Capítulo 4: tarde de chicas

3.8K 309 12

Estaba tirada en el sofá  sólo comiendo y viendo televisión

-Hola- se sentó junto a mi Nat

Era extraño saber que todos los vengadores vivían aquí y no podía acercarme a ellos

-Hola- conteste sin apartar la vista del videojuego

-Ya veo que te encanta jugar

-Él te mando a hablar conmigo, ¿cierto?

-Esta preocupado porque no vas a molestarlo con salir o no has intentado escapar

-Creí que ya le había quedado claro- puse pausa

-Tambien es por el chico, quiere saber si lo has visto

-No, no se nada de él- me encogi de hombros

-Excelente, ¿La estás pasando bien aquí?

-Si me dejara salir te aseguro que la pasaría mucho mejor

-Hola chicas- se sentó junto a mi Wanda

-Hola- sonreí al verla

-¿Que pasa?

-Hablamos de mi trauma hacia el chico de mayas- hice media sonrisa

-y el drama de su padre- continuo Nat

Wanda era mi vecina, mi padre había adaptado una ala del lugar como una casa para estar más cómoda y lo estaba, me mantenía lejos de sus problemas

-¿Que suelen hacer las chicas de tu edad?- preguntó Wanda

-¿de mi edad?- sonreí- no lo sé, mis amigos y yo solemos ver películas, charlar por horas de cosas sin sentido y aveces nos pasamos horas jugando

-¿No salen de compras y hablan de chicos?- preguntó  

-¿Nunca han salido de aquí cierto?

-Wanda vivió en zokovia

-Encerrada en un laboratorio- dijo ella irónica

-Tengo una idea- me puse de pie y camine a mi bolsa, revise que tuviera la tarjeta y algo de dinero,  regrese a ellas -vamos de compras-sonrei ampliamente y ellas solo negaron

-No creo que me gusten- Wanda me miró incómoda

-Vamos, llevo días encerrada, quiero salir y no me dejan al menos que sea con alguien- me queje como niña pequeña

-bien- dijeron ambas después de compartir miradas.

Salimos de camino al centro en un auto de mi padre, no estaba segura como saldría esto, con una espía y una chica con poderes

Llegamos al centro comercial, era algo parecido como ir con famosos, ambas estaban de incógnita, con sus lentes de sol y gorros, él frío ayudaba a que se ocultan más bajo las ropas, yo solo llevaba un suéter

-¿Donde vamos primero?

-Creo que ambas necesitan un nuevo guardarropa, digo debe existir un chico- las mire con picardía pero ambas negaron

-no creo que estemos haciendo lo mejor

-Vamos- las estire a la primera tienda, buscamos entre mil cosas y saliendo con cientos de bolsas

Terminamos después de unas horas, sentía genial el salir de nuevo, llegamos de nuevo al famoso Edificio de los Vengadores. Nunca me había percatado de que junto a mi estaban pasando muchas cosas como toda una corporación trabajando

-Agente- saludo un hombre a Nat, ella sonrió

-Podemos repetirlo luego- les dije antes de entrar a casa

-¿Donde estaban?- mi padre estaba parado al pie del sofá notablemente molesto

-Salimos de compras-sonreí le mostré el montón de bolsas

-¿no te fue suficiente con lo que pasó la última vez?

-No fui lejos y estube acompañada

-Tony, relájate es una adolescente que necesita salir- Nat me defendió

-No salgas sin avisar- dijo girando sobre sus talones- y Nat tenemos una junta

-Señor Stark- hablo Viernes- el Joven Peter está aquí

-Bien, voy en camino

Sujete a Wanda del brazo antes de que se marchara a su habitación

- ¿Quieres ver una película?

-Claro- me dedico una sonrisa

 Camine tras ella hasta su habitación

You Are My Hero (Spider-man/Tom Holland)¡Lee esta historia GRATIS!