trece❤

1K 121 27

Caminé lentamente por el peso de mi mochila por la acera viendo mis zapatillas, un maullido de mi adorada gatita hizo que levantara la mirada, Matilda me esperaba sentada en la entrada de mi casa; al llegar allí ella se levantó  y comenzó a frotarme las piernas con su cabecita ronroneando.

—Tú eres la única que me hace feliz ahora —me agaché para acariciarla.
Ella volteó, movió sus orejitas y se quedó quieta ante el ruido de la puerta de Chandler abrirse, él salió de su casa vistiendo sus jeans negros y su chaqueta de mezclilla con un cigarrillo encendido en su mano, ni siquiera se molestó en voltear, él sólo caminó a la dirección contraria.

Matilda maulló un par de veces en su dirección.

—Creo que se olvidó de nosotras... —comenté triste acariciándola por última vez antes de meterme a mi casa.

[...]

—Te veo luego, mami —me despedí saliendo del auto.
Esperé a que se marchara y el auto diera vuelta en la esquina. Suspiré, estaba frente a la casa del señor Richards, pero no pensaba entrar.

Me giré hacia mi izquierda y emprendí camino hasta salir del vecindario.

Fui al centro de la ciudad por mi cuenta, revisé mi bolsillo trasero de mis jeans, tenia 20 dólares, lo suficiente para un café.

Debo admitir que caminar sola por la ciudad me daba algo de miedo. Pero quería mi espacio y probar cosas nuevas, no pasaré toda mi vida atenida a mis padres.

El viento se hacía más frío, el cielo se oscurecía cada vez más hermosa las nubes grises se juntaban.

Me metí a la primera cafetería que vi, temía que la lluvia me atrapara.

Me senté en una mesa pequeña redonda, la chica se acercó a mí y yo le pedí de favor el café.

La cafetería tenía ese típico diseño de un gran vidrio para ver a la demás gente y eso. Tenía miedo y frío. Las ligeras gotas de lluvia empezaron a caer, me puse mas nerviosa, ¿que pasa si la lluvia no se detiene a tiempo para volver a casa del señor Richards? Si mi madre no me ve ahí se armaría todo un drama.

Traté de calmarme tu tomé un sorbo de mi café que la señora me había dejado en la mesa hace unos segundos.

La lluvia se hizo más fuerte, mordí mi labio, le había dicho al señor Richards que no asistiría hoy, que no era motivo de preocuparse.

Por mi espíritu aventurero estaba atrapada entre la lluvia en una cafetería.

Decidí mirar la lluviosa ciudad, pero en realidad sólo me alteraba más.

Seguí viendo por unos minutos, hasta que al cruzar la calle lo miré a él, Chandler estaba justo ahí, me alegré, tal vez podría salvarme y ayudarme...

Pero la alegría se desvaneció poco a poco al ver como él se quitaba su chaqueta y cruzaba la calle protegiendo a una chica de la lluvia con ella.

Llegaron a la acera de este lado y se refugiaron en el pequeño techo del local de al lado, ellos se rieron mientras veían lo mojados que estaban.

Relájate, Allison. Él sólo es amable con los extraños...

La mujer de cabello mal teñido de rubio lo abrazó. Dolió sólo un poco, dudaba seriamente si sigue siendo simple amabilidad.

Hasta que los dos unieron sus labios en un beso.

++++++++++++++++++++++++++

2/7
todas sufriendo en 3...2...1  😭

Innocent → ccr¡Lee esta historia GRATIS!