25

2.6K 297 198

Freddy abrió los ojos lentamente. Se dio la vuelta sobre si mismo como pudo, ya que estaba rodeado por los brazos de Fred. Cuando consiguió darse la vuelta, su vista se quedó clavada en su hermano. Recorrió con la vista cada fracción de su rostro. Freddy sonrió colorado, estaba muy mono durmiendo.

Tímidamente acortó los centímetros y rozó sus labios, dándole un beso. El pelinegro abrió los ojos lentamente y Freddy se separó de inmediato.

- L-Lo siento.

El pelinegro sonrió y le besó también.

- ¿Por qué te disculpas?

El castaño agachó la cabeza colorado.

Freddy intentó levantarse, pero Fred se lo impidió.

- Prometemelo.

- ¿El qué?

- Que si te levantas de la cama, no
vendrás otra vez para decirme que no quieres que te vuelva a besar.

El castaño miró a sus labios apenado.

- Hoy cortaré con ella.

Fred apartó la vista para mirar hacia la ventana del cuarto. No hablaron más y Freddy se levantó y se fue hacia el baño. Empezó a desnudarse no sin antes cerrar la puerta con cerrojo para ducharse. Abrió el grifo y puso el agua ardiendo.

El agua caliente le relajaba y de alguna manera le aliviaba. No sabía como iba a hacerlo, cortar con Joy...le daba mucha pena, pero no era para ella. Y ahora notaba el ambiente raro, ¿Fred y él eran novios o qué? No lo sabia, y tampoco quería preguntárselo, no podía ya que la vergüenza le invadía.

Pasó las manos por sus brazos para enjabonarse, seguidamente del torso y el cuello.

- Ah...

Un escalofrío invadió su espalda. Le dolía una determinada zona del cuello, justo la que Fred mordió. Y ahora la noche anterior pasó por su mente acompañado de un sonrojo y una molestia en su pecho. Le daba tanta vergüenza...

Salió de la ducha cuando terminó de ducharse y se miró al espejo no sin antes limpiarlo por el vapor del agua ardiendo. Miró sus marcas, la noche anterior no le importaron pero...no sabia que iba a hacer, tendría que taparlas. Eran muy visibles y estaban por todo su cuello.

Aproximadamente había cinco o seis, y eran muy notables.
Por suerte últimamente hacia algo de frío, podría ponerse una bufanda y decir que estaba malo.

Se acarició de nuevo las marcas y se mordió el labio inferior. Cuando término desenredarse el pelo (que no tardó mucho) fue hacia la habitación para coger la ropa. Fred no estaba, así que suponía que estaría en la cocina desayunando.

Abrió su cómoda y buscó ropa para ponerse. Mientras el móvil del castaño se iba encendiendo para enviarle un mensaje a Joy, quería decírselo en persona.

Cogió un jersey sencillo color gris, unos vaqueros azules y se puso sus converse color rojo. Luego cogió su bufanda también gris un poco más clara que su jersey y se puso su gorro verde oscuro, pero muy bonito.

Cogió su abrigo verde, su móvil y bajó hacia la cocina. El pelinegro estaba desayunando, así que Freddy le acompañó.

- Iré a...bueno, ya sabes.

- No lo sé, ¿a donde vas, Freddy?

El castaño rodó los ojos.

- A cortar con Joy.

- Ya lo sabia, pero me gusta que lo digas en alto. - Esbozó una sonrisa.

Freddy suspiró y le mandó un mensaje a la rubia. «¿Podemos quedar en el parque dentro de diez minutos? Es algo importante»

Fred. ✧ f r e d e d d y ¡Lee esta historia GRATIS!