Capítulo 10

Niall: claro.

Le sonreí y los dos subimos a mi habitación. Puse la televisión que tenia en mi cuarto y nos quedamos allí.

Niall: tu crees que aquí nos pueden hacer fotos?

Tatiana: no, aquí no.

Niall: pues a mi no me importaría que nos hicieran una.

Tatiana: le sonreí levemente- hacemos palomitas??

Niall: vale.!!

Tatiana: vamos abajo.

Niall y yo bajamos y preparamos un bol gigantesco de palomitas, después subimos a mi habitación y nos tumbamos en la cama.

Niall: confías ya en mi??

Tatiana: mas o menos.

Niall: me lo tomare como un si.

Tatiana: tomatelo como quieras.

Niall. Te pasa algo?

Tatiana: no, nada.

Niall: te noto rara.

Tatiana: te he dicho que no me pasa nada.

Niall: vale, no tienes que estar siempre a la defensiva conmigo.

Tatiana: perdona no pretendía ser desagradable.

Niall: no importa, no estabas siendo desagradable.

Yo no le respondí, simplemente agache mi cabeza.

Niall: te sientes bien??

Tatiana: es que..... - me quede callada.

Niall: me lo puedes contar, confía en mi.

Tatiana: es que, no se porque me lo hacen todo tan complicado, y lo que ha pasado esta mañana me a afectado mucho, no quiero que se rían de ti por juntarte conmigo. - no se porque comencé a llorar.

Niall: bueno, y si se ríen que pasa?, a mi me da igual, me gusta estar contigo.

Tatiana: no lo dices enserio.

Niall: claro que si, me da igual que se rían.

Tatiana: pero a mi no.

Niall: pues debería, no llores por quienes no se lo merecen, recuerda tu eres una princesa y las princesas no lloran.

Abrace a Niall, y el me devolvió el abrazo.

Niall: no llores, no me gusta verte llorar.

Tatiana: tendrás que acostumbrarte.

Niall: no tendré que hacerlo, porque voy a lograr que estes todo el día sonriendo.

Tatiana: ojalá pudieras hacer eso.

Niall: confía en mi – me sonrio.

A Niall lo llamo su madre para saber donde estaba, y como se había hecho tarde Niall volvió a su casa. Unos 10 minutos después de que se fuera yo me quede dormida y desperté con el sonido del despertador. Era sábado, baje y mi madre ya se había ido a trabajar, pensé que podía pasar la mañana con James y fui a buscarlo.

James: hola princesa.

Tatiana: hola, que escondes? - sostenía algo con las manos en su espalda.

James: nada.

Tatiana: no seas tonto, enseñamelo.

James: pero no le digas nada a nadie.

Tatiana: que no, enseñamelo.

TOO YOUNG || n.h¡Lee esta historia GRATIS!