Capitulo 37

164 24 3

-Oye, voy al baño en lo que te quedas en la cola, ¿vale?

-Vale. –Efren salió de la interminable cola de la cafetería dejándome sola y pensativa. Teníamos que haber salido antes al patio.

-Hombre, dichosos los ojos que te ven.

-Hola, Zac... –Murmuré algo incómoda al darme cuenta que había pasado por mi lado.

-Menos mal que era tu mejor amigo ¿eh? Pobre del que no lo sea...

-Lo siento, Zac. He estado liada últimamente.

-¿Si? Y yo que te veía tan bien todos los días.

-Lo siento... –Volví a decir para agachar la cabeza. –De verdad que he tenido algunos problemillas familiares y...

-Está bien, está bien, Keyla. No tienes porqué darme explicaciones. –Asentí para caminar unos pasos ya que la cola había avanzado.

-¿Tú como estás?

-Bien, dentro de lo que cabe bien.

-Me alegro entonces. –Dije sinceramente para sonreírle. –Deberíamos de quedar un día de estos...

-Si, deberíamos. –Murmuró encogiéndose de hombros. –Bueno, te dejo. Los chicos me esperan.

-Saludalos de mi parte.

-Está bien, aunque deberías de ser tu la que se acerque a saludar. Adiós. –Se alejó dirección a la mesa donde Rick y su novia lo esperaban junto a Abraham y Liza.

Suspiré. Estas últimas semanas me había distanciado mucho de ellos, pero es que Slyder es el hermano de Abraham y hablar con él me recordaba todo lo que había vivido...

-Tierra llamando a Keyla.

-¿Ah?

-Hola. –Dijo Nina sonriendo alegremente. –¿Dónde andas? Te va a tocar. –Señaló hacia alante con la cabeza y yo me dí cuenta de que ya era mi turno.

Recogí los bocadillos y refrescos para luego caminar hacia la mesa donde siempre me sentaba con Efren y Nina.
-¿Te pasa algo?

-No, solo recordé algo...

-Ah. –Murmuró sacando su desayuno para dejarlo sobre la mesa. –¿Y Efren?

-Fue al baño. Debe de estar a punto de volver. ¿Quieres? –Negó con la cabeza antes de que yo le diera un mordisco a mi bocadillo. –Ahora que estamos solas, Nina...

-¿Si?

-¿Te gusta Nick?

-¿Qué? –Sus ojos se abrieron como platos y sus mejillas se coloraron. –N-no.

-¿Segura? Mira que yo no veo lo mismo cuando andan juntos...

-¡No! –Volvió a gritar tapándose la cara mientras que yo reía.

-¿Qué pasa? –Preguntó Efri sentándose a mi lado.

-¡Nada, nada!

-Si, nada. –Yo seguí riendo mientras que veía como poco a poco la cara de Nina se volvía más roja.

-Creo que voy a ir al baño. –Se levantó de su sitio para salir rápidamente de la cafetería.

-En serio, ¿qué pasó?

-Cosas de chicas, Efri, cosas de chicas.

-Vamos, que no me vas a decir.

-No. –Dije antes de comenzar a reír.

-Por cierto, esta tarde vamos a quedar con Noe y Jordan.

-¿Eh? –Dejé de reír en cuanto escuché el nombre de Noe.

-Si, Kely. Iremos a tomar algo antes del partido.

-Sabes perfectamente que yo no...

-Si, sé perfectamente que no quieres relacionarte con ella, lo sé, pero vas a tener que hacerlo, Keyla. Es mi mejor amiga.

-Una mejor amiga que ni sabia que existía.

-Otra vez con eso no, Kely. –La campana para que volviéramos a clase sonó sin dejarme responder. –Mejor hablamos luego. Te espero en la salida.

Recogió sus cosas y salió de la cafetería sin ni siquiera esperarme.

¡Pero será idiota!

•••

-No pienso ir esta tarde. –Dije en cuanto me subí al coche. –Y que sepas que me molestó mucho que te fueras en la hora del patio así.

-¿Y crees que a mi no me molesta tú actitud? –Dijo arrancando el coche para salir a toda velocidad de los aparcamientos del instituto.

-Pues no lo sé. No vivo en tu mente para saberlo, listo.

-¿Sabes qué? ¡Si no quieres ir pues no...

Mi respiración se cortó cuando sentí como un coche chocaba contra nosotros y pronto el coche comenzaba a girar hasta que todo se volvió negro.

Between Ghosts¡Lee esta historia GRATIS!