Capítulo I

783 49 8

-¿Ya le has pasado el papeleo a Gabi?-preguntó Bea con cierto temor.

-Que no, a darle por culo a Gabriel Fernández. Que soy empleada no esclava.-protesté.

-Baja esos humos, PRINCESS.-dijo recalcando la última palabra.

Y como siempre, toda la tarde haciendo la tarea de nuestro irresponsable jefe, porque si por él fuera, Fernández Enterprises ya estuviera en la quiebra de la quiebra de la bancarrota. Llevaba ya fumándome alrededor de 7 cigarrillos, mientras la nicotina que contenían lograba calmarme mi amiga Bea se quejaba por el humo que estos despedían.

Beatriz es una de esas amigas que ya no se encuentran hoy en día. Nos conocimos en el último año de universidad y llevamos ya 3 años viviendo juntas.

 Nos conocimos en el último año de universidad y llevamos ya 3 años viviendo juntas

Oops! This image does not follow our content guidelines. To continue publishing, please remove it or upload a different image.

-¿Podrías ayudarme, no?-preguntó exasperada.

Tiré la colilla de mi décimo segundo cigarrillo para atenderla.

-El balance final no da.-dije entre dientes.

-¿Puedes hacerlo por mí? No doy más.-hizo una mueca con las manos.

Terminé de revisar la contabilidad pensando en la razón por la que me amargaba la vida trabajándole a un tipo  como Gabi que ni siquiera valía darle la hora. Arrogante y soberbio, nunca reconocía que éramos nosotras la que le salvábamos el culo a su empresa.

 Arrogante y soberbio, nunca reconocía que éramos nosotras la que le salvábamos el culo a su empresa

Oops! This image does not follow our content guidelines. To continue publishing, please remove it or upload a different image.

-Bea...

-¿Si?

-¿Qué sucede si decido venderle mi alma al diablo?-pregunté curiosa.

-¡DIOS MÍO!-tomó en sus manos el crucifijo que colgaba en su cuello. Tenía que admitirlo, era demasiado creyente de todas estas cosas.- ¡QUÉ LA BOCA SE TE HAGA CHICHARRÓN!

-Calma.-estallé en risas.- ¿Qué tiene de malo? Le vendo mi alma al diablo a cambio de no sé qué.

-No digas eso, nunca subestimes el poder de lo que no conoces.-salió de la oficina.

^

-Oh rayos.-apagué el despertador.

Como todas las mañanas, repetí la rutina diaria que consistía en ducharme, tomar el desayuno y vestirme. Al abrir la refrigeradora vi una nota que Bea dejó, tuvo que irse más temprano para terminar lo que dejamos pendiente ayer y quería salir temprano para pasar la tarde con su novio, Jorge.

Salí del apartamento para dirigirme hacia la oficina, al salir del callejón choqué contra un enorme muro humano.

-¡Por Dios!-exclamé.

-¿Por qué siempre lo mencionan a él?-preguntó con una sonrisa ladeada.

Volteé mi mirada hacia arriba, era un hombre más alto que yo a pesar de que llevaba mis plataformas, vestía completamente de negro. Sus bellos ojos azules ardían y me idiotizaban y no me permitían avanzar, pasó su mano por su rubio cabello color oro mientras conservaba esa sonrisa que me estaba volviendo loca...

-¿Quién eres?-pregunté luego de observarlo.

-Me dijeron que ayer me nombraste, preciosa.-se acercó a mí, demasiado calor hacía en ese callejón solo con verlo.- Un gusto, soy el diablo.

Holaaaa! Aquí os traigo una nueva fic que para ser sincera NO ES MÍA la idea principal, pero la tomé y la adapté para que funcionara con nuestro Pettit Prince❤️😍 dejen sus votos y coments para seguir😘

Enamorada del diabloRead this story for FREE!