Parte XVI

935 32 1

Recuerdos (III)
No podía estar pasando, no a ella, no ahora. Jared era un tema superado. Había sufrido lo suficiente por él como para volver a sentir algo por él. Mariposas en el estomago? Est.upid.eces. Ella ya no era una quinceañera, y Jared no merecía ni siquiera que ella pensara en el por una milésima de segundo… “Es.tú.pida” repitió en su cabeza unas… mil veces.

-mami- Emilia la saco de sus pensamientos

-qué pasa amor?- Emi estiró los brazos para que Lucianna la cargara. Una vez en brazos de mamá apegó su carita al cuello de Lu y susurro-

-Jared?- el corazón de Lucianna se detuvo. Las emociones fueron demasiadas. Emilia no solo había pronunciado una palabra nueva, sino que también había sido el nombre de su padre. “Mal.dita sea” pensó.

-Jared? Qué pasa con Jared amor?- interrogó sin que se notará lo importante que había sido para ella el hecho que Emi hubiese dicho algo diferente. Creyó que quizás la niña explicaría lo que quería. Significaba eso que su pequeña ahora se comunicaría con ella abiertamente y no solo a señas?-

-Jared- repitió-

-dime qué pasa con Jared bebe- insistió, pero no hubo respuesta de Emi. Dejó pasar unos segundos y la curiosidad le exigió preguntar- quieres verlo?- Emi asintió, y Lu se odió a si misma por haberse alegrado por aquello-

Ella no podía estar sintiendo eso, así que se obligo a recordar ese día en que todo se vino abajo.

“ERES LOPEOR QUE ME HA PASADO EN LA VIDA”, eso le había dicho Jared, y era algo que le seguía doliendo… sin embargo no pudo evitar pensar en la primera vez que ella y Jared se vieron…

/flashback/

-No voy a ir- Luce era terca como ella sola. Estaba cruzada de brazos sentada en el sofá, con un puchero en el rostro y a punto de llorar-

-DIOS MIO AYUDAME!!!!- Ian miró al cielo estirando los brazos como si de verdad buscara ayuda divina, y es que la necesitaba; cuando a Lu se le metía algo en la cabeza no había forma de hacerla cambiar de opinión- y por qué no quieres ir ahora?!

-porque me veo horrible, nada me queda bien!!!!- lanzó un cojín e Ian estaba a punto de perder la paciencia-

-Lu, prometiste acompañarme a la fiesta!!-

-lo sé, pero no iré- dijo testaruda-

-Lu, te vez genial, vamos!- intentó ser amable, quizás así la convencería, él odiaba ir a fiestas con famosillos y tener  a su amiga allí lo haría sentir mejor, y aburrirse menos-

-no mientas!! Mírame- se puso de pie- me veo gorda, mi pelo es un desastre y se me corrió el maquillaje, NO IRE!- fue demasiado dramática, Ian pensó en reír pero eso haría que Luce se enojara aún más así que se resistió. Por otro lado, casi se va de espaldas, y es que en ese vestido negro ajustado, zapato taco aguja gigantes y el pelo recogido en lo alto Lu estaba de infarto-

-Mierda Lu, sino fueras mi amiga te daría en el sofá ahora mismo- fue tan sincero que Lu lo miró asustada… Ian se quiso golpear por su confesión, pero eran amigos, eso lo tenían claro. Lu rió-

-No tienes filtro- suspiro-

-iras?-

-me acabas de convencer, pero te advierto! Si me dejas sola con algún idi.ota fanfarron te cortare las bolas mientras duermes-

-trato – Ian guiñó-

Aburridos, así estaban ambos. Lu quería golpear a Ian, estaba agotada de niñitas ricas creyéndose el centro del universo y colgándose del cuello de cuanto tipo famoso y guapo –y no tan guapo- vieran… Al menos se habían mantenido alejadas se Ian. Ella supuso que era porque no habían soltado las manos. O quizás porque andaba por ahí un tal Leto… Jordan? Jake? No había escuchado bien… solo unas cuantas mujercillas hablando de lo caliente que estaba el tipo. Sintió curiosidad…

-voy al baño- dijo Lu-

-no!, por favor! Si te vas me atacarán esas de allá?- señaló disimuladamente con la cabeza a un grupo de chicas que estaban mirándolo como gatos fuera de una pescadería-

-te jo.des, estoy que me meo- sin más apuró el paso. A penas soltó la mano de Ian las chicas se rodearon a Ian. Ella reía mientras avanzaba de espaldas, es que no podía dejar de ver aquella escena, Ian siendo acosado, su cara era épica!.

-CUIDADO!!- Chocó con la espalda de alguien quien la regaño de inmediato- es que no sabes caminar?- hueca, eso era, una rubia hueca…-

-lo siento- dijo confundida y de verdad apenada, no había sido su intención-

-lo sientes?? Acabas de arruinar un vestido carísimo!!!! – indicó el mini vestido, si es que eso podía llamarse vestido. Genial, había caído licor en él-

-hey, no es para tanto, de verdad lo siento- repitió ya perdiendo la paciencia. De verdad se haría pis ahí mismo si no encontraba el baño-

-Mira niñita!- la rubia la tomó del brazo pero alguien la detuvo-

-suficiente, no hagas un escándalo, no es para tanto- dijo con tono aburrido, pero mi.e.rda, esa voz hizo que Lu creyera que de verdad se había hecho en las medias-

-pero- dijo la rubia-

-Pero nada-repitió él. “que ojos” pensó Lu- discúlpala, es un poco exagerada- habló a Lu y guiño el ojo como si quisiera hacerla parte de una broma que ella no entendía-

-em… ok… permiso- Lu camino y se metió al baño. ALIVIO!-

Salió del baño tocándose el cuello perezosamente. Alguien la tomó del brazo asustándola

-que mier…- se detuvo al encontrarse con ese par de ojos azules-

-lo siento, no quise asustarte- él habló bajito, como si quisiera contarle mil secretos. Dios, ese hombre era encantador-

-descuida… tu eres?- preguntó-

-Jared, Jared Leto- Jared Leto, no Jake-

-um…- miró distraída e hizo ese gesto tan característico de ella, ocultar su labio inferior con el superior-

-Mi.e.rda- dijo él removiéndose, esa mujer lo había puesto a mil-

-ah?-

-nada- ambos se quedaron en silencio, qué decir?-

-tú eres…?- preguntó él, quería saber su nombre, decirlo mientras la hacía suya. Sus pensamientos estaban yendo demasiado lejos y solo llevaba 5 minutos a su lado-

-Lucianna-

-Luce- dijo él-

-Lucianna- repitió ella-

-ajam, Luce- rió,  Lucianna hizo un gesto extraño, adorable y divertido… será que ella estaba molesta?-

-pf, como quieras - se encogió de hombros rindiéndose. El rió-

-vamos- no preguntó…-

.qué? donde?- preguntó ella confundida, pero demonios, iría con él a cualquier lado, ese hombre estaba para comérselo-

-un café? Una copa? Un helado? Lo que sea, me aburro aquí, y no parece que estés divirtiéndote-

-am…- ir o no ir? Ian la mataría, pero que mas daba? Necesitaba un poco de aventura, y sentía, por alguna razón que desconocía, que Jared le daría mucho más que eso-

-vamos-

/fin flashback/

“Est.úpi.da y mil veces es.tú.pida!” pensó… haber ido a esa fiesta, haber dejado a Ian, haber huido con Jared… todas esas decisiones la llevaron justo donde estaba ahora. Con una hija que adoraba, pero con el corazón roto.

A little piece of heaven, a little piece of you¡Lee esta historia GRATIS!