Odio quererte

5.2K 331 60

Vestuario de Alysha:

-----------------------------------------------

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

-----------------------------------------------

Cuanto más oscuro se hacía menos ganas tenía de salir de su habitación. Se había pasado todo el día mirando por la ventana, viendo a la gente pasar. Vivir. 

Alysha se dejó caer en la cama y resopló mientras contemplaba el techo de su cuarto. 

Pensando en nada en concreto, cerró los ojos y dejó que su mente la guiase hacia Alec. Como por arte de magia, unos polvos de color morado la cubrieron y sintió una especie de presencia cercana a ella. Alec. 

Se incorporó a toda prisa, con un presentimiento que latía con tanta fuerza como su propio corazón. 

Se aproximó sigilosamente al salón donde Magnus hablaba con Alec seriamente. 

-No he venido a beber Magnus- le estaba diciendo el moreno- ¿Tienes información...? 

-¿Del brujo que le lanzó el hechizo a Jocelyn?- completó el brujo con cansancio- Estoy investigando pero no terminamos la conversación que empezamos después del juicio. Sobre tu boda- especificó. Alysha frunció el ceño. 

-No hay nada de qué hablar- repuso Alec con dureza- Voy a casarme- eso se clavó como una puñalada en el corazón de la pelirroja- Tenemos un concepto de matrimonio muy distinto. Soy un Shadowhunter. Se trata de la familia, el honor, la tradición...- incluso Alysha arrugó la nariz ante esas palabras. 

-¿El honor?- cortó Magnus con incredulidad- ¿Es honorable vivir una mentira? 

-¿A qué te refieres?- inquirió el moreno. "Por el Ángel que a veces es lerdo" pensó Alysha, rodando los ojos. 

-¿Qué pasa con el amor?- preguntó Magnus con emoción en la voz. Alysha sonrió con ternura al escucharle hablar sobre ello- Hasta los Shadowhunters se enamoran- Alec apartó la mirada de los ojos de gato de Magnus- Y tus ojos no me mienten cuando veo de quién estás enamorado realmente. 

-Basta, Magnus, no...- el brujo posó su dedo índice en sus labios, haciéndolo callar. 

-No, no paro. ¿Crees que no me he dado cuenta de cómo la miras? ¿Que no he visto la forma tan natural que tienes de usar tu odio por ella para tapar lo que realmente sientes?

-Me saca de mis casillas- se defendió el moreno. 

-Y es lo que más te gusta de ella- contraatacó el Gran Brujo. Alec apartó la mirada, evitando la conversación. 

Magnus viró su cabeza hasta la puerta. Sonrió internamente al sentir la presencia de su amiga la ojiverde. 

-Recapacita Alec, te lo pido por favor- dijo el brujo, posando su mano en el hombro del moreno- Ahora he de irme a investigar sobre el hechizo de Jocelyn. Te llamaré cuando encuentre algo- cuando Alec fue a contestarle, el brujo ya se había marchado. Resopló y se llevó las manos a la cabeza, revolviendo su pelo oscuro. 

Two Different Hearts || Alec Lightwood [1] (EDITANDO)¡Lee esta historia GRATIS!