Narra Brenna.

Ya ha pasado un mes desde que mis padres quisieron llevarme con ellos quien sabe a dónde, pero tengo a Zayn en mi vida y mientras él sea parte de ella, eso nunca va a pasar. Ambos hemos empezado a trabajar, en mi primer día tuve mucha cosas que hacer y pensar, Yaser, quien ahora es mi jefe, comprendió totalmente que al estar embarazada tenga que visitar el médico una que otra vez, pero para mi suerte, no tuve que pedir ningún permiso para ello, así que por ahora voy muy bien.

Zayn y yo estamos preparando nuestra boda, a mi parecer tenemos todo listo, lo único que queda es comprar mi vestido, pero después de eso, todo está listo, Zayn no se escapó de los preparativos como tenía pensado hacer. Vamos a ir por lo tradicional de casarse en la iglesia, y celebrar en nuestra casa, después de todo, no son muchos los invitados, no quisimos hacer algo a lo Jenna y Logan, solo algo entre amigos y familia, y como los amigos de Zayn son mis amigo, pues, no es una gran cantidad. Mi amigo Andrew ha desaparecido una vez mas, y de Adam no se nada de él desde que me traslade a Canadá, antes de irme no sabía nada de él, incluso creo que ya no tengo su numero, lo cual reduce nuestra lista de invitados. Así que solo me quedan Chriss y Allison, que no precisamente amigos de Zayn no tanto como quisiera.

De todo modos no es que quisiera algo grande en estos momentos.

Dejando atrás el asunto de la boda, otra cosa es que fuimos a ver nuestro bebé, y fue algo muy emocionante, es algo que nunca voy a olvidar. Durante la espera estuve muy nerviosa, ansiosa, preocupada, todos los sentimientos juntos, pero luego vimos que una vida se está gestando dentro de mí, fue muy emocionante saber que estaba en perfectas condiciones, su formación iba bien. Zayn no pudo evitar soltar algunas lágrimas al ver lo pequeño que era, apenas y tenía dos meses de embarazo, fue un momento muy emotivo, Zayn no podía creer que el bebé que se estaba formando en mi interior era de él, estaba tan contento que lloro de la felicidad, fue algo inexplicable.

Justamente estaba llegando a casa después de un largo dia de trabajo, Zayn y yo tenemos diferentes horarios, el llegaba mas tarde que yo, asi que yo solo adelantaba algo de trabajo y descansaba mientras comía sin parar hasta que Zayn llegara a casa, hemos estado tranquilos desde que mis padres estuvieron por aquí, nadie ha intentado matarnos, parece que por ahora somos una clase de pareja común y corriente a punto de casarse, al menos lo intentamos, que Fernández no haya enviado a nadie por nuestra cabeza, no quiere decir que no tenga que andar con mi pistola en mi bolso y navaja entre mi ropa, solo para emergencias.

Lo que sí ha estado pasando es que Zayn me tiene preocupada con el asunto del alcohol, el dejo de fumar, pero le whisky no lo deja, incluso durante una visita a su oficina en la hora del almuerzo lo encontré bebiendo, y no sea precisamente café en una taza, no le dije nada, solo me senté en sus piernas e hice que se olvidara de ese maldito whisky en una taza de café.

Horas después de que yo me duchara, cocinara, y descancansara un poco, Zayn llego con papeles hasta en la boca, lo ayude con eso y él solo se tumbó en el sofá después de darme un beso.

"Tengo mucho que hacer todavía, pero no quise dejarte mas tiempo sola"- susurra el con los ojos cerrados, desamarro su corbata y peino su cabello hacia atrás, él me mira por un minuto para luego de dejar un beso en mi frente y caminar ahora descalzo hasta su despacho con papeles en manos.

Scape | Z.M ©¡Lee esta historia GRATIS!