18.

51 9 2

Hola Sarah.

Te encontré en la azotea de tu casa.

Estabas llorando.

Ví que mirabas hacia abajo, perdida.

Corrí lo más rápido que pude.

Por suerte, pude atraparte.

Hola Sarah.¡Lee esta historia GRATIS!