Capítulo 10

1.1K 142 67

Mangel entró por la puerta y seguido de él, Rubén.

Giré los ojos y me tapé la cara.

- Tara, vamos a casa -Mangel se apartó de la puerta, y con una leve señal de su mano, me hizo entender que le hiciera caso.

- No voy a ir a casa, ni a ningún lado contigo - Contesté firme y sin mirarlo. Si no lo miro no tiene poder contra mi, no me puede.

- Quiero arreglarlo, vamos -Pidió.

- Si Mangel viene sí -Miré a Mangel, y él a Rubén.

- No, no, esto es cosa de nosotros, si quieres vamos al parque de aquí abajo -Habló serio. Lo miré, y fue un gran error. Tenía sus ojos rojos, y no de droga.

-¿El del frente? -Pregunté. Rubén asintió y limpié mis ojos, caminando hacia la puerta.

-Rubén, no hagas nada, de lo que te arrepientas luego -. Mangel nunca había llamado a su Rubius con su nombre real, hablaba muy enserio. Rubén lo miró.

- No voy a hacer nada que ella no quiera -Contestó. Mangel asintió y Rubén cerró la puerta. Intentó darme la mano, pero la quité de inmediato.

Caminamos hacia el pequeño parque, Rubén se sentó en el césped y yo a una distancia que nunca pensé que estaría de él.

- Antes de ser mi novia, eres mi mejor amiga y quiero cambiar y no perderte, pero no puedo, no sé y no quiero estar entre drogadictos que se drogan por drogarse -.

-Tú también te drogas por drogarte -Dije obvia.

- No, en eso te equivocas -Contestó.

- Claro que no, y sino ¿por qué lo haces?¿por diversión? -.

- Lo hago por Youtube y lo sabes bien, es mi trabajo, y sin eso no puedo vivir -.

- Claro que puedes vivir de YouTube sin tener que drogarte, drogarte es innecesario -Contesté arrancando un poco de césped.

- Es necesario si no quiero perder subscriptores, quiero que me sigan apoyando y ellos apoyan a ese Rubius que hace locuras y hace cosas sin pensar, y es gilipollas, y yo sin droga no puedo ser así - Y ahí fue que entendí todo. Se drogaba por sus suscriptores, para hacerlos felices, para no cambiar, y no tener que dejar de hacer lo que más le gusta hacer.

Me acerqué a él y lo abracé. Y ahí fue cuando vi lágrimas salir de sus ojos.

- Lo siento mucho de verdad, no quiero perderte, no quiero que te alejes de mí, eres lo mejor que me ha pasado, y te amo más de lo que me amo a mi mismo -Sollozo despacio.

- Tú también lo eres y te amo muchísimo, pero si no dejas de drogarte no podemos seguir con esta relación, y no sabes lo que me duele decir esto -. Rubén se separó de mi.

- ¿Me vas a hacer elegir entre Youtube y tú? No me hagas esto Tara, por favor - Lo miré.

- No, youtuber vas a seguir siéndolo, quiero que dejes de drogarte -.

- No puedo ser youtuber sin drogarme -.

-Si no puedes dejar de drogarte, no puedes seguir siendo mi novio -Hablé firme y me levanté. - Lo siento Rub -.

- Lo intentaré, pero promete que me vas a ayudar y que no me vas a llevar a esos clubes de drogadictos - Rubén se levantó, sacandome una cabeza como siempre me miro con esos ojos pardos.

- Está bien te ayudaré, pero sólo si de verdad quieres ayudarte, sino no -Rubén sonrió débilmente y asintió enérgico.

Me acerqué a él y le di un pequeño beso corto, y cogiéndole de la mano, salimos de ese deprimente momento, para cambiar su vida, de una vez por todas.






××××××××××××

FELIZ NAVIDAD BITCHESSS

DOS CAPÍTULOS MADRE MÍA CONPANIERO

NOS VEMOS EL AÑO QUE VIENE AHRE

BAI, OS QUIERO

Junkie || r.d.g.¡Lee esta historia GRATIS!