Parte VI (continuación)

953 36 0

Primer día (continuación)

De pronto el ruido de unos tacones seguido de un portazo la saco de su fantasía. Una rubia de pelo muy liso tomado en un moño demasiado estirado la miraba con cara de pocos amigos. Ella camino pisando fuerte y se detuvo frente al escritorio donde Alex y Lu trabajaban

-y esta es la nueva? Stefanno dijo que era preciosa, yo no le veo la gracia- hizo un mohín y fijó sus ojos azules en Lu- también dijo que eras muy talentosa, espero que en eso no se haya equivocado- Lu sintió que poco a poco la ira crecía dentro de ella- soy Amanda Vlahovic, y espero que no pases mucho tiempo por aquí- sonrió sínicamente y se movió hasta su escritorio. Alex soltó un bufido e hizo un gesto de “ignórala”, Lu solo asintió y siguió prestando atención a las indicaciones de Alex.

Antes del almuerzo Lu ya se sabía el funcionamiento de los programan de arriba abajo. Alex la invitó a almorzar junto a él y le dio jugosos detalles de la vida amorosa de Amanda, ambos se estaban llevando de mil maravillas, era bueno tener un aliado en el trabajo.

Lu llamó a Emi, aunque sabía que su pequeña no hablaría solo el escuchar un “mami” la tranquilizaba. Se aseguro de que la pequeña estaba bien y no fue hasta la quinceava declaración de Ian de que la niña estaba bien que Lu se decidió –a regañadientes- a colgar el teléfono-

-preocupada por tu bebe?- pregunto Alex bebiendo un sorbo al resto de jugo natural- sin azúcar- que quedaba en su vaso-

-si, nunca la he dejado sola por tanto, ella es muy especial sabes?- Alex asintió, Lu le había contado sobre Emi y su manera tan diferente de comunicarse con ella- no me gusta no tenerla aquí conmigo, Stefanno me dio la posibilidad de trabajar en casa, pero no tengo una computadora como la de aquí, y mucho menos los programas o materiales, no se qué haré-

-la guardería de aquí, la has visto?- Lu negó no muy convencida- podríamos ir a ver qué te parece, mi hermana Sophie trabaja allí, te puedo asegurar que los pequeños están en buenas manos, mi sobrino Peter se queda ahí tambien. Si decides que Emi se quede allí, tu podras estar más tranquila, almorzar con ella… - se encogió de hombros, Lu lo meditó, no era una mala idea-

-vamos a ver entonces?- Alex sonrió y dando dos palmaditas se puso de pie-

Al final del día, Lu estaba convencida, llevaría a Emi a trabajar con ella, la guardería era un lugar muy acogedor y no habia una gran cantidad de niños, todo de la edad de Emi o menores, Sophie y Cassie, la otra cuidadora, eran muy amables y no vieron complicaciones cuando supieron que Emi no hablaba.

Antes de irse Lucianna fue a hablar con Stefanno, él parecía encantado con la noticia de que Lu pasaría todos los días en la oficina, a él le gustaba ver cómo avanzaban sus empleados, más aún Lucianna, ya que él veía un futuro prometedor en ella. Lu se sentía satisfecha, su primer día había sido mucho mejor de lo que había pensado. Todo iría bien… o al menos eso quería pensar…

Parte VII
Emilia I
Muy temprano en la mañana Ian escuchó ruidos en la cocina y se asustó por el alboroto. Se levantó de prisa y con rapidez llegó al lugar donde provenían los sonidos.

- ¿qué está pasando?!- pregunto asustado, pero luego se relajo al ver a Emi sentada en el suelo jugando con unas ollas, sartenes  y cucharas. La pequeña lo miró asustada, luego le pasó una cuchara a Ian y le mostro lo que hacía- ¿qué haces princesita?- preguntó poniéndose en cuclillas para ver lo que Emi hacía. La niña intentaba hacer una estructura con las ollas y sartenes, estaban todos alineados como si fueran una pirámide, no muy perfecta, pero una pirámide al fin y al cabo- mmmm, lindo- dijo Ian, aunque su tono sonaba más como pregunta. La verdad no estaba muy feliz del desorden que la pequeña había hecho, pero ¿qué podía hacer? - ¿y para qué quieres las cucharas?- Emi afirmó sus manitos en el piso, levantando la parte de atrás de su cuerpo se levantó y comenzó a hacer un camino con las cucharas. Luego corrió fuera de la cocina y trajo consigo una pequeña muñeca- ¿un camino eh? Y la muñequita va a caminar ahí?- Emi asintió- y ¿vive en el castillo?- Emi volvió a asentir y bostezó- te levantaste temprano hoy – Ian cargó a Emi en sus brazos y la sentó sobre el mesón.- ¿mami aún duerme? – la pequeña puso sus manos juntas y las acomodo al lado de su cabeza, haciendo el gesto de “dormir”- ¿quieres leche? – la niña sonrió, lo que bastó para que Ian olvidará su molestia por las ollas tiradas.

Ian preparó la leche de Emi, también preparo tostadas con mermelada de frutilla, las que parecieron encantar a la pequeña ya que las comió con ganas. Emi a ratos tomaba la mano de Ian o simplemente apoyaba su cabecita en el brazo del joven. La “princesa de la casa” se había robado el corazón de Ian.

-¿sabes? Es hora de que mami se levante, hoy tiene que ir a trabajar. ¿le damos una sorpresa?- Emi sonrió ampliamente y aplaudió en acuerdo- desayuno a la cama para mami… mmm, ¿café con….?- miró a su alrededor, Emi se acercó el pan y la mermelada- buena idea – Emi rió cuando Ian revolvió su cabello desarmando las trencitas que Lu le había hecho la noche anterior-

Una vez terminado el desayuno Emi e Ian fueron a la habitación de Lu… La bebé se encaramó en la cama y le dio besitos en la cara a Lu hasta que se despertó

-hey!!, buen día amor- abrazó a la pequeña- Ian… wow!! Desayuno!!-

- que conste que Emi lo preparó- señaló Ian guiñándole el ojo a la pequeña quien rió en complicidad con su tío- ¿lista para ir a trabajar?-

- sí, y tu amor… ¿lista para conocer a los niños de la guardería?- Emi se encogió de hombros, no se sentía muy animada con la idea, ella no estaba acostumbrada a compartir con otros niños y eso la ponía un poco nerviosa. Se aferró a Lu hundiendo su carita en el pecho de mamá- será increíble Emi, de verdad!, te va a encantar la guardería, hay muchos colores, y juguetes…-

-y puedes llevar tus lápices! Y mostrarle a los niños tus dibujos!!- dijo Ian ayudando a Lu. Al parecer su intervención dio resultado, porque Emi salió de la cama y recorrió la habitación buscando su mochila y llenándola con lápices y su block de dibujo-

                                                                              ***

Una vez en el trabajo, Lu presentó a Emi a Sophie, la hermana de Alex,  y a Cassie, la otra encargada de la guardería. Ambas recibieron a Emilia con los brazos abiertos, le enseñaron el lugar y le presentaron a los demás pequeños que pasan el día allí. Luego de muchos besos y abrazos Emi parecía más preparada que Lu para separarse, pero ella debía trabajar. Le prometió a la pequeña recogerla a la hora de almuerzo y se retiró a su oficina.

Estaba intranquila, algo dentro de ella la incomodaba… no era temor por dejar a Emilia en la guardería, era algo más, algo mucho peor… 

A little piece of heaven, a little piece of you¡Lee esta historia GRATIS!