volvieron a abrirse permitiéndole ver el grisáceo y húmedo pavimento manchado con su sangre.
Maldijo y se levantó lentamente viendo lo que su cuerpo había causado, ¿que había sido lo de hace un momento?, intento pensar pero ciertamente su cabeza le dolía un poco.
Se puso de pie y vio la marca de las llantas pertenecientes al auto que lo envió a aquel lugar, tomó su cabeza con una de sus manos y paso lento se dispuso a terminar de cruzar la calle sólo para echarse del otro lado a pensar.

M: Que me pasen este tipo de cosas.... es extraño. Muy extraño- mascullo...

Su mente a mil por hora, dolorida y aún sangrante le dijo que tal vez lo adecuado sería volver con el adulto joven y buscar la manera de traer a Jason de vuelta...

----)-------)----------------?)?--------------)))------

HOLA GENTE HERMOSA QUE LEE ESTA LOKURA RIKA!! QUE VIVA EL PECADO ARHE XD
ACTUALIZO Y ME VOYYYY

los amo por leer, ya sabe que hacer.

PROXIMO CAPITULO: "AQUI VAMOS"

No c lo pierdan!!

T: are are, mucho dbs
L: la dvd xD

Mi viernes 13 en           Halloween<3¡Lee esta historia GRATIS!