Capítulo 2: Ojos Color Caramelo

7K 634 314

Notas: Hola a todo el mundo, soy yo y si, como dije antes estoy editando esta historia. No haré cambios enormes ni radicales, solo algunas mejoras.

El nombre de la canción es Back to Black de Beyoncé onda Fifty Shades of Grey. Favor de escucharla cuando vean esto ✨💫✨.

Una cosa más, tratare de dejar las notas siempre para el final así no les arruino el capitulo.

Disfruten.

✨Capítulo 2💫Ojos color caramelo✨



Capítulo 2
💫
Ojos color caramelo

Dejó la nota a un lado y volvió a contactarse con su secretaria para informarle a esta que no quería ser molestado por ningún motivo, ni tan siquiera por su esposa, y pidiéndole de favor que, en caso de que Yekaterina preguntara por él, inventarse alguna la excusa con tal de no hablar con la rubia. La más creíble podía ser que se encontraba en alguna junta muy importante que le beneficiaría los bolsillos. Sí, definitivamente solo con algo como eso su mujer no se atrevería a molestarle.

Amelie soltó una risita y afirmó a las, por así decirlo, "súplicas" de su jefe. Sabía que aquellas eran meras excusas y estaba dispuesta a serle de escudo al pobre, después de todo, había tenido el honor de conocer a la esposa de este. Eso y que el platinado se enfrentará día a día al duro trabajo de esa empresa era demasiada presión, hasta sentía lástima por él.

—Gracias Amelie —agradeció una y mil veces a la joven antes de cortar la llamada, recibiendo un suave "de nada" por parte de esta. Ahora si se podía concentrar en el trabajo que tenía pendiente y disfrutar del resto del día, además de dejar un post-it para recordarse en subirle el sueldo a la joven.

Podía decirse que se había tardado al menos hora y medía en terminar todo; veinte minutos en terminar de escribir el último párrafo y lo restante en revisar desde el principio hasta el fin, encontrando cero errores y pensando seriamente en darles una recompensa a sus trabajadores por haber realizado un gran trabajo a pesar de las adversidades que habían estado teniendo.

Guardó todo y mandó por e-mail los documentos que su secretaría debía imprimir y pasar a los demás empleados, pues ya solo quedaba realizar una presentación y cerrar el trato con un apretón de manos y una cena con los ejecutivos.

Luego de confirmar que todo estuviera en orden, tuvo el privilegio, o mejor dicho, la bendición, de revisar su celular, solo para encontrarse con varias llamadas y mensajes de su esposa, como siempre avisándole que había comprado tantas cosas hasta el punto de sobregirar la tarjeta de crédito.

Hasta pudo jurar oír el lamento de su cuenta bancaria. Para él no había inconveniente en comprar cosas, lo que le molestaba a niveles universales era que la rubia gastará enormes cantidades en zapatos y ropa que solo usaba una vez en su vida y luego acababan en la basura. ¿Acaso no se daba cuenta lo mucho que a él le costaba ganarse ese dinero?

✨Eros✨ 「OMEGAVERSE 」 💫  EDITANDO¡Lee esta historia GRATIS!