Capítulo 37

1.2K 190 107

Llega un punto en el que todo estalla, llega un momento en el que algo, una voz en tu mente grita basta y entonces solo sucede.

Y han pasado 3 meses desde que la mente de Louis gritó basta, desde que todo estalló y una suave y tímida sonrisa apareció en el reflejo del espejo. Y se siente valiente y a veces solo un poco pequeño, ya no hay noches en las que olvida cómo respirar y casi ha olvidado la sensación de las lágrimas mojando sus mejillas. Y solo a veces tiene que cerrar los ojos y con algo de suerte solo contar hasta 10 antes de volver a enfrentarse al mundo, otras 10 parece poco y 50 suena como una mejor cifra.

Y Harry sigue ahí, con él y Louis empieza a creer que no se irá. Y Harry inventó un juego una de las veces en las que 10 parecía un número diminuto, y Louis tuvo que reír cuando confesó que lo había visto en una serie. El juego consistía en vivir minuto a minuto, preocuparse solo del siguiente minuto cuando pensar en la siguiente hora o día parece algo asfixiante y aterrador. Y en esos minutos se besaron, se susurraron cientos de te quieros y miles de "todo irá bien" que sonaban como lo más sincero que alguien podría decir nunca.

Y ahora, en este minuto Louis se encuentra a sí mismo tumbado en la alfombra de la habitación de Liam. Sus ojos contemplan el techo del que cuelga una sencilla lámpara negra, su respiración es lenta y pausada y solo logra sobresaltarse un poco cuando Liam vuelve a la habitación sosteniendo dos tazas. Le dedica una mirada de agradecimiento cuando éste le ofrece una taza, Liam se sienta a su lado y Louis finalmente se incorpora. Casi sonríe al descubrir el contenido de la taza: té con leche y espera que sin azúcar.

"¿De qué querías hablar?" pregunta Liam acariciando la caliente cerámica de su propia taza.

Louis muerde su labio y mira fugazmente una o tal vez dos veces a Liam antes de coger aire y hablar.

"Lo siento" las palabras salen de los labios de Louis con rapidez y casi como hubiese esperado mucho tiempo a pronunciarlas, Liam le responde con un ceño fruncido.

Aún así Louis continúa hablando, ya ha dejado la taza junto a él, en la alfombra. Y el disco que Liam puso cuando él llegó sigue sonando y es lo único que rompe el silencio.

"Lo siento por todo este tiempo en el que has sido el último en enterarte de todo, siento no haber estado ahí para ti, siento solo haberme alejado sin ninguna explicación, yo no quiero que pienses que solo deseo tener a Harry a mi lado y a nadie más, no—"

Liam lo interrumpe, su ceño fruncido aún no ha desparecido y él se une una expresión de confusión e incluso un pequeño atisbo de afecto en algún lugar de su mirada.

"Louis, para" la boca de Louis se cierra repentinamente y sonríe con timidez " no tienes que hacer nada de esto, no tienes que pedirme perdón. Y nunca he creído que estoy en un segundo plano o algo por el estilo, Louis por Dios, he visto como miras a Harry y sé que te hace bien estar a su lado y no soy quien para decirte con quien debes o no debes ir, no se trata de elegir. "

"¿Por qué todo el mundo menciona lo mismo?" la taza viaja brevemente hasta sus labios y bebe bajo la mirada de Liam.

"¿A qué te refieres?" se arrastra un poco más cerca de Louis, él se encoge de hombros y vuelve a beber.

"Ya sabes, al 'he visto como lo miras' " hace comillas con sus dedos y quizá una terrible imitación de la voz de Liam.

"Ni siquiera hablo así" bromea con ambas cejas alzadas, la risa no tarda en florecer de sus labios. Louis solo pone los ojos en blanco. "¿De verdad no eres consciente de cómo lo miras?"

Louis niega, confundido y algo incómodo.

" Lo miras como si la vida a su lado mereciese la pena o como si creyeses que gracias a él, el mundo es un lugar mejor" explica, Louis intenta reprimir la sonrisa.

"Qué romántico, Liam" se burla, la cálida taza vuelve a acercarse a sus labios "¿También le dices esas cosas a Zayn? " habla antes de beber un nuevo sorbo, no deja de mirar a Liam y sus cejas permanecen alzas, sus ojos brillan con burla.

"Hay cosas más interesantes que hablar" dice con tranquilidad, Louis suelta la taza de golpe y el líquido amenaza con caer de su boca mientras su cuerpo es sacudido ligeramente por sus carcajadas silenciosas.

"Sucio" contesta entre risas cuando ha conseguido tragar " no te reconozco, Payne"

"¿Tú y Harry, no..?" y puede o no puede que las mejillas de Louis se sintieran repentinamente más calientes.

"Liam, no voy a hablarte de mi vida sexual con mi novio"

"Entonces es que la tienes" sonríe de lado

"Eres un perturbado" y ahora sus risas acompañan a la música que no ha dejado de sonar.

(...)

Los labios de Louis finalmente encuentran los de Harry, se mueven al compás y encajan como si fuese algo que tenía que suceder. Los dedos de Louis se enredan con facilidad entre el pelo de Harry y éste sonríe en medio del beso antes de que sus lenguas se conozcan. La música resuena con fuerza en sus oídos y aún pueden oír las innecesantes voces del resto de gente que inunda el gran salón y parte de la planta de arriba de la casa de alguien que quizá ni Harry ni Louis conocen.

"¿Baño o habitación?" susurra jadeante sobre los labios de Louis, sus ojos han vuelto a abrirse dejando que el azul conozca de nuevo al verde.

"¿Qué está más cerca?" pregunta Louis, sus brazos entrelazados alrededor del cuello de Harry quien echa un rápido vistazo a la estancia.

"Baño" contesta mirando de nuevo a Louis, éste sonríe cogiendo su mano y arrastrándolo hasta el pequeño baño que se encuentra justo a su izquierda.

Pronto la cadera de Harry se encuentra con el lavabo y no duda en subirse encima, sus labios vuelven a encontrar los de Louis y de repente el aire es escaso, y las manos de Louis parecen estar en todas partes desde que en algún momento consiguieron colarse bajo su crop top negro. Louis suspira cuando los largos dedos de Harry rozan su abultada entrepierna.

Sus lenguas parecen librar una batalla y el beso es cada vez más desordenado e intenso y quizá podrían reír por eso porque es un caos, un desastre como ellos mismos. Y cuando Louis intenta desabrochar el pantalón de Harry, su teléfono vibra insistentemente en su bolsillo trasero, ríe sobre los labios de su novia y se aparta para sacar el móvil del bolsillo y descubrir que es un mensaje de su madre.

"Harry, ¿puedes llevarme a casa?" él asiente con confusión bajando del lavabo, está mirando a Louis esperando una explicación. Louis parece notarlo "no sé qué ocurre" y es lo único que dice antes de que Harry bese su frente y salgan del baño.

Atraviesan la multitud de gente del salón con rapidez, la del jardín es algo más complicado por lo que Harry coge la mano de Louis y lo ayuda a pasar hasta finalmente llegar a su coche. El trayecto es silencio y Louis prácticamente salta del vehículo cuando llegan a su casa, Harry le sigue y continúa junto a él cuando irrumpe en el salón encontrarse a una desconsolada Jay llorando en el sofá.

"Mamá, ¿qué ocurre?" pregunta, su mano tocando torpemente el pelo de su madre.

"Noah se ha ido " confiesa entre hipidos y sollozos, Louis suspira.

"¿Habéis discutido?"

Jay asiente y Louis quiere llorar junto a ella.

"¿Dónde está Charlie?" su voz suena más suave ahora

"En su habitación" responde con voz entrecortada, Louis la abraza.

"Todo irá bien, eres la mujer más valiente que conozco, mamá " susurra " puedes con esto, lo sé. No le necesitas, y te darás cuenta de ello de que siempre has podido tu sola"

Y es solo cuando acompaña a su madre hasta la habitación y vuelve al salón junto Harry cuando su móvil vibra otra vez anunciando un nuevo mensaje.

"¿Louis? ¿Qué ocurre?" y puede notar la preocupación en su voz y Louis agradece una vez más el haber conocido a Harry.

"Es Niall " traga saliva " Stan ha vuelto"

[N/A] Heyyyyy, espero que os haya gustado y siento muchísimo haber tardado tanto en subir capítulo. Si queréis hacerme feliz comentad y votad, cientos de gracias por leer y FELIZ NAVIDAD.

Os quiero, Iris xx

Twitter: @avelouist

Rules of beauty ; Larry StylinsonDonde viven las historias. Descúbrelo ahora