Capitulo: 2 Tenemos que ir al hospital.

817 111 0

Karen.

Estaba en el restaurante revisando la bodega de bebidas, como cada mes, cuando me llega una llamada de la escuela de mi hijo.

Inició de llamada.

- hola señora Evans.

- Hola si soy yo.

- La llamamos para decirle que su hijo Max tuvo un accidente y se golpeo la cabeza y un brazo, ahora lo están llevando al hospital del centro.

- Que? Gracias ahora mismo salgo para allá.

Fin De llamada

— Dani, Dani.- salgo de la bóveda buscando a mi Dani.

— Que pasa amor.- me dice cuando me ve y baja la caja de sus manos.
— Que pasa porque lloras.- ni siguiera se cuando comencé a llorar.

— Llamaron de la escuela, Maxi esta camino al hospital, vamos.- salimos de allí y en el camino le avisó a los demás, llegamos a el hospital, y preguntamos por mi niño, nos dicen que esta en el quirófano y esperamos a que no sea nada grave, nos sentamos y esperamos en la sala de espera, yo solo le pido a dios y a mis padres, que me cuiden a mi niño.

— Tranquila Karen, el es un niño muy fuerte.- me dice Mary yo asiento.

— Gracias Mary, por estar aquí.- ella me abraza.

— Para eso es la familia.- ella se a vuelto una gran amiga, me hace recordar a Zoey, como estará, todavía me recordara, como yo lo hago.

Inició de flashback.

Mamá podemos llamar a Zoey.- le preguntó otra vez hace dos días que se fue y la extraño mucho.

Claro hija dejame marcar.- ella lo hace y nada no atienden.— no cae hija, mañana lo intentamos otra vez.

Esta bien.- me voy a mi cuarto y veo el collar que compartimos, tiene un pequeño corazón con una piedra roja en el medio, es un relicario y dentro tiene fotos de nuestros padres y de nosotras cuando teníamos 5 años, Zoey vestida de ángel y yo de hada, como lo extraño tendré que buscarla, a ver que fue de ella, las veces que llamábamos, nos decían que ella no quería hablar con nosotros, yo se que era mentira, después su tía nos dijo que no llamáramos más, a nos iba a denunciar de acosó, 3 años después mis padres murieron en un accidente de avión y yo me fui a vivir con la abuela, hasta que murió, fue poco después de la muerte de Isabella, pero ella me dejo a su hija Nicole, es muy parecida a ella, es una niña tan dulce, para David fue un poco difícil, para el hacerse cargo de una niña de meses y perder a isa, fue difícil para todos pero juntos lo ayudamos y salio adelante su hija es su vida, a salido con mujeres, pero cuando menciona a Nicole salen corriendo, literalmente lo hacen, así que el esta bien, pero yo se que Niki, necesita una madre, aunque me tenga a mi, a Mary y Sará no es lo mismo, ella quiere a alquien para ella, espero que isa le mande la indicada para los dos, salgo de mis pensamientos cuando preguntan por nosotros.

— Familiares de Max Evans.- nos acercamos todos

— Como esta mi hijo.- me mira como buscando algo, o como si me conociera.

— Esta bien, el golpe de la cabeza no dejara secuela, le agarre 5 puntos, tuvo una lesión leve en el brazo, y le puse yeso, tendrá que usarlo unos meses, pero esta bien, tendrá que estar en reposo por lo menos dos semanas. - asiento y veo a Dani el me abraza y me dice al oído que va ha estar bien.

— Cuando podemos verlo.-Dani le pregunta y ella me mira a mi.

— En un rato vendrá la enfermera a llevarlos con el, yo pasare mas tarde para revisarlo.- asentimos y ella no deja de verme, la veo bien y tiene un collar, igual al mio, no puede ser, solo existen dos y Zoey tiene uno y yo el otro, puede ser, no ella no puede estar aquí o si.

— Gracias doctora.- Dani le dice y ella se va.

— No, puede ser.- Dani me mira.

— Que pasa amor.- lo miro y no se que decir, tengo que hablar con la doctora.

— Tengo que hablar con ella.- el no entiende de quien le habló.— La doctora Dani.

— Porque?.

— Yo, necesito saber algo.- el me abraza y besa mi cabeza.

— Vamos amor, Max va a estar bien, hablas con ella mas tarde, ahora vamos a ver a nuestro enano.- yo respiro y asiento, la enfermera llega y nos lleva al cuarto de mi niño, esta en la cama dormido y mis ojos se cristalizan.

— El esta bien, solo esta sedado, para que descanse, en un rato debe de despertar.- dice la enfermera y asiento me acerco a el y beso su frente me siento y tomo su mano y me quedo allí, los demás pasan lo besan en la frente y salen a darles algo de comer a los niños, pero Niki se queda, no quiere dejar a Max hasta que no despierte, ello lo ama mucho, es su hermano y eso la hace una gran niña, luego de un rato Max despierta.

— Mami.- lo veo y lo abrazo sin lastimarlo.

— Como te sientes te duele algo.- el asiente y mira su brazo.— Esta bien bebé, voy a llamar a la enfermera. - salgo y le aviso a la enfermera cuando voy a entrar escucho que Niki y Max hablan.

— Es un ángel Maxi, ella te salvo es muy bonita.- le dice Niki a Max.

— Pero tiene alas.- ella niega.— y entonces como sabes que es un ángel.

— Sus, ojos son verde como mi color favorito, y su cabello es marrón y es mas grande que las tías.- más grande.

— Como, es como una abuelita.- ella se ríe.

— No, es gorda, como yo.- ella sufre por eso yo lo se.

— Tu no eres gorda, solo estas llena de amor.- ella se acerca y lo abraza.

— Te quiero mucho Maxi.

— Te quiero mucho Niki.- entro al cuarto y después la enfermera lo revisa y dice que ya viene la doctora.

— Hola, buenas noches, como esta el paciente mas hermoso de este hospital.- ella entra y los niños se ríen. — Hola y tu como te llamas hermosa.- Niki la mira con un brillo en sus ojos.

— Nicole, Max es mi primo. -Ella asiente y me mira y me da una sonrisa.

— Bueno Niki, puedes ir a sentarte con tu tía, mientras reviso a Maxi.- ella abre los ojos como platos.

— Como, sabes que nos dicen así.- ella se encoje de hombros y Niki viene a mi.

— Casualidad.- revisa a Max y anota algunas cosas.— Eres un niño muy valiente, y fuerte, creo que eres un súper héroe he.- Max se ríe y niega.
— Bueno te quedaras hoy y ya mañana se lo podrán llevar.- se dirige a mi yo asiento.— y hermosa Niki.- Niki levanta la mirada.— aunque se que te quieres quedar con Maxi, no puedes pequeña, pero puedes venir mañana temprano.- ella niega y hace un puchero.

— Yo quiero quedarme.- ella le hace ojitos de cachorrito, como hace con David cuando quiere algo.

— No, puedes pequeña, normas del hospital.- se acerca a ella y le acaricia la mejilla y limpia sus lágrimas.— No llores, te prometo que el va a estar bien.- ella asiente, entran todos y ella me ve.— Bueno, ya me voy, solo se puede quedar uno, con Maxi.- se va, les cuento lo que paso y luego entra la enfermera diciendo que la hora de visita ya se termino me despido de todos y me quedo con Max.

Buscando un ángel.¡Lee esta historia GRATIS!