031

10K 579 45

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.


Estaba sentada en el sillón del departamento de mi hermano viendo la tele. Derek no estaba ya que habia salido con Braeden, asi que estaba sola aunque no tanto porque el mejor amigo de las mujeres, Andres, me estaba visitando. Suspiré tratando de cambiar de posicion. Me encontraba demasiado bipolar y cambiante, y eso que recien llevaba tres días. Cambié de canal justo en el momento en el que sonó el timbre. Bufé y con dificultad me paré del sillón para abrir la puerta.

- Hola Jara -Sonrió Stiles del otro lado de la puerta, besó mi frente para luego pasar. Cerró la puerta mientras volvía a tomar asiento en el sillón.

- ¿Qué estabas mirando? -Preguntó colocando su brazo sobre mi hombro por lo que apoyé mi cabeza sobre su hombro.
- Nada en particular, estaba viendo si habia alguna pelicula interesante -Le pasé el control- Pon lo que quieras. -Este lo tomó y comenzó a cambiar.

Pasaron unos minutos en silencio hasta que decidí volver a hablar.

- Stiles.

- ¿Qué pasa Jara?

- ¿Me veo gorda? -Stiles me observó confundido.

- ¿De qué hablas? Yo te veo muy bien -Sonrió tratando de besarme, pero no pudo porque me alejé.

- No me mientas -Hablé separandome de el.

- No miento, Jara no estas gorda.

- Stiles dime la verdad -Lo miré suplicante.

- ¡Eso hago! -Exclamó- Así estas perfecta -Me señaló. Bufé y me paré del sillon para ir a mi habitacion. Me recoste en mi habitacion mirando por la ventana, minutos despues escuché la puerta de entrada y la voz de Derek.

- ¿Y mi hermana?

- En su habitación -Habló Stiles.

- ¿Qué sucedió? ¿Qué le has hecho Stiles? -El tono de Derek sonaba serio.

- ¡No hice nada! -Exclamó- Estabamos hablando, se enojó y se fue -La confusión se notaba en su voz.

- Ya entiendo que sucede, Jara está en sus días -El tono de Derek sonó mas relajado.

Segundos despues escuché la puerta de mi habitacion y noté que la cama se hundía a mi lado.

- Jara, lo siento no sabia que estabas en tus días -Habló nerviosamente.

- Es mi culpa, debí haberte dicho, en estos días me vuelvo muy cambiante -Suspiré cansada.

- No importa, ¿quieres que traiga helado? -Besó mi frente.

- ¿Acaso quieres engordarme más? -Me levanté de mi cama y caminé hacia el baño, antes de entrar escuché que Stiles golpeaba su cabeza contra el respaldo de la cama.

Pobre, y eso que recien comenzaba.

One Shots | Teen Wolf¡Lee esta historia GRATIS!