Ágape-Eros

1.3K 148 59


Yuri despertó por los constantes golpes a su puerta, la hermana de Yuuri gritaba que debía alistarse para la competencia. Solo entonces recordó que en la tarde se llevaría a cabo la competencia que decidiría a quien entrenaría Viktor.

¿Tenía caso?

Era más que obvio quien ganaría y con quien se quedaría, pero si algo odiaba era perder. Con pesadez se levantó, lucia horrible, sus ojos hinchados, rojos y opacos, notables ojeras y un desanimo total.

Miro con tristeza el traje que había escogido hace dos días de entre las cosas de Viktor.

Viktor, Viktor, Viktor todo en torno a su vida estaba relacionado al peliplata, incluso el gato que tanto adoraba se lo había obsequiado Viktor.

Agito la cabeza tratando de concentrarse en lo que tocaba hoy, el concurso por quien se queda con Viktor-como había decidido bautizar la competencia-

Espero a que se alejasen para poder ir a darse un baño, en lo posible evito las aguas termales, regreso a su habitación y se cambió, se colocó la musculosa de animal print, dejo caer su cabello suelto y alisto su maleta, no pasaría un día más en esa casa.

**

La pista de hielo estaba repleta, ni un alfiler cabía adentro. Con molestia fue a ponerse los patines, patinaría primero, demostraría que era mejor que Katsui.

─Mucha suerte Yurio─ La amiga de Yuuri se le acerco con una amable sonrisa.

Se deslizo al centro de la pista.

In regards to love Agape

La música había comenzado a sonar, su cuerpo se movía por inercia al ritmo de esta, sin embargo su mente se hallaba tan lejos, en su amada Rusia, en su cálido y humilde hogar, al lado de su abuelo preparando unos piroshki. Todo se veía tan bien, era feliz con lo que tenía. Sin embargo, una nueva figura se hizo presente en el tierno recuadro. Viktor le sonreía.

Viktor le tendía una mano.

Viktor le prometía estar a su lado.

Estaba agotado, quería parar, quería irse. Se sentía tan abrumado, todas las miradas sobre él, deslumbrados por una rutina tan...penosa.

Era mejor que eso.

─Ha sido una de tus mejores presentaciones Yurio─ Salió de la pista ignorando las palabras del mayor.

Las bocinas anunciaron al siguiente participante, el giro observando con fascinación al que se encontraba en el centro de la pista, era como si nada más existiesen...tan solo ellos dos. La melodía comenzó, el silbó y se deleitó con aquel baile.

Yuri lo vio, aquellos ojos vibraban, esas orbes azules donde siempre se había visto reflejado, ahora solo seguían al japonés

Fue a cambiarse, ya tenía su maleta lista y en la noche había separado un pasaje. Salió con la cabeza gacha siendo retenido par la madre de las trillizas.

─¿A dónde vas Yurio? Aún no han dicho quien gano─

─La respuesta es obvia, regreso a Rusia pero no perderé la Grand Prix frente al cerdo─

Abandonó Japón esa noche, sin embargo se iba más vacío de lo que había llegado, con un gran resentimiento y con el corazón lastimado. Pero tenía una meta, un lugar al cual llegaría. Conseguiría el oro y le demostraría que era mucho, que no debió subestimarlo y que lo superaría.

Demostraría lo bueno que era.

El primer omega que coronaria como campeón.

**

Ni bien toco suelo Ruso se presentó ante Yakov, ya se veía venir la bronca que se le fue encima pero no retrocedió en ningún momento, pidió que lo entrene y perfeccionen el Ágape. No iba a permitirse perder nuevamente.

A Yakov pareció gustarle la motivación extraña del rubio por lo que se guardó la lista de regaños que aun tenia y lo mando a la pista de baile deseoso de ver el programa que Viktor había coreografiado para Yurio y evaluar que tanto se podía hacer con el.

Había estado pensando en la coreografía para el programa largo, durante la ausencia de Yuri había contactado con su ex esposa y esta no se había negado a entrenar al menor, si iba por el oro, se aseguraría de brindarle toda la ayuda posible. Yakov sabia del gran potencia que yacía dormido dentro del quinceañero, como entrenador deseaba que se colocase entre los mejores, pero al verlo visto crecer desde tan temprana edad, tenía un sentimiento puro por verlo triunfar.

**

Había pasado tres meses, su cuerpo resentía las constantes prácticas y estiramientos de su duro entrenamiento. Abrió con pesadez los ojos topándose con las amplias y suaves cortinas color vino que se ondeaban al compás del viento, sin muchas ganas se levantó de la amplia cama quedando sentado al filo de la misma con sus pies descansando en el tapiz, se quedó con la mirada en ningún punto en particular de la gran habitación aun en penumbras, miro el reloj en la mesa de noche.

5:23 am

Desde que había comenzado sus entrenamientos con Lilia, tuvo que mudarse a la mansión de la prima ballerina, grande y solitaria para las pocas personas que la habitaban. Los toques en la puerta lo sacaron de su ensoñación, la mucama entro pidiendo permiso para dejar la nueva muda de ropa de ballet, Yuri solo asintió cuando la joven anuncio que si deseaba podía prepararle el desayuno.

Se dio una rápida ducha, vistió aquel traje especial y se puso encima una polera, recogió su cabello en una cola baja y se dirigió a la planta baja. Lilia ya estaba en el comedor y con ella Yakov, que había ido a supervisar su avance.

Saludo a los mayores y comenzó a ingerir los alimentos, claro que también llevaba una estricta dieta, llena de proteínas, suplementos y demás que le eran necesarios en su alimentación.

─Lilia me comento que mejoraste bastante─

─Si quiero ganar debo ser el mejor viej─

─Yuri, controla tu genio, nada de malas palabras y respeta a tus mayores─ El menor refunfuño por lo bajo, sin embargo acato las ordenes de la rusa, Yuri era como un niño pequeño al que acaban de requintar por hacer berrinche, no podía ir en contra de Lilia. ─Su rutina ha mejorado mucho, sin embargo necesito que muestres más belleza─ Yuri termino de tomar la leche ─ Debes destilar belleza, desbordarla y que todos vean y queden asombrados, a la par debes mostrar fortaleza, en tu corazón y esta se reflejará en tu rutina─

─Pronto sabremos donde participarás ─ Yakov hablo ─ Sabes de antemano que hay fuertes competidores, todos mayores que tú─

─No importa, si demuestro que soy mejor que ellos ganaré─

Ambos mayores sonrieron al ver la determinación relucir en las esmeraldas, ciertamente había estado muy desconcentrado los primeros días, cómo si su mente estuviese en otro lugar, siempre que revisaba su celular terminaba estrellándolo contra alguna pared y mascullaba por lo bajo. Por ello Lilia le había prohibido el uso de cualquier red social y confiscó el celular, Yakov sabía que su conducta se relacionaba a Viktor, por lo que apoyo las reglas de Lilia a pesar de los reclamos del menor, con el tiempo se acostumbró a la desconexión del mundo más allá del patinaje y su rutina. Aquel entrenamiento estaba dando frutos.

─Bien, será mejor comenzar con el entrenamiento, los concursos están más cerca de lo que pensamos ─ El comedor ya era iluminado por los rayos del sol. ─Ven, Yakov, te mostrare la prima balleria que estoy forjando─

El rubio repaso las palabras de Lilia

Fuerza y belleza.

Yuri tenía ambas.



La historia va a paso lento :3 

En el próximo episodio aparecerá el Rey 7u7

~A.G.A.P.E~An angel gets an empty promise #PremiosKatsudon2017Read this story for FREE!