Narra Zayn

Una vez mas me despierto porque Brenna no puede dormir y cuando eso pasa por más que quiera no puedo seguir durmiendo y eso me inquieta. El día de ayer llegamos a casa no muy temprano, por tanto estaba cansado, pero de todos modos me mantuve en casa con Brenna, mientras ella nadaba en la piscina yo la observaba desde la orilla con un vaso de Whisky; ese traje de baño lucia diminuto o yo estaba enloqueciendo, su pequeña barriguita estaba empezando a tomar forma y le quedaba muy bien.

"Porque no entras?"- cuestiona ella mientras nada de un lado a otro.

"Estoy bien mirándote"- respondo y le doy un sorbo a mi bebida.

"No es muy temprano para estar tomando?"- pregunta ahora nadando hacia mi.

"Son las diez de la mañana"- le respondo.

"Por qué lo haces de todos modos?"- ella llega a mi lado y apoya sus manos de mis piernas.

"Porque no puedo fumar delante de ti por en el embarazo, así que cambio el cigarrillo por el Whisky"- le digo pasando mis dedos suavemente por sus hombros.

"Tienes que dejar eso, te hace daño"- toma mi mano con la suya y entrelaza nuestro dedos, ese anillo le queda a la perfección.

"Es tarde para eso"- le digo sin dejar de mirar el azúl de sus ojos, además de ser un ángel luce como uno.

Scape | Z.M ©¡Lee esta historia GRATIS!