CAPITULO 19

3.1K 475 117

Jooheon olfateó el aire.

-Astuto. Lo has marcado con tu aroma- Él se inclinó y le susurró audiblemente -Siempre me gustó el olor de tu semen.

Luego lamió la mejilla de Jimin, él se echó a reír y lo apartó.

-Eres un idiota.

-No, simplemente sin compañero y cachondo.

Jooheon le dio a Jungkook otra mirada.

-Si Hoseok no me tuviera solo para entrenar, me gustaría estar en la jaula tratando de ganar este suculento bocado- Se rió y le dio una palmada en el hombro a Jimin -Ven. Vamos a ver qué tipo de entrenamiento necesitas para defender a tu compañero.

Los dos lobos subieron a la jaula.

Nam Joon le indicó a Jungkook que recogiera su ropa y se sentara en una silla cercana. Recogió un reloj e hizo 'clic' en él.

-Rounds de tres minutos de duración. Adelante.

Los hombres se acecharon alrededor de la jaula, midiéndose entre sí.

Jungkook puso su burka o túnica en el respaldo de la silla y se sentó en la orilla, con las manos agarrando el asiento. Su corazón golpeaba en el pecho. Esta sería la primera vez que vería a Jimin en acción, y a pesar de su preocupación, su pene se puso rígido cuando sintió la excitación de Jimin.

Jimin circuló a la derecha, mientras que Jooheon lo hacía a la izquierda. Cerraron el espacio, cada vez más y más hasta que Jooheon embistió, Jimin agarró el brazo de Jooheon y se lo retorció, pero Jooheon se deslizó por el suelo utilizando sus poderosas piernas, dio vuelta, y rompió su agarre. Antes de que Jimin pudiera levantarse, Jooheon se torció y lo golpeó, forzándolo sobre su espalda mientras Jooheon se sentó encima de él a horcajadas.

Viendo la acción, Nam Joon golpeó con sus puños en el piso de la jaula.

-Vamos Jimin. ¡Quítatelo de encima!-  gritó.

Abrió el puño, impulsándolo hacia arriba, capturando la barbilla de Jooheon, y eso le dio a Jimin solo el tiempo suficiente para liberarse.

El otro Lobo envolvió sus pies alrededor de las piernas de Jimin. Con un rugido, se empujó hacia arriba, y derribó a Jooheon golpeando su rostro contra el suelo. Jimin aterrizó encima del Lobo, envolvió su brazo alrededor del cuello de Jooheon, agarró su propia muñeca, y apretó.

-¡Llave dormilona!-  Nam Joon gritó, golpeando el suelo con el puño  -Si, sostenlo.

Llave o candado dormilón, es utilizado en judo para inmovilizar a una persona.

Jimin gruñó, y la cara de Jooheon pasó de rojo a azul. Jooheon golpeó el suelo con la palma de su mano, y Jimin lo dejó en libertad. Jadeando por aire.

Nam Joon vitoreó  -¡Sí!

Jimin se levantó y buscó a su compañero.

Todo dentro de Jungkook se derritió cuando la mirada del fuerte lobo lo encontró. El triunfo, la victoria y el poder.

Jimin se dio la vuelta y le tendió una mano a Jooheon, y a continuación, lo jaló para que se levantara.

-La próxima vez, no te contengas-  Le dio una palmada al lobo en el hombro.

-¡Mierda! No creí que lo notaras-  Jooheon se echó a reír  -Sólo estaba tratando de hacer que lucieras bien frente tu nuevo compañero, eso es todo; tengo que decir, que todavía lo tienes, Jimin. Me importa un carajo lo que diga Nam Joon. En un mes estarás de vuelta en la cima.

Jimin se encogió de hombros, su mirada nunca dejó la de Jungkook.

-Tal vez.

Llegó a la puerta de la jaula, y Jungkook fue a él, corriendo por las escaleras y lanzándose en sus brazos.

El lobo lo envolvió en sus brazos, gruñó, y tomó la boca de Jungkook en un profundo beso. Luego le dio un pequeño zape y una nalgada con un ligero pellizco.

-Ves Bebe. No hay nada de qué preocuparse.

-Yo no estaba preocupado. 

Y Jungkook bailó el resto del camino mientras bajaba los escalones.

Jimin bajó las escaleras y se dirigió a su dueño.

-Me alegra que pienses así-  NamJoon señaló a Jungkook  -Él es el único que me preocupa. Su falta de experiencia en la jaula se va a notar, y podría costarte la pelea.

Jimin envolvió su brazo alrededor de Jungkook y lo atrajo hacia sí.

-No subestimes a Jungkook. Él podría sorprenderte.

Jungkook sonrió hacia su compañero.

-Sí, yo podría.

Jooheon se echó a reír  -Parece que tu nuevo compañero tiene una alta opinión sobre sí mismo.

-Bueno, vamos a ver lo bueno que es, entonces.

Dijo Nam Joon, agitó su brazo señalando hacia la jaula.

-Métete con él. Vamos a ver si tiene el instinto para esto, y si el dinero que pagué por él valió la pena.

Jungkook miró a Jimin, él frunció el ceño, y luego asintió.

-De acuerdo.

Jooheon golpeó sus manos juntas.

-¡Sí!. Ahora sí nos estamos entendiendo. Dame algo por qué luchar-  Se desabrochó su propio cinturón.

Jimin se detuvo y se dirigió hacia su compañero de sparring.

-Nunca lo conseguirás, lo sabes.

-Pero si lo hago, ten por seguro que reclamaré los derechos de sparring.

-¿Derechos de sparring?-  Jungkook le preguntó a Jimin mientras lo seguía.

Jimin no le respondió. Cruzó la jaula hasta el otro extremo y se detuvo.

-Ve a la esquina, Jungkook. Tú te quedas ahí. No la dejes nunca. Mientras esté entre tú y él, estarás a salvo.

-Pero él ¿de qué estaba hablando? ¿Derechos de sparring?.

No le gustaba cómo sonaba eso en absoluto. ¿Podría perder a Jimin un simple combate de entrenamiento?.

-Si él me gana, tendrás que mamársela.

La mandíbula de Jimin se tensó mientras soltaba las palabras. Jungkook miró al otro lobo.

-Oh, está bien. No me importa. 

Jungkook había hecho muchas mamadas en el harén. Pero Jimin lo miró y gruñó.

-Eres mío. Nadie te toca más que yo.

********************************

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

********************************


Peleando Por Ti (Jikook)¡Lee esta historia GRATIS!