Capítulo 34

1.3K 216 33

Aviso: es importante que escuchéis la canción del multimedia, solo digo.

***

Puede o no puede que Louis llevase varias copas de algo que aún no había identificado pero que hacía que su risa fuese emitida con más facilidad y su cuerpo se meciese al ritmo de la música sin vergüenza, y tal vez aquella era la enésima fiesta a la que era arrastrado por Liam. Y quizá el tiempo ha pasado lo suficientemente rápido y borroso ante tus ojos como para que ahora esté siendo llevado por unos cálidos y extrañamente familiares brazos, hacia a alguna parte que no se ha molestado en conocer y solo ríe y se aferra al cuello del chico cerrando los ojos con una sonrisa tonta plasmada en su rostro.

"Louis" una voz susurra a escasos centímetros de su cara, él sonríe de nuevo.

"Harry, amor" responde reconociendo la voz del chico, sus ojos siguen cerrados.

Harry suspira y lo siguiente que nota es como su cuerpo es dejado en una superficie fría y dura, frunce el ceño abriendo finalmente los ojos y descubriendo que se trata de una bañera.

"¿Qué-?" no llega a acabar la pregunta ya que Harry se adelanta a responder.

"Hay que limpiarte, te vomitaste encima mientras veíamos hacía aquí y tienes el pelo inexplicablemente lleno de purpurina"

Louis baja la cabeza avergonzado y pronto parece no haber sido una gran idea, un fuerte mareo hace que cierre con fuerza durante unos segundos los ojos casi intentando que el mundo se estabilizase a su alrededor.

"Lo siento" murmura, su boca está pastosa y las palabras parecen salir con más lentitud de lo habitual.

Harry niega con la cabeza y se acerca a él indicándole en un tono suave que levante los brazos, Louis obedece y Harry logra quitarle la camiseta y seguidamente hace lo mismo con sus pantalones negros y sus Vans. Hay unos segundos de silencio hasta que el agua empieza a caer sobre Louis como una cálida lluvia.

"¿Por qué haces esto?" pregunta Louis, las palabras arrastrándose fuera de su boca y los dedos de Harry masajeando su cabeza entre espuma y champú.

Le toma unos minutos responder y Louis llega a creer que ni siquiera quiere hacerlo y algo en alguna parte de su cuerpo empieza a doler.

Y no va a llorar.

Por supuesto que no

"¿Por qué no iba a hacerlo?" su rostro permanece inexpresivo o quizá solo concentrado en lo que está haciendo.

El agua vuelve a caer sobre Louis, los dedos de Harry se mueven entre sus húmedos mechones mientras intenta eliminar cualquier rastro de champú, y Louis realmente odia este silencio. Y quiere llorar porque su relación con Harry siempre ha sido fácil, los silencios nunca fueron incómodos y todo fluía con una naturalidad que ahora parece no haber existido nunca.

Y Louis tal vez está llorando y es la única razón por la que el agua ya no cae y el silencio ha sido reemplazado por sus propios sollozos, y los ojos verdes de Harry lo miran sin saber qué decir. Y es patético, triste y trágicamente devastador.

"Lo siento" y puede que sea lo más sincero que alguien ha dicho jamás, así que lo repite de nuevo una y otra vez porque quiere recuperar a Harry, porque quiere dejar de llorar, porque quiere salir del desastre que es él mismo, porque quiere volver a respirar, porque quiere matar a cada a uno de los monstruos que le atormentan y quiere ser feliz aunque no sepa bien qué significa exactamente pero esas dos palabras se sienten como la salvación.

"Lou, no" y su propia voz parece quebrarse y un nuevo suspiro de derrota escapa de sus labios y lo siguiente que está haciendo en entrar en la bañera y abrazar a Louis y siente como su camiseta se siente cada vez más húmeda pero no importa, es lo que menos importa.

Rules of beauty ; Larry StylinsonDonde viven las historias. Descúbrelo ahora