Nosotros

3.6K 216 27



Yuri

Un pequeño que jugaba con carritos corrió al oír el llamado de su abuelo, lentamente se levantó y salio de la habitación buscando el lugar del que provenía la voz, en la sala de su casa se hallaba un joven, con cautela se acercó hasta el anciano escondiese detrás de él.

Ven Yuri, no seas tímidoJalo al pequeño hasta dejarlo delante, frente al extraño, e infante miraba algo confundido la situación, el extraño estaba sentado en uno de los asientos, detrás de esta había un hombre vestido con un grueso abrigo negro. Solo escuchaba los sonidos de la chimenea Él es Viktor NikiforovSu abuelo le hablaba con una sonrisa, frente a él un joven de largos cabellos plata le sonreía, se acercó hasta el y extendió la mano, miro alternamente a su abuelo y al joven para luego estirar su pequeña mano hacia la contrariaEso es Yuri, Viktor es tu pareja de la vidaLas grandes orbes del pequeño lo miraron extrañados Ambos están destinados a estar juntos, tu vida está atada a la de él, como tu alfa

YuriMiro al de plateadas hebras Mucho gusto YuriSu mano fue tomada entre las del mayor, su mirada se perdió en las orbes, tan azules y profundas, como el cielo, a diferencia de las suyas, las manos del mayor estaban calientes, eran agradables.

Viktor Pronuncio con dificultad aquel nombre, a sus cortos cinco años no entendió las palabras de su abuela mucho menos su significado, ¿cómo un niño de cinco años entendería los que es una pareja y más aún el hecho de que vivirían juntos? No, no lo entendía y solo se limitó a aceptar la mano ajena y sonreírle al de cabellos plata.

Yuri.

La voz del extraño le agradaba.

Yuri



─¡Yuri! ¡Despierta ya! ─ Yakov gritaba al durmiente rubio que yacía sentado, esa mañana había despertado a las 4 de la mañana para ir a entrenar.

─Estoy despierto, deja de gritar es molesto ─

─¡Pero si serás insolente! ¡Ve a la pista y haz los calentamientos ─ Yuri se levantó molesto por tener que escuchar los gritos del viejo entrenador, ya estaba ahí y solo había cerrado los ojos un momento, no tenía que hacer tanto drama.

─¿Tan temprano y ya estas renegando? Te quedaras más calvo ─ Su cuerpo sintió un escalofrió al escuchar aquella voz, el sueño se esfumó de su cuerpo, repentinamente sus manos sudaban.

─Llegas tarde Viktor ─ Yakov reclamo al peliplateado este lo ignoro y avanzo hasta el lado del rubio.

─Buenos días Yuri ─ Hablo con voz melosa mientras tomaba entre sus manos las del menor, un ligero sonrojo corrió a las mejillas del nombrado, su corazón latía desbocado, arremetiendo con fuerza contra su pecho, temía que el mayor llegase a oírlo, rápidamente se deshizo del agarre y entro en la pista de patinaje no sin antes musitar un apenas audible "buen día".

Viktor vio partir al rubio entre extrañado y divertido, lo conocía desde que era un pequeño infante y siempre había demostrado un carácter duro y severo, por lo que su repentino comportamiento tímido le hacía gracia.

─Yakov, también entraré al hielo, tengo una nueva rutina en mente ─

Bailando al son de una música imaginaria Viktor se apodero de la pista, nadie podía apartar la vista del despliegue de elegancia y talento que desprendían de él, no por nada ganó el Campeonato Mundial de Patinaje Artístico sobre Hielo por quinta vez.

~A.G.A.P.E~An angel gets an empty promise #PremiosKatsudon2017Read this story for FREE!