Capítulo 2.

32.6K 1.4K 268
                                    

Avanzamos gran parte del trabajo en unas 5 horas, a las 10 de la noche pedí a mi madre que me recogiera de casa de Nessa.

Estábamos esperando a mi mamá mientras hablábamos de cosas random.

-¿Por qué se mudaron a Estados Unidos? -me atreví a preguntarle.

-Wesley tuvo problemas en Inglaterra entonces decidimos borrón y cuenta nueva al traerlo acá. Mi madre es americana entonces tiene conocidos y consiguió su trabajo y nos mudamos a casa de los padres de Wesley.

-¿Él no vivía aquí con sus padres? -pareció incomodarla esa pregunta pero aún así respondió.

-Sus padres vivían aquí cuando él era más pequeño, él tenía 10 cuando se mudaron a Inglaterra y allá sucedieron ciertas circunstancias y pues ahora Wesley esta solo en la vida, claro nos tiene a mamá y a mi. -sonríe melancólica.

Me intriga la historia, quiero saberla completa, soy una chismosa lo sé, no quiero verme muy entrometida entonces decido no preguntarle más, cambio de tema a cosas más tipo, "¿qué música te gusta?" y cosas así, inmediatamente noto que tenemos muchas cosas en común, realmente podemos lograr ser amigas.

Nos encontramos riendo cuando mi celular suena, es un mensaje de texto de mi madre avisandome que está afuera esperándome en el auto.

Me despido de Nessa y salgo de la casa. Me topo con Wesley, él me mira con su sonrisa cínica que por lo que veo es algo muy típico de él.

-Nos vemos, Kelsey.

Me pongo un poco nerviosa, ¿realmente sabe mi nombre?

Lo miro pero no contesto. A él parece no importarle y entra a la casa como si nada, me percato que me quedé estática en mi lugar, comienzo a caminar al auto de mi madre.

-¿Quién era ese hombre? -pregunta mientras mira por el espejo retrovisor y da reversa para así salir del aparcamiento.

-Es un chico solamente, primo de Nessa.

-Deberías alejarte de él, Kelsey, sólo mira su aspecto, está todo tatuado, podría hasta robarte. -rode los ojos, mi mamá tenía un pensamiento tan tonto y superficial.- Tampoco me fio mucho de Nessa, ¿estaba su madre en casa?

Comienzo a retorcerme incómoda en el asiento, tendría que mentir.

-Eh sí, nos preparó botanas y todo. -no la volteó a ver, si la miro a la cara no podré siquiera mentirle.

-Si estarás trabajando con esta chiquilla todo el año y con ese vagabundo tatuado alrededor de la casa necesito al menos conocer a la señora, Kelsey, sabes que no me fío de la gente.

-Dios, ¿por qué eres tan desconfiada? yo no tengo la culpa de tus inseguridades, madre, comienzas a cansarme con tantas reglas. -ella me mira con la boca abierta, jamás le había hablado de esta manera.

-¿Qué te hace pensar que puedes cuestionarme de esta manera? -está que echa fuego, estoy segura que si no estuviera conduciendo me hubiera abofeteado.

-Sólo estoy cansada, perdón. -me resigno, es un cuento de nunca acabar el discutir con mi madre.

-Solo intento protegerte, sabes que eres lo único que tengo y te quiero. -baje la mirada, ella no mencionaba mucho a mi padre, desde que tengo uso de razón puedo contar con los dedos de la mano las pocas veces que lo menciona, no sé siquiera si realmente tengo un padre o sólo fui inseminación artificial.

Tomo su hombro y le doy un leve apretón, tiene razón, somos lo único que tenemos mutuamente; yo la tengo a ella y ella me tiene a mi, nadie más.

TUCKER.Donde viven las historias. Descúbrelo ahora