6.

73 11 2

Hola Sarah.

Supe algo nuevo de tí.

Eres bulímica.

No pude aguantar las ganas de entrar.
Entré y te ví allí, toda rota, con tu cabeza entre tus brazos.

Me destruyó verte así.

Hola Sarah.¡Lee esta historia GRATIS!