XXV

2K 139 1

Lauren POV

La película había terminado y decidimos dar un paseo. Mientras tanto intentábamos ponernos de acuerdo para elegir un lugar al que ir a cenar. La verdad a mi me daba igual, lo único que quería era pasar tiempo con Camila.

Decidimos ir a cenar pizza, a Camila le encantaba. Cuando llegamos al lugar donde íbamos a cenar, buscamos una mesa y nos sentamos todas para después pedir lo que queríamos. A mi derecha estaba Camila y a mi izquierda Vero que no paraba de molestarme.

Camila hablaba animadamente con Dinah, últimamente estaban muy unidas por lo que había visto. Vi que Dinah le dijo algo al oído que provocó que la chica de ojos chocolate se ruborizara. Los celos me invadieron rápidamente. ¿Qué le estaba diciendo para que se pusiera así? Espero que no sea nada de lo que me estoy inaginando. Ellas son amigas, no pasa nada más.

Dinah me miró por un momento, alzó una ceja y sonrió de forma sospechosa. Fruncí el ceño extrañada, pero no dije nada.

— Dinah y Camila están muy juntas, ¿no crees? —dijo a mi lado Vero.

— Son amigas —respondí seria.

— Estos días han estado un poco inseparables. Quizás tienen algo —dijo con una sonrisa burlona.

— No tienen nada. Deja de suponer cosas que no son.

— ¿Estás celosa? —preguntó riéndose un poco.

— No tengo porque estar celosa. A ella no le gusta, Dinah, le gusto yo —dije mirando a la chica rubia y a la morena.

— También le gusta Hailee —la fulminé con la mirada e ignoré su comentario.

Las pizzas nos las trajeron a la mesa y no tardamos en empezar a comer. La chica de ojos chocolate comía con mucho entusiasmo y no pude evitar sonreír al verla.

— Veo que tienes mucha hambre —le comenté cerca de su oído.

— Sí, pero de ti no —alcé las cejas ante su respuesta y ella sonrió con suficiencia.

— No esperaba que dijeras eso. Punto para ti —le dije con una sonrisa.

— Lo sé —dijo con arrogancia para después reírse —. No puedo comportarme como tu.

Me reí y comí un poco de pizza antes de decirle algo.

— ¿Qué te parece si nos divertimos un poco? —le pregunté a la vez que posaba mi mano en su muslo.

— ¿Qué haces? —cuestionó susurrando con un tono nervioso e intentó quitar mi mano de ahí, pero yo la volvía a poner.

— Esto te va a gustar. Actúa con naturalidad —le dije volviendo a comer un poco de pizza como si nada.

Puse mi mano en la parte interior de su muslo, subiendo y bajando lentamente desde su rodilla hasta casi llegar a su entrepierna.

— Sé lo que están haciendo —dijo de pronto Dinah con una sonrisa de pervertida.

Camila apartó mi mano rápidamente y sus mejillas se tiñeron de rojo. Me gustaba verla sonrojada.

— No íbamos a hacer nada, Dinah —dijo Camila segundos después.

— Debería haberlas dejado continuar —se rió.

— Que pena que nos hayan interrumpido, Camila —le dije con una sonrisa a la chica de ojos chocolate.

— No lo hagas de nuevo. Me pone muy nerviosa —dijo sonrojada

— Lo siento —me disculpé —. Te ves adorable sonrojada —eso provocó que se sonrojara aun más.

Loving You Despite The Obstacles | CAMREN¡Lee esta historia GRATIS!