CAPITULO 15

137 5 0


Mischa estaba delante de los

Mischa estaba delante de los

amplios ventanales del apartamento que

Dylan tenía en Belltown. Era una escena

que se había vuelto familiar: el cielo

arriba, los llamativos cafés, comercios y

galerías abajo, la original arquitectura

urbana que a ella le encantaba tanto

como la victoriana que tenían en San

Francisco. Mediados de noviembre en

Seattle y, por supuesto, llovía, pero eso

no le importaba. Siempre le había

gustado la melancolía de la lluvia, que

en ese momento le iba como un guante a

su estado de ánimo. Sabía que estaba

siendo dramática, pero así es como se

sentía por dentro. Por mucho que había

querido ser capaz de controlar sus

emociones antes de que llegara el día de

la boda de Dylan, todavía se sentía tan

dolorida como el día que había vuelto a

casa, en San Francisco. Quizá todavía

más ahora que estaba allí, en la misma

ciudad que él.

Puso las puntas de los dedos en el

alféizar, absorbiendo parte del frío que

se filtraba en el apartamento. Se dio

cuenta de que, cuando estaba alterada, a

menudo se acercaba a una ventana. Lo

había hecho desde que era una niña.

Siempre que se sentía... atrapada. Pero

en lo único que ahora estaba atrapada

era en el misterio de su propia creación.

«Lo echo de menos».

Pero también seguía cabreada. Y el

cabreo era algo mucho más fácil de

tratar. Se aferraba al cabreo para cuando

tuviera que verlo esa noche en la boda.

—Mischa, ¿puedes venir para

ayudarme a escoger estas joyas? —la

llamó Dylan desde la habitación—. No

consigo decidirme.

—Claro.

EL LIMITE DE LA TENTACION (SAGA EL LIMITE -3) TERMINADA¡Lee esta historia GRATIS!