CAPITULO 21

3.1K 460 77

Jimin negó con la cabeza y sonrió.

Jungkook se puso de rodillas y tomó la dura erección de Jimin con sus manos.

Gimió cuando pasó la lengua por su longitud, siguiendo a la cabeza

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Gimió cuando pasó la lengua por su longitud, siguiendo a la cabeza.

Parecía, que a su pequeño no le importaba, si había audiencia o no, y en este momento, tampoco a Jimin. Les dejaría ver a todos ellos lo que no podían tener...

Hundió sus manos en el cabello de Jungkook cuando su compañero lo llevó más profundo en su boca. Él gimió y separó las piernas, dándole a Jungkook más espacio para trabajar.

Nam Joon se ahogó, pero no miró hacia otro lado.

Jimin miró a su compañero de sparring, quien tenía su propio pene en la mano, acariciándolo mientras observaba a Jungkook descender sobre Jimin

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Jimin miró a su compañero de sparring, quien tenía su propio pene en la mano, acariciándolo mientras observaba a Jungkook descender sobre Jimin.

Hoseok se situó al lado viendo a Jooheon.

Jungkook chupó, con las mejillas ahuecadas mientras se balanceaba arriba y abajo a lo largo del eje de Jimin. Corrió las manos sobre las piernas del lobo, y se aferró a ellas mientras trabajaba con el pene.

Jimin olvidó en dónde estaba y que los demás los veían.

-¡Oh Dios!

Jungkook lo había llevado a un lugar en donde sólo su placer y la búsqueda de su liberación llenaban su mente.

Era tan bueno cada vez que su compañero lo tocaba. Encontraba un sorprendente placer en eso.

Y que lo hiciera en frente de todos lo encendió aún más. Mucho más, el se vendría. Si tan solo Jungkook hiciera...

...Rozó ligeramente la parte inferior del pene de Jimin con su lengua y con una mano acarició sus bolas, tirando y soltando al tiempo con sus chupadas. La parte superior de la cabeza de Jimin se sentía como si fuera a explotar.

Le echó un vistazo a Jooheon. El lobo estaba ahí de píe con las piernas separadas, masturbándose mientras los miraba con los ojos entrecerrados, atrapado en las feromonas de apareamiento vertidas por la pareja enlazada. Los ojos de Jooheon se veían vidriosos, se habían tornado de color ámbar a causa de la lujuria.

Jimin sabía que si Jungkook no hubiera estado bajo su protección, Jooheon lo habría montado.

Los ojos marrones de Hoseok se habían oscurecido casi al color del ébano. Jooheon gimió, echó la cabeza hacia atrás, mientras su mano se deslizaba sobre la punta de su pene.

Jungkook comió a Jimin, lamiendo y chupando como si fuera la única cosa en el mundo que quería hacer.

Gimió alrededor del pene de Jimin, dejando que todo el mundo escuchara su placer.

Jimin renunció a su control y se cogió la boca de Jungkook. Su compañero lo llevó, tan profundo como Jimin podía ir, su boca abierta para recibir el grueso pene de Jimin. Las caderas de Jimin se empujaban con fuerza, sus bolas se pegaron a su cuerpo, y supo que no podía durar mucho más tiempo.

Cuando Jungkook muy suavemente paso los dientes a lo largo del pene, fue la gota que derramo el vaso.

-¡Jungkook! ¡Dios, voy a llegar!- gritó, empujó y luego disparó su carga profundamente a la garganta.

Jungkook se lo tragó, bebiéndolo por completo, exprimiendo de él, girando la mano alrededor de la base, consiguiendo hasta la última gota que Jimin tenía para darle.

-¡Diablos!- Jooheon gritó y chorreó su esperma en el suelo.

Ambos lobos se estremecían y temblaban y jadeaban, mientras recuperaban sus sentidos.

-Mierda, eres tan hermoso- Jimin le susurró.

Agarró a Jungkook por los brazos y lo llevó hasta un beso, probándose a sí mismo en su lengua.

Jungkook envolvió sus brazos y piernas alrededor de Jimin, juntando su erección contra el vientre de Jimin.

Jimin envolvió la mano alrededor del pene Jungkook y bombeó una vez, dos veces. Jungkook gritó:

- ¡Jimin!

Y con sólo esas pocas y rápidas arremetidas, se estremeció en su cuello mientras caliente líquido se derramaba sobre el pecho y la mano de Jimin.

El chico colgó de él, saciado y ronroneando como un gato.

Jimin se echó a reír y sacudió la cabeza, llevando al chico fuera de la jaula y bajó por las escaleras. Le dio un ligero zape en la cabeza y una palmadita en la espalda a Jungkook, y lo puso abajo de nuevo.

-Ponte la túnica antes de que uno de estos hombres comience una pelea. Te he defendido una vez hoy. No vamos a probar nuestra suerte.

Jungkook corrió de regreso a la silla, metió sus pies en sus zapatos, se puso la larga túnica para cubrirse a sí mismo, y envolvió su velo en la cabeza, ocultando su rostro en los pliegues de la tela.

Jimin se limpió el semen de su pecho y vientre, y luego lamió sus dedos, soltando un sonoro chasquido de sus labios cuando terminó.

Jimin se limpió el semen de su pecho y vientre, y luego lamió sus dedos, soltando un sonoro chasquido de sus labios cuando terminó

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

*******************************


Peleando Por Ti (Jikook)¡Lee esta historia GRATIS!