CAPITULO 1

25 0 0

Esta es la era de los nuevos descubrimientos de antigüedades valiosas para las antiguas culturas, la era de encontrar reliquias aun sin descubrir
El orbe de oro, es uno de los mayores tesoros aun no descubiertos por la humanidad, pero eso esta a punto de cambiar
Esta historia comienza cuando un joven llamado Tomas llega a una pequeña provincia a las afueras de Roma en busca de uno de los arqueólogos mayormente reconocidos en el mundo, el nombre de la persona que buscaba era Michael

Tomas: He venido hasta aquí a ofrecerte un trabajo la Organización Internacional de Reliquias (OIR) me a enviado a buscarte para que encuentres un objeto o reliquia no recuerdo muy bien, pero el caso es que ellos quieren que la encuentres ya que eres un arqueólogo muy famoso para ellos
Michael: ...
Tomas: ¿Estas escuchándome?
Michael: Espera un momento estoy muy ocupado
Tomas: ¿Que es lo que haces?
Michael: Busco unas reliquias chinas que se perdieron cuando los bárbaros atacaron un pequeño pueblo
Tomas: ¿Que reliquias buscas?
Michael: Solamente las doce cabezas del zodiaco chino
Tomas: Según estoy enterado esas cabezas se perdieron en todo el mundo
Michael: Es cierto pero no todas están perdidas, acompañame si quieres
Tomas: Hablas en serio
Michael: Si, de todas formas necesito quien me ayude a llevar las herramientas
Tomas: ¿A donde iremos?
Michael: Unos pobladores dicen que anteriormente otros arqueólogos habían buscado estas cabezas y que había una muy cerca de acá
Tomas: ¿Donde?
Michael: Dicen que hay unas cuevas no muy lejos de aquí, pero pese a los terremotos que han ávido en esta zona durante los últimos cinco años las cuevas fueron desapareciendo poco a poco
Tomas: Pero nadie a intentado buscarlas
Michael: No ya no, los últimos arqueólogos de los que te conté que buscaban las cabezas desaparecieron dentro de la cueva, cuentan que también esas cuevas estaban siendo protegidas por un bestia
Tomas: Una bestia, hablas en serio
Michael: Si, las pocas personas que lo han logrado ver dicen que es como un perro de un pelaje negro de dos cabezas con los ojos rojos como brasas de una fogata
Cuando tomas escucho esto comenzó a tener un poco de miedo
Michael: No te preocupes dicen que es un mito

Ambos tomaron rumbo hacia donde estaban las cuevas, cuando ya casi llegaban comenzaron a ver señales que decían no acercarse, cerrado el paso

Michael: Debemos estar muy cerca de la cueva
Tomas: Tu crees
Michael: Por fin llegamos
Tomas: Creo que no deberíamos entrar a esta cueva se ve muy peligrosa e inestable
Michael: Bueno solo debemos tener cuidado con los explosivos
Tomas: Dijiste explosivos
Michael: No te conté que los últimos en venir dejaron cargas activas en toda la cueva para poder buscar las cabezas
Tomas: Creo que lo ¡olvidaste!
Michael: Entonces lo siento mucho, debió haber sido lo primero en decirte

Una vez entrado a la cueva el ambiente comenzó a tornarse un poco extraño, de pronto escucharon un sonido que venia de mas adentro de la cueva

Tomas: Seria mejor que saliéramos de aquí no te parece una mejor idea

Tomas se echo a correr hacia la salida y accidentalmente activo una carga explosiva lo cual produjo que las rocas comenzaran a caer hasta hacer un muro que los dividía uno del otro

Tomas: ¡Michael!
Michael: No te preocupes encontrare la manera de salir de aquí, solo calmate tratare de llamar a unos amigos para que nos puedan sacar de esta maldita cueva
Tomas: Esta bien pero apresurate unas rocas cayeron sobre mi pierna y no la puedo mover mucho
Michael: Maldición no hay señal, sera que las rocas interfieren la salida y entrada de las llamadas
Tomas: Alcanzo a ver un camino tratare de arrastrarme hasta ahí
Michael: Espera puede que actives otra carga de explosivos y provocar que caigan mas rocas sobre nosotros
Tomas: La zona se mira despejada, sólo echare un vistazo para ver si puedo salir de aquí u buscar ayuda, aunque con este estado creo que no sera mucha la ayuda

Tomas comenzó a tratar de liberar su pierna de las rocas pero era casi imposible, en la parte superior de la cueva se miraba un pequeño agujero donde apenas pasaba la luz de la luna por que ya era de noche, el pequeño rayo de luz que pasaba por ese agujero iluminaba un un objeto de material parecido al bronce, comenzó a tratar de alcanzarlo hasta que lo pudo sacar y para su sorpresa lo que saco era nada mas que una de las cabezas del zodiaco chino

Tomas: Vaya suerte la que tengo
Michael: Porque dices eso Tomas
Tomas: Que crees que encontré, trata de adivinar
Michael: Una manera de salir de esta cueva
Tomas: por desgracia no, pero encontré la cabeza del símbolo de la serpiente
Michael: Vaya que si tienes mucha suerte Tomas

En ese mismo momento del lado de la cueva en que estaba atrapado Michael se escucho un rugido como de un perro que provenía de las sombras, solo se miraban puntos rojos que parecían que lo miraban muy fijamente, de pronto esta criatura comenzó a salir de las sombras de donde se escondía

Michael: Conque este es la bestia que cuida la cueva no pareces tan feroz

En ese momento la criatura se lanzo en ataque sobre Michael, y no tuvo otra opción mas que ocupar su fuerza para poder pelear contra la bestia, Tomas no escuchaba nada y pensó que algo malo le había ocurrido a Michael
Michael no paraba de pelear con la bestia ya que era muy fuerte y grande en tamaño, la bestia mordía a Michaek para tratar de debilitarlo y hacerlo caer, pero Michael se resistía a los ataques de la bestia con un nivel de fuerza tan desconocido por que era la primera vez que alguien se enfrentaba a esa bestia

Tomas: Estas bien Michael
Michael: Si, un poco esta bestia ha hecho llevar mi cuerpo al limite y que me quede sin energía
Tomas: Tengo una idea, recuerdas que hay aun cargas activas de explosivos en la cueva
Michael: Si
Tomas: Busca una y trata de colocarla en un punto donde no dañe la estructura de la cueva para que cuando explote las rocas caigan donde este ubicado la bestia y que quede debajo de las rocas y así puedas escapar
Michael: Pero como haré para que la dinamita no se explote cuando yo la tome
Tomas: Tomala lo nas cuidadosamente posible para que no te explote a ti
Michael comenzó a buscar algún lugar donde ubiera aun explosivos y encontró uno pero el único inconveniente era que estaba detrás de la bestia, así que lo distrajo para que se alejara de ahí y poder tomar la dinamita y activar le el cronometro pero la bestia se le lanzo sobre el y lo dejo herido de brazo con una mordida que le había hecho
La sangre que brotaba del brazo de Michael provoco que la bestia se alocara más, de nuevo la bestia se lanzo sobre el hasta que hizo que cayera de rodillas, la bestia solo caminaba alrededor de Michael esperando el momento oportuno para poder acabar con su vida, Michael solo pensaba que iba a morir de rodillas, en ese momento la bestia se lanzo sobre Michael, pero en una rápida acción Michael coloco el explosivo en la boca de de la bestia y se laejo lo nas rápido posible para evitar la explosión
En ese momento Tomas solo escucho un estruendo del lado de donde estaba Michael

Tomas: ¡Michael!

Grito Tomas cuando lentamente el muro que los separaba comenzó a caer Tomas alcanzo a notar que Michael estaba debajo de unas cuantas rocas

Tomas: Michael esta bien
Michael: Supongo que si, sólo estoy algo aturdido por ka explosión, pero por fin acabe con esa maldita bestia, espera un momento ya sacaré tu pierna de debajo de esas rocas
Tomas: Esta bien Michael
Michael: Espera un momento que es eso que se mira debajo de esas rocas
Tomas: ¿Que es Michael?
Michael: Espera iré por ese objeto que brilla

Michael se dirigió hacia donde estaba ese objeto brillante

Michael: No puede ser es la cabeza del símbolo de conejo, pero que suerte tenemos de haber encontrado dos cabras del zodiaco chino
Tomas: Quizá estuvo escondida en la parte superior de la cueva y con las explosiones las rocas no soportaron y cayeron liberándola de donde estaba

Michael comenzó a quitar cuidadosamente cada una de las rocas que estaba sobre la pierna de Tomas liberándolo para poder levantarlo y salir de la cueva, ambos salieron con golpes y seriamente lastimados por ka aventura que habían concluido

Tomas: Aun así quieres trabajar para la OIR para encontrar el orbe de oro
Michael: ¡Estas loco!
Tomas: Entonces supongo que no me ayudaras
Michael: Como que no te voy a ayudar el orbe de oro es uno de los mayores tesoros en reliquias que e buscado en mi vida como arqueólogo
Tomas: Entonces nos veremos en unos meses o hasta que nuestras heridas se curen por completo para comenzar la búsqueda del orbe
Michael: Esta bien comenzare a reunir energía a partir de mañana para la próxima aventura

                         CONTINUARA

El Orbe de Oro¡Lee esta historia GRATIS!