042

9K 352 39


Selene caminó por las frias calles observando como la nieve caia lentamemte. Observaba cada detalle del lugar para guardarlo en su mente, observó todo por ultima vez.

La muchacha continuó caminando hasta llegar a su destino, esa casa que conocía como la palma de su mano. Se acercó a la puerta con nerviosismo y golpeó esperando que le abrieran la puerta. Observaba sus botas como si fueran la cosa mas interesante del mundo, hasta que escuchó que la puerta se abría.

- Noah... -Dejó de hablar al ver que no era Noah quien había abierto la puerta, sino Claudia.

- Selene -Habló Claudia observandola con atención.

- Hola... Claudia, ¿está Noah? -Selene miró con nerviosismo hacia el interior.

- Si, pero está ocupado -Claudia suspiró cansada.

- Oh bueno, ¿podrías entregarle esto de mi parte? -Habló entregandole una carta. Claudia asintió colocando el sobre en su bolsillo.- Bueno, creo que eso es todo. Adios.

Selene se volvió a colocar la capucha de su chaqueta para comenzar a caminar otra vez, sin darse cuenta habia comenzado a llorar.

Claudia la observó por ultima vez antes de cerrar la puerta, suspiró y se dirigió a la sala donde se encontraba Noah decorando.

-¿Quien era? -El muchacho la miró curioso.

- Nadie, solo un hombre que se había perdido y me pidió indicaciones -Se dirigió a la cocina y tiró la carta en el tacho de la basura.

- Voy a buscar algunas cosas al deposito, ahora regreso -Claudia secó sus manos y salió de la cocina.

El muchacho aprovechó para ir a la cocina a comer algunas galletas. Tomó el paquete de la alacena, las sacó del paquete y abrió el tacho para tirarlo. Pero se detuvo al ver un sobre arrugado. Noah la tomó con confusión y se encaminó hacia la habitación para poder leerla sin interrupciones.
Al llegar allí tomó asiento en la cama y antes de abrir el sobre observó con sorpresa el nombre del remitente Selene. Abrió el sobre con cuidado, este desprendia un aroma dulce era el perfume que usaba Selene. Aspiró otra vez, llenandose de satisfacción, le encantaba ese perfume. Suspiró y comenzó a leerla.

Noah:

Supongo que pensaras que es raro que te haya dado una carta, y si lo es, concuerdo contigo. No sabes lo ridicula que me siento por hacer esto. -El muchacho sonrió- Voy a contarte algo, hace bastante descubrí algo, descubrí que me había enamorado. ¿Raro no? La muchacha que juró nunca enamorarse se enamoró y de alguien que no corresponde su enamoramiento, que estúpida.
Estoy segura de que querrás saber de quien me enamoré y déjame decirte que es una de las personas mas justas y amables que vi en toda mi vida, su nombre es Noah, Noah Stilinski. -Noah abrió los ojos sorprendido- Si, es una locura pero sucedió. Me enamoré de ti, creeme que no queria hacerlo, porque sabia que nunca seria correspondido, pero me fue innevitable. Me enamoraste lenta y profundamente sin siquiera intentarlo, de la misma forma en la que te quedas dormido. ¿Sabes cuando te das cuenta de que estas enamorado? Te das cuenta cuando ves que tus sonrisas son por la otra persona, y no solo tus sonrisas, sino tu risa, tu felicidad, tu cariño, tu corazón y tu amor. Y es ahí cuando debes preocuparte, poraue te das cuenta de aue tambien es dueña de tu dolor, lagrimas, duda, enojos y celos. Cuando eso pasa te das cuenta que estas amando de verdad y que ya no puedes hacer nada al respecto. Nunca vas a volver a amar de tal manera. Sufres. Te das cuenta de que es lo mejor y a la vez lo peor que pudo pasarte. Te pierdes a ti mismo. Y eso es lo que me sucedió a mi.
No pretendo que mi declaracion despierte sentimiento que no existen en ti, tampoco pretendo darte pena. Solo queria que supieras lo que sentía antes de mi partida. No puedo seguir asi. -Noah miró con confusión la carta. ¿A qué se refería al decir su partida?- Decidí irme de Beacon Hills, no puedo seguir aquí viendo como otra muchacha se adueñó de tu corazón, no puedo estar aquí sabiendo que tus pensamientos son solo en torno a ella, sabiendo que nunca me verás de la misma forma que a ella, con ese brillo en tus ojos. No puedo quedarme aquí, escuchando las miles y miles de historias sobre lo maravillosa que es ella, fingiendo una sonrisa cuando por dentro solo me estaba rompiendo lentamente. Mientras tu salias con ella yo me quedaba dormida en mi cama, una tortura porque a veces... dormirse con el corazón roto y lágrimas en los ojos, es la peor de las torturas. -La hoja estaba manchada, parecian gotas de agua. Eran las lagrimas de Selene al escribir la carta-

No trates de buscarme, porque no vas a encontrarme. Nadie sabe hacia donde me dirijo, nadie sabe que me marcho, solo tu. Me iré de aquí buscando un nuevo camino para mí, buscando nuevas oportunidades y tambien buscando que mi corazón sane.
No quiero que me busques, si algun dia volvemos a encontrarnos será porque así lo quiere el destino.
No tienes idea de lo mucho que te quiero, y tambien deseo que sepas que siempre te guardare en mi corazon.

Feliz Navidad, espero que se cumplan todos tus deseos. Y te deseo un prospero año nuevo.

Selene Moon

Noah terminó de leer la carta sintiendo las lagrimas caer por sus mejillas y con un gran nudo en su garganta.

Noah terminó de leer la carta sintiendo las lagrimas caer por sus mejillas y con un gran nudo en su garganta

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Selene se habia ido y el ya no podia hacer nada. La muchacha se habia despedido y no sabia cuando volveria a saber de ella. Y eso era algo que lo destrozaba.

Ahora lo unico que deseaba para esta navidad era tenerla otra vez junto a el. Ahora entendia el dicho No te das cuenta de lo que tienes hasta que lo pierdes, nunca habia apreciado a Selene como se merecia y ahora se arrepentia enormemente de eso.



Sᴜᴘᴇʀɴᴀᴛᴜʀᴀʟ | ᴛᴇᴇɴ ᴡᴏʟғ [EN EDICIÓN]¡Lee esta historia GRATIS!