CAPITULO 14

3.3K 477 66

-Jungkook. Me voy a venir dentro de ti.

Jimin juntó sus cabezas y atacó con fiereza la boca de Jungkook mientras lo llenaba. Jungkook podía sentir el calor, el caliente semen dentro de su cuerpo.  Jungkook podía sentir el reclamo, marcado por dentro y por fuera.

Jungkook se dejó ir y se corrió, disparando sobre el pecho de Jimin. El Lobo palmeó con la mano sobre las líneas de color blanco y las frotó en su piel, como si se marcara a sí mismo como de Jungkook.

Ellos se estremecían y jadeaban, el sudor brillaba en sus cuerpos, y esto era lo más hermoso que había experimentado Jungkook alguna vez. En toda su vida.

Y sabía que era de Jimin. Le pertenecía ahora.

Jungkook lloró y se abrazó su cuello, y Jimin le dio palmaditas, meciéndolo, como mecían las viejas enfermeras a los chicos en el harén cuando eran pequeños y tenían miedo en la noche.

-Shhh, pequeño. Ahora eres mío-  le susurró Jimin.

Y le dio un suave y pequeño zape en la cabeza.

Todo lo que Jungkook pudo hacer fue asentir y aferrarse con más fuerza.

Esa tarde, Jimin alimentó a Jungkook, y se sentaron ante la mesa para comer.

-Tan pronto como esté de nuevo en las jaulas de pelea, Namm Joon me enviará más carne.

               He estado recibiendo para mi consumo bebidas de proteína, pero voy a necesitar carne de verdad si me quiere en el máximo nivel para luchar-   explicó Jimin.

-Eso es maravilloso. No me gustan las bebidas que nos daban en el harén. Tenían un montón de grasa y sabían extraño.

Jungkook frotó su vientre plano   -La mayoría de los hombres quieren a sus jóvenes esclavos regordetes, no flacos como yo.

-Bueno, tú no eres para nada flaco. Si ejercitas conmigo en la sala de entrenamiento, haremos que consigas más músculos.

-¿En serio? Me gustaría eso-  Jungkook sonrió   -Me gustaría tener músculos como tú.

Jimin se echó a reír.

-Piensas que puedes conseguir ser lo suficientemente fuerte como para tomarme, ¿eh?.

-Nunca sería tan fuerte, pero quiero ayudar en la jaula... si puedo.

-Te lo dije. Tú no vas a combatir. Tendrás que usar tu ingenio para ayudarme. Ya lo verás mañana.

-¿Tendrás suficiente tiempo para prepararte? ¿Apenas en un mes?-   Jungkook preguntó.

-Si. He estado ejercitando aquí, simplemente no se lo dije a Namm Joon. Es un hábito difícil de romper, una vez que estás en la rutina.

Jungkook detectó la incomodidad de Jimin para hablar, y él sabía que tenía que ver con la pérdida de Yoongi.   Jimin nunca amaría a Jungkook. 

Jungkook apostaba a que Yoongi tenía músculos y lo había ayudado a luchar en la jaula. Miró su comida, empujando las papas un poco con el tenedor.

-¿Qué pasa?. Parece que estás pensando acerca de algo.

-¿Qué hay de malo con pensar? Me dijiste que tenía que ser inteligente para estar en la jaula. 

Jungkook le ladró de vuelta. Se puso de pie.

-Ya no tengo hambre-  A pesar de que tenía; le molestaba ser menos de lo que se merecía Jimin como compañero.

Sentía la mirada de Jimin quemándole la espalda mientras caminaba hacia la cama, las cadenas bailaban, y se subió. Después de conseguir meterse bajo las sábanas, se cruzó de brazos y cerró los ojos.

Abrió un ojo. Jimin estaba sentado a la mesa, aun comiendo, pero con una pequeña sonrisa en su cara.

Jungkook quería quitar a puñetazos esa sonrisa de la cara de Jimin.

Probablemente estaba pensando en Yoongi.  Jungkook se dio vuelta y miró a la pared.  Se dio cuenta que no estaba preocupado por él.

  Se dio cuenta que no estaba preocupado por él

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

**********************************

Peleando Por Ti (Jikook)¡Lee esta historia GRATIS!