Capítulo 13

3.3K 390 69

Una semana después de haber llegado a Paris, Basil sentía que se derrumbaría en cualquier momento. Cuando aceptó aquel trabajo jamás se esperó encontrarse con algo como aquello.

─ ¿Qué tal va la campaña?- la voz en su oído le erizó la piel, pero se aguantó las ganas de apartarse, cerrando los ojos.

─ Bien... es fácil trabajar con modelos tan buenos- el hombre rió un poco y sintió cómo le pasaba un brazo por la cintura y esta vez sí se quitó bruscamente sin poder evitarlo, frente a él estaba un hombre de cabello negro y liso que solo resaltaba un par de sensuales ojos morenos, tenía unos treinta y seis años pero su atractivo solo parecía crecer con el tiempo, sólo había un problema en aquella ecuación, a Basil no podía sino revolvérsele el estómago cada vez que lo tenía cerca.

─ ¿Por qué tan distante Basil? ¿No crees que con nuestro pasado esto debería ser nada?- intentó abrazarlo de nuevo, Basil se apartó, Allon sabía perfectamente que ellos jamás habían tenido esa clase de relación. Pero prefería no decírselo en su cara mientras estuviese trabajando para él.

Basil sonrió dándole la espalda de nuevo como si estuviese revisando su cámara- Estoy aquí por trabajo Al, tengo a alguien más en mi vida ahora.

─ ¿Y ese alguien sabe que me vendiste tu cuerpo por tu hijo?- Basil apretó la cámara en sus manos, no pensó que fuese a sacar el tema así como así.

─ Lo sabe- dijo con firmeza, alegrándose de poder contestarle de esa forma.

─ Oh vaya, qué relación tan buena....y dime ¿sabe que estás trabajando para mí ahora?- Basil no contestó enseguida.

─ ¿Se supone que eso es importante? Creo que esta conversación esta fuera de lugar ¿no tienes una importante empresa que seguir dirigiendo? Yo he terminado mi trabajo por hoy- Allon le vio y frunció el ceño, no le agradaba nada que Basil fuese tan renuente a aceptar de una vez por todas pertenecerle, como debía de haber sido desde hacía ya dos años, antes de que el escurridizo rubio se le escapara de su mando nada más terminar el tiempo de su contrato. Se le había ido aquella vez pero ya que lo había encontrado no se le escaparía de nuevo. Lo había visto entrar en aquella fiesta hacía menos de un mes, se había retirado inmediatamente antes de que pudiese verlo, no había sido difícil saber dónde trabajaba y enviarle una propuesta a su empresa... lo verdaderamente difícil estaba ahora que lo tenía cerca y lejos de aquel posesivo amante.

─ Supe que tu nuevo amante es nada menos que Jason Lakis- Basil le vio frunciendo el ceño como preguntando cómo sabía y Allon rió- Sale en todos los periódicos últimamente, incluso por aquí llegaron algunas noticias... - Allon al parecer había comenzado a trabajar en París hacía un año, su empresa se había extendido desde Grecia hasta donde estaba ahora.

─ No es de tu incumbencia- bufó dándole la espalda y Allon pensó que era el momento de presionar un poco más.

─ Oh, yo creo que lo es Basil ¿cuánto crees que te tendrá a su lado un hombre como él? Yo siempre he sido homosexual, te quiero para siempre Basil... a ti y a tu hijo... ¿cuánto crees que estarás en el gusto de un hombre como Jason Lakis? ¿Cuánto crees que soporte antes de encontrarse una bella mujer con la cual casarse y tener sus propios hijos?- Basil pensó que la verdad era algo más desoladora que eso, en cuanto Jason se hartara de él no solo se buscaría alguien más sino que también se quedaría con su hijo. Quién sabe si eso no estuviese pasando ya en aquellos instantes- Veo por tu expresión que eres consciente de ello- Basil no se dio cuenta de cuánto había avanzado el otro sino hasta que lo sintió acariciar su mejilla- Déjalo ahora...no te aferres a sueños de adolescente, Basil... yo puedo ofrecerte mucho más de lo que en sueños obtendrás con ese sujeto- Basil se apartó, aunque quisiese aceptar la oferta, que no era el caso, estaba atado de pies y manos.

Por él¡Lee esta historia GRATIS!