CATORCE

1.8K 154 21

EMMA.

Enterré mi cuchillo en la cabeza del caminante y este cayó muerto junto al otro putrefacto que maté segundos antes.

Suspiré y pasé mi antebrazo por mi frente,corriendo el violáceo cabello que la cubría.

Miré a mi alrededor,cerca de veinte caminantes se encontraban rematados en el suelo con un horificio en sus cabezas,miré mis manos llenas de sangre oscura al igual que en mi ropa y cabello,vi a Enid mirarme como diciendo "bien hecho".

¿Todo esto lo hice por Carl?

En cierta forma me lo merezco por haber permitido que Ron besara mi mejilla,solo por un beso en la mejilla puse en peligro nuestra reciente relación.Ahora el idiota pagará por lo que me hizo.

—¿Estas bien,ardilla?—le dije burlonamente.

—Te pregunto lo mismo a ti,los mataste a todos tu sola—me dijo Enid—Y no vuelvas a decirme ardilla—me dijo.

—Esta bien...trepa arboles—murmuré esto ultimo ganandome una mirada de enojo por parte de la castaña.

—Pudrete Emmanuela—me dijo y reí.

—Volvamos a Alexandría,mamá me asesinará si se entera que volví a salir—tapé mi boca rapidamente.

—¿Saliste de Alexandría sin permiso de tu madre?—me preguntó la de ojos verdes.

—Por favor,no se lo digas a nadie_le rogué a la castaña.

—Esta bien,jamás me preguntan nada. —me dijo sonriendo.

—Te quiero ardilla—le dije.

—Eres insoportable.

[. . .]

—¡Heath!—le grité al tipo de rastas—¡Abre la maldita reja!.

—¡No hace falta que grites,te vi venir!.—me gritó y Enid,el y yo reímos.

Heath abrió la puerta y entramos.
Enid se dirigió a casa de mama y Glenn mientras que yo iba en camino a la de los Anderson.

—No creas que te librarás de mi.

Alguien susurró en mi oído.Acto seguido tomó mi brazo y me llevó detrás de una de las casas.Otra vez,rayos,debo hacer ejercicio.

—Oye,¿¡que carajos te pas... —los labios de Carl se estamparon brucamente sobre los mios.

Puse mis manos sobre cabeza,acorralandome.Besó mi cuello.

—Dej...jame—dije entrecortadamente.

—¿Recuerdas lo que me prometiste?.

—No me interesa,yo no te amo,tienes a la Giselle,follatela a ella.

—Yo no la amo.A ti si.

—Es solo una manía Carl,una manía que llego hasta aqui—le dije.

—Ya te lo dije,Giselle no es nada mio,en cambio tu...eres mi novia,la chica que mas quiero en el mundo—me dijo el.

—Esta mierda dejo de ser un mundo hace mucho tiempo—dije.

—Eso no me importa—me dijo.

—Si crees que hacer que te perdone será facil estas mas que equivocado,Grimes—le dije zafandome de su agarre.

—Suerte quisandote esa marca del cuello ahora—me dijo burlonamente

Toqué mi cuello buscando la marca,hasta que sentí un leve ardor.Ahg,maldito imbécil.

—Así sabrán que eres solo mía—susurró en mi oído y en mi mano dejó el collar que horas antes rompí.

Se fue de ahí.Solté un bufido.Caminé hasta casa de Ron.Toqué la puerta y a los cinco minutos el rubio abrió la puerta.

—Creí que jamas abrirías—le dije pasando a su casa.

—Lo siento,estaba jugandole la revancha a Bryan—me dijo el.

—Vine a cenar,¿puedo quedarme a dormir?—le pregunté.

—Claro,papá irá a la enfermería para operar al señor Portman y mamá irá a su club de lectura—me dijo el.

—Genial—dije—Estaré en la cocina saqueando tu heladera,adiós—le dije y caminé a la cocina.

—¡No te comas las galletas!.

—Tarde_dije y me comí la mitad de una de las muchas galletas.

Hay cosas mas importantes que estar enojada con Carl.Es facil olvidar esos malos momentos cuando tienes a gente como Ron o Enid.

1.| SHADES ➬ CARL GRIMES [√]¡Lee esta historia GRATIS!